Visión Empresarial Y Seguros

El seguro a través de la pandemia: rumbo al tercer año de resiliencia

Laura Edith Islas Yáñez / Directora general, Revista Siniestro

En el marco del “Conversatorio Copaprose: Perspectivas del seguro iberoamericano 2022”, Recaredo Arias, exdirector general de la AMIS, nos habló del contexto de la industria aseguradora a nivel mundial, los impactos de la pandemia, la innovación tecnológica, el rol del agente y las expectativas del seguro durante 2022.

Panorama del seguro durante 2020

En comparación con 2019, América Latina experimentó un decremento de primas del 15.51%, que fue el mayor de todas las regiones del mundo; solo EUA y Canadá registraron un crecimiento en primas (2.1%); la participación de las primas en el PIB disminuyó en todo el planeta, sobre todo en Latinoamérica y Europa desarrollada, donde hubo un decremento del 6.7 y el 6.9% respectivamente; en América Latina, las primas tuvieron la menor participación en el PIB (3.1%), y en EUA y Canadá, tuvieron la mayor (11.8%). De esta forma, la región latinoamericana solo abarcó el 2.1% de las primas globales en 2020, alejándose aún más del pico registrado en 2013, cuando tuvo una participación del 3.8% a nivel mundial.

En comparación con 2016, Brasil disminuyó su participación en las primas emitidas en América Latina, del 46 al 42%, mientras que México experimentó un crecimiento, del 16 al 21%. Argentina y Chile, los otros dos países con mayor participación, tuvieron un decrecimiento del 11 al 7% y del 8 al 7% respectivamente.

En América Latina, los siete mercados de seguros más competitivos fueron los de Argentina, Chile, México, Colombia, Ecuador, Brasil y Paraguay, mientras que en Costa Rica y Uruguay se registró la menor competitividad.

Impactos de la pandemia en el seguro

Debido a la crisis sanitaria, las actividades del sector asegurador fueron consideradas esenciales, salvo en Asia, Oceanía y algunos países europeos, por lo que se ha observado una flexibilidad regulatoria de la industria aseguradora a nivel mundial, que se ha manifestado, en la mayoría de los países latinoamericanos, a través de los endosos que eliminaron la exclusión por pandemia de las pólizas de gastos médicos; la suspensión de plazos para renovación de cédulas, realización de ciertos trámites y presentación de reportes regulatorios; los procedimientos extraordinarios para la acreditación de nuevos agentes; la ampliación de plazos para cobro de primas, lo que ha ayudado a evitar la cancelación de pólizas, y la habilitación de medios electrónicos de autenticación y transacción comercial. Aunque algunos reportes se eliminaron, otros se exigieron para tener un control de la solvencia y las reservas técnicas de las compañías en América Latina.

De acuerdo con la Federación Mundial de Asociaciones de Seguros (GFIA, por sus siglas en inglés), que Recaredo Arias presidió de 2018 a 2020, las asociaciones internacionales implementaron acciones para ayudar a la población, mantener la continuidad de los negocios, atender las reclamaciones, facilitar las contrataciones y cuidar tanto la liquidez como la solvencia del sector.

En Latinoamérica, el lento ritmo de crecimiento, relacionado con las agitaciones sociales y los precios del petróleo, empeoró con la llegada del coronavirus, por lo que ahora esta región sufre un estancamiento e incluso un retroceso de 10 años, pues el largo aislamiento y la baja demanda de sus productos han contraído de manera importante su economía, lo cual se refleja en el decrecimiento de los diversos ramos del seguro, de los cuales el de autos es el más golpeado.

En los países donde los seguros privados han cubierto la pandemia, la siniestralidad se ha incrementado de manera importante. En México, por ejemplo, los casos de los ramos de vida y de gastos médicos han convertido la covid‑19 en el siniestro más costoso de la historia del sector asegurador mexicano, y el monto de este evento sigue creciendo.

Para enfrentar los desafíos generados por la crisis sanitaria, la industria aseguradora ha lanzado coberturas innovadoras tanto de vida y de salud, que abarcan covid‑19, como de ciberriesgos; variantes de seguros de vida con ahorro y de pensiones, y tanto productos personalizados de autos como opciones que cobran según el kilometraje conducido. Además, se está trabajando en el diseño de coberturas acotadas de pandemia como evento e incluso en la forma de cubrir ciertas pérdidas consecuenciales derivadas de este tipo de siniestros. Más allá de ello, se han creado productos para enfrentar el riesgo climático y la mayor frecuencia de fenómenos hidrometeorológicos.

Innovación tecnológica para superar los retos en el sector asegurador

Las aseguradoras enfrentan cuatro tipos de desafíos: la transición a una economía de servicios, la incorporación inteligente de los cambios tecnológicos, las necesidades de aseguramiento no detectadas o no atendidas y la revolución conductual e ideológica.

Puesto que la tecnología es un factor clave para abordar de manera productiva los retos, Recaredo se centró en este aspecto y afirmó que la industria debe cerrar la brecha digital y aprovechar tanto la tecnología como las nuevas formas de hacer negocios, para guardar la sana distancia, mantener un puente entre los seguros y los clientes, conocer a los consumidores, agilizar las operaciones, optimizar los procesos, mejorar el diseño, desarrollo y distribución de productos personalizados, combatir el fraude, impulsar una mayor inclusión financiera e incrementar la penetración del seguro.

El experto destacó que las insurtech ofrecen una atención cercana al cliente y abren las puertas a un mercado que busca productos distintos. De acuerdo con él, las alianzas serán cada vez más importantes para enfrentar “la amenaza de que los cambios disruptivos […] vengan desde afuera”.

Retos del agente

Las vertiginosas transformaciones que experimenta el mundo a diario obligan al agente a actualizarse de manera constante; atender la evolución de las necesidades y los hábitos de los clientes; adoptar la tecnología e invertir en ella; formar alianzas con las insurtech; prepararse para la omnicanalidad; esforzarse por mantener un papel preponderante en la intermediación de productos; explorar mercados; demostrar su relevancia a compañías y usuarios; incorporar cada vez más valores agregados a su propuesta de valor; mejorar tanto su actitud de servicio como su capacidad para asesorar, y diferenciarse.

Expectativas del seguro durante 2022

Se espera que el PIB mundial crezca 4.9% e influya en la recuperación de la industria aseguradora (3.6%) que también se verá beneficiada por la mayor conciencia de la población en relación con los riesgos y los instrumentos para enfrentarlos; sin embargo, los porcentajes dependerán mucho tanto de las nuevas olas de contagios como de las restricciones que se impongan.

De cualquier forma, se acelerará el proceso de cierre de la brecha digital, a lo cual contribuirán el desarrollo del comercio electrónico y la inversión en las insurtech; se mantendrá la presión sobre las aseguradoras, derivada de los intentos de activar los productos de pérdidas consecuenciales; se incrementarán las restricciones en el seguro de vandalismo, y aumentará tanto la demanda como la siniestralidad en el ramo de autos. Además, la industria aseguradora seguirá esforzándose por mantener los niveles de solvencia y señalar la importancia de replantear los sistemas y seguros de salud, para conseguir una eficiente colaboración entre el sector público y el privado.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s