Visión Empresarial Y Seguros

Riesgos y siniestros en torno a las cadenas de suministros

Eduardo Flores / Gestor certificado de riesgos y agente de seguros cédula C II / Certified Risk Manager, National Alliance USA

Las cadenas mundiales de suministros están sobresaturadas, en un punto de quiebre. La pandemia ha provocado la alta solicitud de algunos productos, la falta de personal y choferes, la carencia de componentes clave para las industrias y el aumento del precio de los fletes por los grandes picos de demanda. Decenas de grandes buques portacontenedores esperan varias semanas para cargar y descargar la mercancía, por lo que esta permanece acumulada en los puertos y aguarda que los camiones la desplacen. ¿Cómo nos afecta esta situación desde el punto de vista de la administración de riesgos? Te invito a que repasemos juntos los efectos.

Riesgos operativos

Este rubro abarca, por ejemplo, retrasos, penalizaciones e inventarios obsoletos. De acuerdo con un artículo, durante diciembre, los trabajadores de los puertos de Los Ángeles revisaron los contenedores para dar prioridad a aquellas cargas que aún podían comercializarse. Algunas mercancías eran para Halloween, temporada que ya había terminado, por lo que seguramente el dueño o comerciante de estas enfrentó una penalización relacionada con la falta de entrega del producto —si el pedido era para un cliente importante, como una cadena de supermercados o tiendas departamentales— y la penosa disyuntiva de rematar el inventario, para recuperar algo del dinero invertido, o almacenarlo durante diez meses, para aprovechar la siguiente temporada. Ambas opciones implican pérdidas.

Cabe resaltar que el tiempo de traslado casi se ha duplicado en las rutas marítimas más críticas y el transporte aéreo implica sobrecostos. Esto no solo afecta al usuario final, sino también a las empresas, ya que estas requieren el cumplimiento de ciertos pedidos para evitar que las líneas de producción se detengan. Además, la actual guerra entre Rusia y Ucrania produce una mayor tensión en la demanda de productos que se producían o procesaban en la región, como granos y fertilizantes.

Para mitigar estos riesgos y tener un plan de reacción ante su materialización, debemos utilizar la tecnología. El rastreo de los pedidos en tiempo real —ahora los proveedores ofrecen muchas opciones para ello, que incluso proporcionan avisos automáticos desde las torres de control logístico—nos permiten tomar decisiones inteligentes basadas en la información.

Riesgos puros

Cuando la cadena de suministros está trabajando bajo un estrés o una presión muy fuerte, las empresas empiezan a tomar decisiones que afectan los riesgos puros y aumentan la probabilidad de sufrir accidentes u omitir protocolos, como disminuir el descanso del personal, las tripulaciones de los barcos y los choferes o usar contenedores inadecuados. Un resultado de este tipo de decisiones equivocadas podría ser el elevado número de cargamentos que han caído en el mar durante los últimos dos años, pues tan solo el 30 de noviembre de 2020 el buque One Apus perdió alrededor de 1800 contenedores.

Otra mala práctica que las empresas comienzan a implementar es la relajación de los controles de seguridad o la no utilización de algunos, para entregar a tiempo la carga. Esto es aprovechado por las organizaciones criminales dedicadas al robo de mercancía, que cada vez son más sofisticadas y operan tanto dentro como fuera de México. En USA, por ejemplo, el robo de mercancía transportada en trenes de carga ha aumentado dramáticamente.

Por si las malas prácticas o decisiones equivocadas fueran poco, las autoridades no dan abasto a las necesidades de las cadenas de suministros, ya que algunas oficinas han estado cerradas o cuentan con poco personal debido a los contagios.

Un dicho norteamericano dice que una carga en reposo es una carga en peligro. Al final, el aumento del costo total del riesgo (daños, pérdidas y manejo) impacta a todos, incluyendo a embarcadores, aseguradoras y consumidores, así que es mejor contenerlo y recordar las palabras de Louis Allen: “Minimizar las pérdidas es tan provechoso como maximizar las utilidades”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s