Autos

La tranquilidad de tu cartera. Razones para contratar un seguro de automóvil

Por: Ricardo OCÁDIZ

Director general de Seguros Ocádiz Agentes de Seguros

En medio de la inseguridad de nuestro país, envueltos por el crecimiento del parque vehicular en los últimos años y ante las medidas que las autoridades han impuesto a los automovilistas que no circulan con una póliza, entre otros factores, debemos estar conscientes de lo importante que es contar con un seguro para nuestras unidades, ya que son el patrimonio de las familias o un activo importante para las empresas.

Cuida tu patrimonio

Si bien es cierto que muchas personas contratan su seguro de auto como parte de una obligación, con el principal objetivo de evitar multas o problemas con las autoridades correspondientes, ese sentido debe ser desplazado a través de una cultura de seguros y prevención para que se implante el significado de protección familiar, personal o empresarial.

NAZ_6468b77329694532b32438a99e3b5f4aTodos los que hemos adquirido un auto sabemos que en muchos casos nos hemos visto involucrados en financiamientos, arrendamientos o estrategias financieras, para comprarlo. Además, hay muchos casos en los que las familias asignan hasta un 30 o 40% de su ingreso total al pago de la mensualidad de un vehículo. Por tanto, podemos afirmar que un automóvil forma parte del patrimonio de una familia, más allá de la discrepancia entre si es una buena inversión o no por su depreciación y valor de reventa en el mercado.

Al adquirir un auto, se hace un gasto de muchos miles o cientos de miles de pesos, incluso millones, por lo cual es un error fatal no contar con un seguro que te brinde la tranquilidad ante un riesgo probable, como un robo, una colisión, una volcadura o una inundación, o ante la necesidad de servicios, como un cambio de neumático, una asesoría en un accidente vial, una asistencia de un abogado especialista en seguros o alguno de los múltiples beneficios que las compañías de seguros ponen a plena disposición de sus asegurados.

Hay que considerar que por ningún motivo habrá en el mercado otro producto o servicio que iguale o mejore todo lo que una aseguradora puede ofrecer, ya que ésta última tiene toda la estructura financiera, humana y de servicios especial e ideal para poder salvaguardar los intereses de sus clientes.

En muchos casos, los ahorros no pueden hacer frente a un siniestro. Empresas y familias han quedado en bancarrota por no invertir en una póliza de seguro y dejar a la deriva sus riesgos, cargando en sus espaldas todo el peso de un suceso desafortunado.

seguro autoSi aún estás analizando contratar o no una póliza de seguro para tu auto, pregúntate si tienes en tu cuenta de ahorro unos cientos de miles de pesos equivalentes al pago de un siniestro o unos 3 millones de pesos correspondientes a la cobertura mínima de daños a terceros. Si no es así, te invitamos a que busques a un agente de seguros profesional, certificado por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas, mismo que debe identificarse plenamente, para que te asesore en la contratación de la póliza de seguro para tu unidad, ofreciéndote las mejores tarifas, diversas opciones de aseguramiento y las coberturas ideales de acuerdo con tus necesidades.

Protege a los demás

Al adquirir un auto debemos estar conscientes de que la inversión de contratar una póliza de seguro debe estar contemplada en los gastos que se derivan de la compra de la unidad. Evitar incluir este concepto en tus gastos como empresa, persona o familia podría desequilibrar tus finanzas, ya que, cuando contratas un seguro de automóvil, te aseguras de tener las menores pérdidas posibles en un siniestro y, al mismo tiempo que blindas tus activos, proteges a terceras personas.

importancia_del_seguro_de_auto.png

Imagina que no tienes una póliza de seguro y enfrentas un siniestro donde causas daños por 25 mil pesos y lesiones a los ocupantes de la unidad afectada por 15 mil pesos. En ese momento, no dispones en tu cuenta del efectivo para poder pagar los daños y las lesiones. Esto provocará que las personas afectadas por ti tengan que verse inmersas en un conflicto legal, y afectadas económicamente.

No sabemos si esas personas se desplazaban por cuestiones de trabajo, personales, de negocios o de placer. Supongamos que se trataba de un viaje familiar, ¿te imaginas lo que significa pausar o incluso posponer tus vacaciones por una persona que ni tiene seguro ni puede hacerse responsable de los daños que ocasionó? Ahora, en vez de llegar a su destino y descansar, tendrán que ir al Ministerio Público, presentarse ante un juez, soportar un proceso estresante, perder tiempo y enfrentar las pérdidas económicas que esto generará tanto para ellos que resultaron afectados como para ti que fuiste el responsable.

Ahora imagina que sí cuentas con una póliza de seguro: tomas el celular, llamas y reportas el siniestro; el ajustador llega, atiende el caso y entrega las órdenes para atención médica y el pase para reparación; todo concluye en un par de horas por mucho.

Finalmente, imagina que el afectado eres tú, tu familia o tu empresa, ¿te agradaría que el responsable no pudiera hacerse cargo del daño de forma inmediata? Si no es así, empieza a difundir la cultura del seguro y busca las mejores opciones para ti y tu patrimonio.

Cambiemos el chip: el seguro es una inversión, mas nunca un gasto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s