Sector Asegurador

Un aniversario más contigo: siete años de procurar juntos tu bienestar

Jorge Aarón Bonifacio Flores / Corrector, redactor y traductor /celerisfugatemporum@gmail.com

El pasado 28 de abril, la emblemática casona Blanco Colima recibió a todas las personas que eligieron acompañarnos de forma presencial o remota en el VII Aniversario de Revista Siniestro. Nuestra fundadora y directora general, Laura Islas, arrancó las actividades del día con más de 400 amigos conectados a través de Zoom y una lista de más de 900 asistentes registrados que habían solicitado la liga del evento y esperaban el acceso.

Norma Alicia Rosas, directora general de la AMIS, se enlazó con nosotros para dirigirnos un mensaje, del cual extraigo un fragmento: “Lau, hace siete años, tuvo un sueño que se vio materializado al fundar la primera revista que explica de manera muy cuidadosa casos reales de siniestros que se han cobrado con éxito, lo cual genera consciencia de la importancia de contar con un seguro… La revista es una herramienta muy interesante de aprendizaje… no solo para el usuario final, sino también para los agentes y aquellas personas que desean saber más sobre los seguros”.

Norma resaltó que, en México, “uno de los principales retos es incrementar el bienestar de la población y su movilidad social” y que, como “el seguro tiene un papel fundamental para este propósito, ya que mediante su cobertura y la dispersión de riesgos contribuye al desarrollo económico y social de las comunidades”, los contenidos claros y sencillos de Revista Siniestro han ayudado a, por ejemplo, reducir vulnerabilidades, cuidar la estabilidad financiera de los hogares, combatir la pobreza, acelerar la recuperación económica, aumentar la inclusión financiera, fomentar el ahorro y la prevención, generar mayores oportunidades, mejorar el acceso a los servicios de salud privados, administrar riesgos y cerrar la brecha de aseguramiento. Ella también recordó que la publicación mensual aborda temas de digitalización, mejora de la operación de las compañías y facilitación de herramientas para los agentes.

Por todo ello, la directora general de la AMIS reconoció el esfuerzo de Laura Islas y la felicitó por los primeros siete años de este sueño llevado a la realidad, augurándole un próspero y longevo futuro y enfatizando la importancia del equipo de la revista.

En seguida, nuestra fundadora expresó su felicidad por tener un evento híbrido después de que la pandemia nos mantuvo encerrados por dos años y agradeció a Dios por ello y por la vida. Luego, comentó que el siete es un número mágico para ella y todo llega en el momento indicado, por lo que estaba alegre de que fueran siete años de vida y catorce patrocinadores. Después, recordó que el último día en la oficina fue el 18 de marzo, pues empezamos a laborar de manera remota, lo que no fue sencillo para quienes se dedican a las relaciones públicas. Más tarde, confesó que se realizaron varios ajustes para continuar operando y circulando y que la revista permaneció e incluso creció en estos dos años por la gratitud con los conferencistas, el equipo de trabajo, los articulistas, los patrocinadores y los lectores; la humildad de reconocer que era necesario aprender a vivir con un nuevo entorno, y la firme convicción de servir y seguir difundiendo la cultura del seguro.

Laura Islas señaló algunos logros: se mantuvo la versión impresa de la revista durante toda la pandemia; en marzo de este año se volvió a distribuir de manera gratuita la edición física de la publicación en el corredor de Reforma; durante los últimos dos años se realizaron 30 webinars sin costo (80% gratuitos y 20% con patrocinadores), que reunieron a 12 mil agentes y se enfocaron sobre todo en temas  de carácter personal, aunque algunos abordaron cuestiones técnicas de Daños y Gastos Médicos; se apoyó a más de 5000 asesores de seguros obsequiándoles la suscripción digital por seis meses; se formó una alianza con Dictamed para lanzar el primer Diplomado de Gastos Médicos Mayores en línea; se fortaleció la presencia de Revista Siniestro en redes sociales, de manera que hoy tenemos más de 37 mil seguidores en Facebook; se editó un boletín semanal de cifras correspondientes a los siniestros de covid atendidos por el sector asegurador, para evidenciar la importancia del seguro y los agentes; se fortaleció al equipo humano con capacitación y desarrollo de habilidades, y se editó el libro de Carlos Zamudio, Catástrofes, siniestros y casos prácticos.

Nuestra directora general recordó que todos tuvimos miedo de contagiarnos de covid-19 y que desafortunadamente perdimos a muchas personas en el camino. Tras elevar una oración por ellos, agradeció a don Joaquín Brockman, requiescat in pace, por haber confiado en este sueño sin dudarlo y solicitó un aplauso para él.

Finalmente, además de dar la noticia de que en este año se lanzará un diplomado de Daños, ella expresó: “Somos una empresa bendecida y agradecida con ustedes por la confianza. Somos un equipo comprometido con la misión de hacer crecer la cultura del seguro a través de la narración de casos de éxito y ser un referente en la consulta de siniestros. De todo corazón, muchas gracias por estar aquí”.

Adriana Oropeza, nuestra directora editorial, tomó la palabra para agradecer tanto la compañía presencial y remota de los asistentes como la confianza de quienes han estado con nosotros a lo largo de estos siete años. Luego, compartió una frase de Stephen R. Covey, autoridad internacional en materia de liderazgo: “No se pueden recoger frutos cuando faltan las raíces. Este es el principio de la secuenciación: la victoria privada precede a la victoria pública. El autodominio y la autodisciplina son los cimientos de una buena relación con los otros”. Finalmente, presentó a los conferencistas Jorge Carbajo y Ángel Gómez Terrazas, quienes nos hicieron reflexionar y reír entre changos y mamuts (te hablo de sus conferencias en los otros dos textos que preparé para ti y se encuentran en esta edición).

Para cerrar el evento con todo, nuestro amigo y colaborador experto en Daños, Carlos Zamudio, presentó su obra y agradeció tanto a su socio y coautor, Saturnino Castillo, por el esfuerzo realizado como a los asistentes por invertir unos minutos en conocer este trabajo. Además, contó diversas anécdotas, entre las que destacó la que explica cómo conoció el proyecto de Laura, quiso convertirse en colaborador y logró su objetivo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s