Gastos Médicos Mayores

AON presenta su reporte global de tendencias de costos médicos

A inicios de mayo, Max Maggio, director comercial de AON en Latinoamérica, presentó un estudio sobre las tasas brutas y netas de tendencias de costos médicos, los principales factores que aumentan los precios y las iniciativas más comunes para mitigar los incrementos. Para la elaboración de este reporte, la información recolectada por las oficinas de AON en 108 países se combinó con la de las instalaciones centrales de la empresa. Aquí te presentamos los datos más relevantes que compartieron los especialistas en América Latina de esta compañía: el actuario y economista Carlos Ferreyra, el doctor Mario Roque y la doctora Natalia Guarín.

Hasta ahora, los planes de beneficios flexibles son una de las tres principales estrategias de mitigación de costos de seguros médicos, pero las iniciativas de bienestar, como el aumento de la actividad física, siguen siendo la medida más importante. Esto no debe causarnos sorpresa si consideramos que los mayores impactos en los precios provienen de las hospitalizaciones, los medicamentos con receta y los servicios médicos y que, aunque la siniestralidad crónica de las enfermedades respiratorias de otorrinolaringología y los trastornos pulmonares ha crecido y superado la de la diabetes, los principales factores de riesgo entre la población latinoamericana son la presión arterial elevada, la mala alimentación y el sedentarismo, que están muy relacionados con el incremento de casos de cáncer, enfermedades cardiovasculares y diabetes. Además, no debemos olvidar que la obesidad es la principal causa del incremento de siniestros en México, seguida por el sedentarismo, la malnutrición, la presión arterial alta y el incorrecto manejo del estrés. Por si esto fuera poco, precisamente la falta de actividad física y el manejo deficiente del estrés serán los principales factores de riesgo de aumento de costos de los seguros médicos en el futuro.

Tanto en 2022 como en 2021, la tasa de tendencia neta de los costos médicos ha sido del 5%, pero dicho porcentaje seguirá creciendo por la inflación general. La tasa de tendencia promedio de los costos médicos en 2022 es del 7.4%; en 2021, era del 7.2%. La tasa neta más alta (7.4%) se observa en Latinoamérica, pero no todos los países de esta región se comportan de la misma manera. La tasa de incremento superior al 8% se ve en México, Ecuador y Brasil, países que muestran un porcentaje mayor en comparación con el año anterior.

Los números reflejan la coyuntura económica ocasionada por la pandemia, porque la interrupción de la cadena de suministros, debido a la escasez de materias primas y los problemas logísticos, y la depreciación cambiaria de la mayoría de las monedas latinoamericanas producen una alta inflación general. Además, las tendencias de costos médicos se ven impactadas por las negociaciones de las empresas que están buscando de manera activa tanto descuentos como reducción de primas, para garantizar la sostenibilidad de los beneficios. Finalmente, aunque las nuevas tecnologías que facilitan la telemedicina y el telecuidado han sido un factor de contención y reducción de costos, los tratamientos y los medicamentos se han encarecido.

Aun con todas las medidas de prevención que ya conocemos, todavía hay picos relevantes de contagio y fallecimiento por covid-19 en algunos países, como Argentina, Chile y Perú, por lo que los efectos de la pandemia en las reclamaciones médicas continuarán durante 2022. Entre los factores que aumentarán los costos, se encuentran las reclamaciones de rebote, las reducciones en la fuerza laboral de las empresas con personal contagiado, las condiciones crónicas no tratadas de quienes descuidaron su atención médica, las secuelas de la covid-19, el incremento de las reclamaciones de salud mental, las vacunas, las pruebas y los equipos de protección personal para los proveedores de salud. Sin embargo, no todo es malo, pues también hay factores que disminuirán los costos, como las reclamaciones diferidas, los cuidados virtuales y el distanciamiento físico continuo que puede reducir la propagación de otras enfermedades y la búsqueda de atención.

La covid-19 tuvo un gran impacto en las tasas de tendencia médica de 2020 y 2021. La pandemia ha traído una importante reducción global del uso de los servicios de atención preventiva, ambulatoria, dental, visual y hospitalaria; sin embargo, la utilización de los servicios de salud mental y telesalud ha aumentado alrededor del mundo. Más del 70% de los países piensa que los niveles de uso serán más altos en 2022 y menos del 30% espera que sean iguales a los de los dos años anteriores. Existe la expectativa de una demanda aún mayor de servicios de salud mental a nivel mundial, sobre todo en las regiones de Asia-Pacífico, América Latina y el Caribe.

El impacto de la covid-19 varía según la respuesta de cada país a los confinamientos, la intervención del gobierno y la cobertura de los costos incrementales. La disminución de brotes mantendrá los costos por debajo de los niveles normales para el resto de 2022, pero se verán precios altos en aquellos sistemas de salud que sigan siendo afectados por el virus, ya que destinarán recursos al tratamiento y las medidas de protección del personal.

Para evitar escenarios negativos, se sugiere fomentar comportamientos positivos relacionados con la protección de la salud física y mental, el desarrollo de la seguridad financiera, la inclusión, la responsabilidad compartida, la comprensión y gestión de las expectativas o necesidades de los empleados, el involucramiento de la comunidad, la rápida adaptación y el florecimiento de la resiliencia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s