Sector Asegurador, Seguros, Testimonios

Francisco Machado. El desarrollo del productor de seguros.

Laura Edith Islas Yáñez / Directora general / Revista Siniestro

Entrevistamos al venezolano, Francisco Machado P., quien es actualmente presidente de la Copaprose, y lo felicitamos porque, gracias a este cargo, pronto presidirá la Federación Mundial de Intermediarios de Seguros (WFII, por sus siglas en inglés). Esta última representa a agentes y corredores de 100 asociaciones nacionales de más de 80 países, permitiendo que las voces de más de 500 mil intermediarios profesionales se escuchen como una sola frente a las instituciones y los reguladores internacionales, que afectan sus negocios en todo el mundo.

Quise aprovechar esta ocasión para conocer de primera mano cuál es la situación del sector asegurador en Venezuela ante la problemática económica, política y social de este país. Francisco me ha revelado que “el mercado de seguros se sigue reduciendo”, ya que, por ejemplo, “antes una secretaria podía adquirir un carro pequeño y contratar tanto un seguro de salud como uno vehicular, pero hoy la capacidad de pago está mermada, así que nadie puede costear varias pólizas y muchos se han quedado solo con la de responsabilidad civil del auto”.

De acuerdo con él, la participación en seguros se ha reducido un 45% a nivel nacional y el mercado actual está conformado por 52 aseguradoras, 20 mil corredores de seguros y 320 brókeres. Francisco explica que los primeros dos grupos corresponden a la persona física mexicana o natural de América Latina, mientras que el último equivale a la persona jurídica latinoamericana o moral de México. También señala que la Superintendencia autorizó la dolarización de la compra de pólizas, para que los clientes no sufran, en el momento del siniestro, una devaluación o hiperinflación, lo cual impediría que la suma asegurada fuera suficiente para hacer frente a las pérdidas.

Después, le pregunté sobre los retos que enfrentaría la Copaprose al asumir la presidencia de la WFII, y su respuesta me ha dejado con grandes expectativas, ya que contempla la difusión de lo que se hace en América Latina en torno a la actualización de las regulaciones, la homologación de formatos, la concientización digital, la certificación de gerencia de riesgos y el intrusismo, entre otros temas.

Él resalta que, desde 2008, la Copaprose no estaba a la cabeza de la WFII y que esta es una excelente oportunidad tanto para nutrir la región como para climatizar la federación. Además, asegura que Latinoamérica es más cálido y que, aunque todos comercializamos los mismos productos, demostraremos qué estamos desarrollando en la región, es decir, en los 20 países de América Latina representados por la Copaprose.

En relación con las iniciativas en las que trabajará, declaró: “En un mercado que emplea cada vez más el entorno digital y la inteligencia artificial, debemos desarrollar regulaciones apegadas a la actualidad y homologar los formatos tanto de emisión como de reclamación de pólizas”.

Francisco afirma que los representantes de la ASSAL, la FIDES y la Copaprose están trabajando en estos aspectos, sobre todo con la intención de brindar una mayor satisfacción al cliente. Para crear conciencia de que el mundo digital exige decisiones y acciones, cuentan con un comité de tecnología, encargado de analizar cómo se comportan los avances tecnológicos dentro de los seguros y qué piensan los intermediarios sobre ellos; para estar más preparados, México, Argentina, Perú y Colombia están desarrollando una certificación de gerencia de riesgos.

En uno de los trabajos que publicó recientemente, Francisco habla del productor de seguros con pensamiento digital y señala que existen dos grandes preocupaciones que requieren acciones concretas: el intrusismo y el rechazo a la tecnología.

Con la primera se refiere a la comercialización de seguros a través de plataformas disruptivas, como las start-ups y las insurtech, que están a cargo de personas o entidades certificadas, pero no idóneas. Para abordar este problema, establece que las legislaciones de todos los países deben establecer principios, valores y excertas legales, que prevalezcan para salvaguardar la trasparencia del seguro, la confianza en él y la debida protección de los consumidores.

Con la segunda alude al escaso uso, por parte de los productores de seguros, tanto de los medios digitales como de las herramientas tecnológicas. De acuerdo con él, esta problemática ha impedido que nos desarrollemos plenamente y nos ha mantenido en un letargo, del cual solo saldremos cuando aceptemos que nuestro pensamiento y modelo de negocios debe enfocarse en lo digital.

Francisco se despidió con una promesa y un muy buen augurio: “Aun cuando dejaré la presidencia de la Copaprose, seguiré participando en las actividades de nuestra agrupación. Durante estos años, me he enfrentado a un mercado difícil, pero he demostrado que el que quiere puede. Para mí, la labor gremial es fundamental y el corazón a favor de nuestra profesión debe fortalecerse cada día”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s