Autos

Digitalización, automatización y tecnología para contener costos y beneficiar a todos

Laura Edith Islas Yáñez / Directora general, Revista Siniestro

Entrevistamos al actuario Daniel Olivares, quien tiene una trayectoria de más de cuatro décadas en el sector asegurador, para que nos hablara sobre el panorama del uso de la tecnología en los seguros de automóviles y para que nos explicara en qué consiste la oferta de valor de su empresa, InfoBusiness.

De acuerdo con él, la evolución de la industria del seguro en términos de uso de tecnología se ha dado de forma reactiva y no preventiva. Ejemplo de ello es que, hasta que se presentó la pandemia, las compañías comenzaron a implementar la tecnología para operar a distancia y algunas aseguradoras del ramo de autos empezaron a evaluar los daños ocasionados por un siniestro a través de videos y fotografías capturados con el celular o la tableta del ajustador, haciendo que el proceso fuera más conveniente y cómodo para el asegurado. Sin embargo, la industria tendrá que digitalizarse todavía más.

Daniel señala que, en el ramo de autos, la insatisfacción de los usuarios aumentará debido al alza en los costos y la tardanza en la reparación de las unidades, lo cual está ligado a la inflación y la disminución de la productividad de la industria automotriz, pues cada vez hay menos autos nuevos y repuestos más escasos. Ante este panorama, la industria tendrá que pensar en cómo contener los costos, lo que implica una mayor digitalización tanto para estar al día sobre los mejores y más económicos proveedores de autopartes como para ahorrar en los procesos de ajuste.

Los modelos de análisis de siniestralidad, realizados por la empresa de nuestro entrevistado, indican que la mayoría de los siniestros automovilísticos tiene un costo promedio de 20 mil pesos, cuyo ajuste cuesta entre 100 y 200 dólares. Así que, de acuerdo con Daniel, las aseguradoras tienen la oportunidad de mejorar sus costos de ajuste, administración y control a través de la tecnología, como el machine learning que permite reconocer patrones, para automatizar procesos y evitar tanto la pérdida de tiempo como los gastos innecesarios a la hora de evaluar daños, lo que beneficiaría a los usuarios de las pólizas, porque las primas tendrían una menor carga, y a los accionistas de las compañías, porque el negocio sería más efectivo y eficiente. El actuario considera que esta área de oportunidad podría convertirse en una fortaleza que inspire al resto de la industria y cambie todos los modelos de evaluación.

Cuando pensamos en una aseguradora que debe atender a un millón de personas con un equipo de mil ajustadores, resulta evidente que, si la mitad de los siniestros es de bajo impacto y puede resolverse de manera automática, es posible enfocar más recursos en expandir el mercado. Por tanto, la tecnología permite una economía de escala, brinda agilidad y mejora la experiencia del usuario; sin embargo, exige inversión, mentalidad abierta al cambio y controles de seguridad para evitar el fraude. Además, el ajuste remoto de un siniestro requiere que todas las partes concurran en el entorno digital, lo cual todavía se debe trabajar bastante.

Para transformarse, las aseguradoras necesitan que sus sistemas de administración permitan ingresar las pólizas de manera casi instantánea; automatizar la evaluación del daño; compartir la información con los proveedores; tener espacios de trabajo colaborativo en la nube; aprovechar la telemática, que incluye a la telemetría, como una caja negra de avión, tanto para la oportuna prevención, detección y atención de siniestros como para el deslinde de responsabilidades; generar bases de datos funcionales; perfeccionar los modelos de evaluación de riesgos y precios; tanto erradicar con alertas los malos hábitos de conducción como fomentar los buenos con una protección y una prima acordes con el riesgo que represente cada asegurado; entender las claves del buen posicionamiento, y diseñar mejores soluciones que incorporen los beneficios de las diversas tecnologías existentes.

Teniendo en cuenta todo esto, Daniel fundó InfoBusiness en el 2000. Esta empresa se especializa en desarrollar tanto útiles soluciones telemáticas y tecnológicas como modelos predictivos, basados en algoritmos y bases de datos, que ayudan a las aseguradoras y los bancos a identificar la rentabilidad de los clientes, según el riesgo que representan, y mejorar la relación con ellos. En otras palabras, InfoBusiness ayuda a los negocios a transformarse de manera inteligente.

Nuestro entrevistado está consciente de que la evolución del sector no ocurrirá de la noche a la mañana, pero también está seguro de que no se debe posponer más tiempo, por lo que nos aconseja enfrentar los retos desde hoy, pasar de la reactividad a la proactividad, avanzar y no esperar a que alguien más decida dar el salto hacia la digitalización, la automatización y el uso eficiente de las tecnologías, pues solo así contendremos los elevados costos y nos beneficiaremos todos, tanto los que están del lado de la oferta como quienes se encuentran en el lado de la demanda.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s