Visión Empresarial Y Seguros

Para tener más en 2022, requieres ser más.

Jorge Meléndez / Escritor, coach y consultor empresarial / jorgeamp63@mac.com / http://www.jorgemelendez.com.mx

¿Eres de los que nunca piden nada o de los que siempre están pidiendo algo? Si tuvieras que elegir entre cantidad o calidad, ¿cuál preferirías? El problema no es pedir ni mucho menos tener, sino creer que simplemente con hacer más se tendrá más, pues si esto fuera cierto muchas personas serían ricas. La realidad es que más chamba no significa necesariamente más dinero.

Quizás en algún momento ha dado vueltas en tu cabeza un asunto sin resolver. Puede ser una cuestión de salud, finanzas, relaciones interpersonales, dinerito extra, inversión o protección. Tal vez hay un seguro al que no acabas de decirle que sí o una decisión que debes tomar para desafiarte y comprometerte a ejercitarte, cuidar tu salud y nutrición o desarrollar tus intereses en nuevos ámbitos. ¿Qué es eso que, aunque no se lo digas a nadie, no puedes esconder de ti mismo? Piensa en eso. Regálate un par de minutos para fantasear, saborear y, sobre todo, sentir cómo sería tu vida si hoy resolvieras ese asunto.

Después de bajar de la nube, te asaltarán muchas dudas e ideas desalentadoras, como “va a conllevar esfuerzo”, “voy a tener que arriesgarme”, “la pérdida potencial es mayor que la posible ganancia”, “¿valdrá la pena?” y “no tengo el tiempo o el dinero”. Eso no es nuevo. Este tipo de voces, comentarios y creencias es más viejo que la humanidad misma. El problema real es que quieres más, pero crees que para ello requieres hacer más, porque estás entrenado para pensar y ver las cosas de esa manera. Si le preguntas a una persona, que hoy tiene lo que tú no, cómo lo ha logrado, es muy probable que te presente una solución muy diferente a la que te has dibujado. Tu error es negarte a admitir que un problema se puede solucionar de una manera distinta a la tuya, ya que eso te lleva a que, si no se hace a tu modo, te quedes estancado.

Algunos aseguran que a la gente no le gusta que le digan qué hacer, pero yo difiero de ello. Me parece que, en realidad, a las personas les disgusta que les digan que hagan lo que saben que no han estado dispuestos a hacer. Sin embargo, en la apertura mental comienza el proceso de crecimiento. En Colombia, cuando lograba tener este tipo de comunicación con una persona, tanto en el ámbito personal como en el profesional, se utilizaba la frase “se le metieron en el rancho”, con la cual se indicaba que dicha persona había permitido que yo interviniera en lo que no dejaba que nadie o casi nadie se metiera. En este punto de inflexión reside el verdadero crecimiento. Aquí es donde vive nuestro ser, donde no hacemos más, sino que somos más.

La puerta estará abierta para ser más durante este año. ¿De qué manera? Hay muchas alternativas para ello, por ejemplo: incursionando en una práctica espiritual, no religiosa; entrenando la mente; integrándose a un club de lectura; formando parte de un grupo de mentes maestras; leyendo libros que reten la forma de pensar; conviviendo con al menos dos personas que aporten desafíos; incorporando al círculo social al menos dos personas más brillantes; llevando el estado físico y mental del cuerpo a donde nunca antes ha llegado; desarrollando una habilidad desconocida; teniendo la disposición para fracasar y asumir la responsabilidad por ello; trabajando las habilidades blandas (escucha, empatía, humildad, perdón, asertividad y resiliencia, entre otras), y fomentando el pensamiento crítico.

Sí, implicará un esfuerzo, pero no se trata de desarrollar el intelecto, seguir una dieta efímera o demostrar la capacidad de retención de datos o información, sino de una forma de vivir. Esta es una oportunidad para ser más, no para seguir haciendo más. Todos queremos tener más de alguna manera, pero si tu método funcionara no estaríamos teniendo esta conversación. Así que es hora de hacer un alto y comprender que, aunque la acción no tiene reemplazo, una cosa es actividad y otra es efectividad. En otras palabras, es momento de aprender a ser productivo. Recuerda las sabias palabras de los grandes: “Menos es más”. No sigas desperdiciando tu energía, tiempo y vida. Da a los asuntos sin resolver el valor y la urgencia que merecen. Quizá en 2022 logres capitalizar tus esfuerzos. La forma de lograrlo es irrelevante, porque lo importante es el propósito de ser más, alcanzar la efectividad y conseguir aquello que siempre has deseado. ¡Bienvenido a tu nueva vida!

*Jorge Meléndez es un coach ontológico, miembro del John Maxwell Team. Por más de 25 años ha tenido la oportunidad de trabajar con más de 300 mil personas en más de 30 países y 80 ciudades. Su especialidad es desarrollar en la gente la mentalidad y los hábitos que necesitan para elevar su productividad y rendimiento. Vive en la Ciudad de México y ofrece sesiones virtuales y presenciales de coaching. Si quieres más información, comunícate al +55 1139 2095.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s