Sector Asegurador

Desarrollar pólizas inclusivas por el bien de América Latina y validar el rol del agente

Entrevistamos a Marvin Umaña, costarricense que hace poco asumió la presidencia de la Confederación Panamericana de Productores de Seguros (Copaprose), para enterarnos de los objetivos que perseguirá durante su administración.

Él identifica diversos desafíos relacionados con los cambios acelerados de la sociedad actual, que enfrentará desde su nuevo puesto: desarrollo tecnológico, modernización de productos, regulación, capacitación, apoyo a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU, impulso de pólizas inclusivas como medios indiscutibles del desarrollo de los países y validación del papel de mediador o productor de seguros como un eslabón imprescindible en la cadena de valor de las protecciones.

Marvin advierte que los agentes dejamos de ser vendedores para convertirnos en asesores profesionales en análisis de riesgos, por lo que nuestro deber no se reduce a conocer y dominar los seguros, pues abarca brindar a los consumidores asesoría oportuna y concientizarlos sobre la necesidad de implementar una gerencia de sus riesgos y prepararse para enfrentar todas las consecuencias de los eventos inesperados.

El desafiante panorama no asusta a nuestro entrevistado, sino que lo motiva a dar lo mejor de sí. Él se siente honrado y agradecido por la oportunidad de aportar un granito de arena a este maravilloso sector y sembrar las bases para el futuro de nuestra querida organización que en 2022 cumplirá 55 años de existencia.

El Comité Ejecutivo de la Copaprose está integrado por Elisabeth Vogt, Agustina Decarre, Jorge Suxo, Hugo Smith, Mario Rodríguez y Erika Herrera. Ellos junto con Marvin establecieron un plan de trabajo bianual que contempla, además de los retos ya mencionados:

  • La revisión integral de los elementos financieros, legales y administrativos de la Confederación, que incluye la indispensable actualización de los estatutos para adaptarlos a la nueva realidad digital.
  • El acercamiento a los afiliados, reforzado por los servicios de apoyo e información y por la capacitación en gerencia de riesgos y temas afines.
  • El ingreso de otras organizaciones a la Confederación y la consolidación de las relaciones de esta con otros organismos (WFII, IAIS, BIPAR, CILA, ASSAL y FIDES, por ejemplo).
  • El apoyo incondicional a Giulio Valz‑Gen, quien preside la Federación Mundial de Intermediarios de Seguros en representación de la Copaprose.

Las acciones planteadas en el plan buscan garantizar que la Confederación siga siendo el máximo organismo representante de los intereses de los productores de seguros de Iberoamérica.

Como el mercado asegurador costarricense se abrió a la competencia en 2008, Marvin considera que existe un modelo joven que se ha adaptado a las tendencias modernas de regulación y está muy orientado a la defensa de los derechos de los consumidores, en el cual 13 compañías reúnen casi 1300 millones de dólares anuales en primas e impulsan la primordial inclusión en materia de seguros, para cerrar la brecha de protección en un país muy expuesto a riesgos naturales. La compañía mexicana Quálitas es una de las aseguradoras pioneras en Costa Rica y ha aportado, además de dinamismo, un nuevo concepto de servicio.

El sector asegurador costarricense reaccionó de manera inmediata a la pandemia. Las empresas que manejan las líneas de vida y salud han otorgado cobertura a los usuarios con covid, lo cual ha sido muy bien visto por la sociedad. En cuanto al seguro de riesgos de trabajo, el Instituto Nacional de Seguros, único oferente de esta protección, ha brindado cobertura a quienes se contagiaron por razones laborales. En los seguros de propiedad y causalidad se ha mantenido vigente la exclusión por pandemia, como en la mayoría de los países a nivel mundial.

Para el nuevo presidente de la Copaprose, el futuro del intermediario de seguros depende de un cambio de mentalidad, pues debemos tener muy claro que la tecnología aporta medios o canales indispensables, pero que esta no significa el fin de nuestra profesión. Él afirma: “Debemos dejar a la tecnología y las máquinas las labores operativas, para destinar nuestro talento a la asesoría, el análisis de riesgos, la generación de confianza en el cliente y el cambio de los esquemas tradicionales que han creado una imagen no siempre positiva del seguro”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s