Procuremos Juntos Tu Bienestar

Liderazgo en tiempos difíciles.

Gisela Arriaga

La crisis por la que atravesamos en este momento nos está poniendo a prueba, así que o nos renovamos y replanteamos lo que hacemos y cómo lo hacemos o sucumbimos ante la embestida de cambios que se avecinan en todas las áreas a nivel global, la cual apenas alcanzamos a entender. Esto es como un tsunami de dimensiones gigantescas. La ola está a punto de remontar y, si no nos ponemos las pilas, nos sacará del mercado de manera irremediable. No sé a qué te dediques, pero quiero decirte que la disyuntiva es muy clara: o te renuevas o te ahogas.

Salir de la zona de confort

O nos aplicamos en reinventarnos y remar contra corriente o nos paralizamos y nos aferramos a nuestra zona de confort o, peor aún, nos instalamos en una actitud de víctima, quejándonos de las nuevas circunstancias que parecen bastante inciertas.

En México, muchos sectores están padeciendo los efectos de la crisis, pero la actitud con la que se enfrenten los problemas hará la diferencia en la mayoría de los casos. Por un lado, estarán quienes se den por vencidos ante la embestida de este tsunami, se paralicen, se depriman y se nieguen a cambiar; por el otro, quienes vean la enorme ola como una oportunidad.

Reajustar nuestras metas

En primer lugar, tenemos que detenernos a evaluar y replantear nuestra actividad. ¿Dónde estamos en este nuevo escenario? De acuerdo con la respuesta, debemos reajustar nuestras metas, implementar los cambios necesarios y pensar en cómo vamos a enfrentar ese mundo que se muestra bastante diferente al que teníamos antes de la pandemia.

Einstein calificaba a las crisis como la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque conlleva progresos. Estos tiempos nos dan la oportunidad de reinventarnos y de sacar lo mejor que tenemos. Entonces, estamos ante una cuestión de actitud, pues podemos ver el vaso medio lleno o medio vacío y sentirnos víctimas de las circunstancias o proactivos y resilientes.

Los servicios están reinventándose de forma acelerada. Abogados, plomeros, arquitectos, consultores y muchos otros profesionistas utilizan las redes sociales para anunciarse; las universidades ofrecen cada vez más sus clases de forma virtual; los médicos dan sus consultas en línea, y la mayoría de los restaurantes ya se ha subido al tren de las aplicaciones móviles. ¿No es esto el inicio de una revolución tecnológica?

Perfil del líder en estos tiempos

Ante este nuevo panorama, ¿qué necesita el líder para salir adelante? En primer lugar, mantener la calma y el control emocional, pues no debe dejarse gobernar por las emociones, como el miedo, la preocupación, la ansiedad y la depresión, ya que estas pueden acabar con su fortaleza interior y eventualmente paralizarlo. El líder requiere emociones positivas, como la paciencia, la prudencia, la alegría y, en especial, la ecuanimidad, pues necesita controlarse ante los problemas y desafíos que conlleva este tiempo. También debe tener la capacidad de comunicarse de manera eficiente y asertiva con sus colaboradores y apoyarse en un plan de acción muy claro, que esté guiado por una visión, pues quien no sabe a dónde va no llega a ninguna parte.

Se espera que el líder no meta la cabeza en un hoyo, como el avestruz, pues si se esconde y deja llevar por el miedo transmitirá esto a su equipo. Si el líder enfrenta las circunstancias complejas con valentía, coraje y propósito, demostrando una actitud proactiva, de empuje, optimista y de esperanza en el futuro, y si hace sentir no solo que está a cargo, sino también que la empresa está a salvo con su liderazgo, los equipos y empresas irán hacia adelante y verán la crisis como una oportunidad para salir fortalecidos. En una palabra, el líder debe generar confianza y comprender que “la palabra convence, pero el ejemplo arrastra”.

El líder debe recordar las palabras de Charles Darwin, el padre de la teoría de la evolución: “Quien sobrevive no es ni el más fuerte ni el más inteligente, sino aquel que se adapta mejor a los cambios”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s