Vida & Retiro

Pensiones, entre el seguro social obligatorio y la contratación voluntaria de productos de retiro

Alejandro Turner Hurtado, el nuevo presidente del Colegio Nacional de Actuarios, nos compartió algunas opiniones sobre la situación de las pensiones en México. Entérate aquí de qué nos contó en la entrevista que le hicimos.

¿Hacia dónde va el mercado de pensiones en México? ¿Qué retos deberá enfrentar?

En el ámbito público, los sistemas de pensión han tenido graves problemas financieros y actuariales, lo que ha llevado a algunos a tener falta de liquidez. Gracias a que los actuarios participamos en la valuación de la solidez de estos sistemas se han detectado muchas áreas de oportunidad. Nosotros medimos, diagnosticamos y proponemos soluciones.

Aunque se han presentado reformas, los cambios todavía no son suficientes; sin embargo, representan un paso importante. Una de las modificaciones recientes más trascendentales es la correspondiente a la disminución de las semanas de cotización, de 1250 a un máximo de 1000 en 2031, para conseguir la jubilación. Otro cambio muy relevante está relacionado con el monto de las pensiones, ya que era insuficiente debido a que las aportaciones mínimas obligatorias eran muy bajas.

La propuesta que los actuarios presentamos para la reforma era mucho más completa. Aunque se tomaron algunos elementos de ella, muchos aspectos, como la creación de un solo sistema nacional de pensiones, quedaron en el tintero. Así que seguiremos trabajando para que estos pendientes lleguen a buen puerto. Es preocupante que el presupuesto de la federación destine casi el equivalente a la recaudación de IVA para pagar las pensiones corrientes y que la cantidad siga creciendo cada año entre un 8 y un 10 por ciento.

En el ámbito privado, los planes de pensiones no han crecido como quisiéramos, pues las empresas no están dispuestas a dar más beneficios a los trabajadores y menos en medio de la crisis que estamos experimentando. Sin embargo, creemos que existe la posibilidad de que en el futuro esto cambie, pues se está insistiendo en que un buen plan de retiro brinda al beneficiario no solo cierta tranquilidad, sino también la motivación necesaria para aumentar su productividad y tener ganas de permanecer en la empresa.

Estamos conscientes de que el ecosistema laboral ha cambiado. Muchos jóvenes trabajan de forma independiente. Así que también existe el reto de concientizar a la población sobre la importancia del ahorro para evitar la pobreza y enfrentar las contingencias asociadas a la vejez.

Durante la pandemia, ¿qué ha sucedido con los productos de retiro ofrecidos por las aseguradoras?

Tanto los productos individuales como los colectivos se han mantenido. Ambos tipos gozan de las respectivas ventajas fiscales establecidas en la Ley del ISR, como la deducción de una cantidad importante de los ingresos —‍hasta casi 160 mil pesos anuales‍— en el caso de los individuales. Además, las aseguradoras pueden conseguir un rendimiento real con las reservas de estos programas.

¿Por qué los mexicanos no han desarrollado el hábito del ahorro?

Esto ocurre en todo el mundo. Se trata de un problema universal y muy antiguo. Nuestra especie busca resolver el aquí y el ahora, no prever para el futuro. Incluso los animales que sí guardan recursos, como las ardillas, lo hacen a corto plazo. Experimentos conductuales con seres humanos de diversas edades demuestran que preferimos un beneficio menor inmediato en lugar de uno mayor con el tiempo. No existe la racionalidad que debería haber.

Hay un problema social grave que se desprende de esto: la pobreza en la vejez. Por eso existen los seguros sociales, mecanismos para obligar a la gente a ahorrar y enfrentar sus contingencias. Como se sabe que las personas no guardarán parte de sus ingresos, se les retiene un porcentaje de estos para que esté disponible en el futuro. Esto seguirá así porque la gente no ahorra por sí misma. Incluso quienes tienen una mayor preparación prefieren elevar su nivel de vida en lugar de prever. También existen muchos sectores que, aunque quieran, no cuentan con los recursos para generar una reserva, porque el ahorro es un excedente que no poseen.

Así que debemos trabajar en generar una cultura de prevención, fortalecer los programas de retiro e implementar mejoras para que la población tenga pensiones adecuadas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s