Amasfac

La importancia del sector afianzador en México

El sector afianzador mexicano es fundamental, no sólo para quienes lo integran sino para todos los profesionales de la intermediación en México.

Para explicar su relevancia, hemos de considerar el ámbito donde la fianza tiene mayor participación: la obra pública que realiza el Gobierno para generar bienes y servicios a favor del pueblo, lo que requiere que el manejo de los recursos públicos que se destinen para ello, a través de los mecanismos de inversión con los que cuenta el Estado, se encuentren debidamente garantizados.

Nos referimos a garantizar los anticipos otorgados, el cumplimiento de las obligaciones y la buena calidad de las obras o servicios que se otorgan y el medio por excelencia para garantizar dichas obligaciones, es la FIANZA, misma que es operada por instituciones especializadas en la materia, autorizadas, vigiladas y supervisadas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a través de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas.

Las instituciones de fianzas han acompañado a la Administración Pública durante más de 123 años, como fiador de los proveedores y contratistas, asumiendo responsabilidades bajo un estricto análisis de las capacidades técnicas, financieras, legales e incluso morales, de aquéllos; con el propósito de dar certeza en el cumplimiento de sus obligaciones.

El sector afianzador ha asumido responsabilidades equivalentes al 4% del PIB, lo que se traduce en que ha tenido participación en contratos cuyos montos suman alrededor del 14% del indicador citado.

Una de los principales propósitos del sector afianzador, es dar certeza de que el fiado dará cabal cumplimiento a sus obligaciones que asume frente al Estado; lo cual ha realizado exitosamente considerando que, en promedio, un 99% de las responsabilidades que asume en los contratos respectivos, se cumplen.

Lo anterior lleva a resaltar que aquellos contratos que pasan por el tamiz del sector afianzador, tienen un alto grado de certeza respecto de su cumplimiento, dando con ello confianza en el desarrollo en conjunto de los sectores público y privado.

El sector afianzador se convierte en un aliado eficaz para garantizar el cumplimiento de obligaciones e inhibidor del incumplimiento.

Del 1% que implica los casos de incumplimiento por los cuales el beneficiario procede al reclamo de la garantía, cabe mencionar que un gran porcentaje de ellos, llegan a solucionarse gracias a la intervención de las instituciones, otros, son materia de pago y en su caso de controversia siguiendo los procedimientos establecidos en la ley.

Desde luego, es importante destacar la labor del agente profesional de fianzas, quien es un factor fundamental en el adecuado cumplimiento de la actividad fiadora, pues él es quien conoce en principio, al obligado principal y su primer análisis sobre las capacidades técnicas, financieras, legales e incluso morales del fiado suman y robustecen la operación de suscripción de responsabilidades; con lo que se aporta certeza al beneficiario de que las obligaciones que se asumen frente a él, serán debidamente cumplidas o en su caso habrá un fiador que honrará su obligación fiadora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s