Vida & Retiro

¿Me pueden suspender mi pensión por viudez si me vuelvo a casar?

Iván Navarro Morales / Twitter: NMIM4218

Estimado lector, en meses anteriores abordamos diversos aspectos relacionados con la pensión de viudez derivada de la muerte de una persona asegurada por el IMSS. El derecho a esta se establece en nuestra Constitución y en diversas leyes mexicanas de seguridad social. Aunque esta prestación no caduca con el transcurso del tiempo (carácter inextinguible), ya que es considerada un derecho humano y por tanto no puede fenecer, nunca falta un pretexto injusto para evitar su pago, como el argumento legal de que la persona pensionada por viudez deja de merecer el dinero al casarse de nuevo. Este es el tema que trataremos hoy.

Para tener derecho a una pensión por viudez, sin importar que se trate del régimen de 1973 o de 1997, la o el solicitante debe demostrar el legítimo vínculo matrimonial o comprobar la relación de concubinato con una persona asegurada fallecida que haya cotizado al menos 150 semanas (tres años) y haya tenido sus derechos vigentes al momento de su muerte. En caso de fallecimiento por accidente de trabajo, será suficiente que la persona asegurada haya cotizado un solo día, en cuyo caso se paga una prestación al 40%. La pensión por viudez también puede reclamarse si la pareja, al momento de la muerte, ya gozaba de una pensión por retiro (cesantía o vejez) o invalidez (temporal o definitiva), en cuyo caso se paga al 90%.

De acuerdo con la ley, si una persona pensionada por viudez contrae matrimonio, el IMSS tiene el derecho de extinguir su obligación de pago de la prestación, después de otorgar una indemnización de 36 meses. Aunque esto es legal, no deja de ser injusto, pues recordemos que ambos adjetivos no necesariamente van juntos. Hace muchos años, por ejemplo, la esclavitud era legal, a pesar de ser injusta, y tuvo que pasar mucho tiempo para que fuera considerada ilegal.

La suspensión de la pensión por viudez derivada del acto de contraer nuevas nupcias es injusta e ilegal desde el punto de vista de los derechos humanos universales, ya que provoca un agravio a la persona viuda al obstaculizar su derecho al libre desarrollo de la personalidad. Además, más allá de lo que establece la Ley del IMSS, a lo largo de su trayecto laboral, la persona asegurada fallecida cotizó y pagó un seguro de vida, con lo cual obtuvo un beneficio que heredó a la persona beneficiaria. Así que, una vez otorgada la pensión, no debería ser retirada y mucho menos por un pretexto tan ruin.

Impedir que alguien rehaga su vida bajo la amenaza de suspender sus ingresos (pensión por viudez) no debería estar permitido, puesto que esta acción no solo transgrede los derechos humanos, sino también el artículo 1 de nuestra Constitución, pues este prohíbe todo trato diferenciado que sea motivado “por origen étnico o nacional, género, edad, discapacidades, condición social, condiciones de salud, religión, opiniones, preferencias sexuales, estado civil o cualquier otra [causa] que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas”.

Por tanto, las disposiciones que permiten suspender la pensión por viudez son inconstitucionales, ya que al condicionar un legítimo derecho atentan contra la libertad, el principio de no discriminación y la dignidad de la persona viuda, pues es lógico que para esta la pensión significa su vida, ya que de ella depende su subsistencia e independencia, sin importar que se vuelva a casar o no.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s