Testimonios

Seguros Atlas: un longevo testimonio de resiliencia y permanencia a 80 años del comienzo

Este año, Seguros Atlas celebra ocho décadas de permanencia en el sector asegurador mexicano. Rolando Vega Sáenz, su director general desde 1984, está muy entusiasmado y contento porque pocas compañías conservan su nombre y esencia original, debido a que se fusionan o son adquiridas, y porque la empresa que dirige ha logrado superar multitudes de obstáculos sin verse obligada a claudicar.

Historia de Seguros Atlas y Rolando Vega Sáenz

Los antecedentes de Seguros Atlas se remontan al Consorcio Financiero Atlas (Banca Confía), donde Rolando fue director de 1971 a 1984. Esa semilla inicial fue fundada en 1932 como Banco Azucarero y dio vida a las demás empresas del grupo: la afianzadora en 1936, la aseguradora en 1941, la arrendadora en 1978 y más tarde otras que ya desaparecieron.

En 1982, debido a la mala decisión de nacionalizar la banca, que tomó López Portillo, se perdió el control de Confía. A pesar de ello, como Rolando es contador público y había trabajado más de una década allí, siguió laborando en el banco por dos años, pero ya nada fue igual, así que finalmente renunció. Puesto que el gobierno puso a la venta las empresas no bancarias, como la afianzadora, la aseguradora y la arrendadora, la mayor parte de los accionistas fundadores le recompraron el porcentaje que estaba bajo su poder, un 25% de participación. En ese momento, Rolando es invitado a integrarse a Seguros Atlas como director general, pues los accionistas eran los mismos del banco, antes de la nacionalización, y su papá, fundador de esta institución, había sido el director de Confía.

Comparada con el banco, Seguros Atlas era una empresa chiquita en aquel tiempo, que apenas tenía la quinta parte de los empleados de Confía. Rolando aceptó el cargo porque creyó que sería fácil dirigirla, pues no previó que la aseguradora se encontraba en crisis debido a que la nacionalización había provocado incertidumbre y falta de negocios provenientes del banco, y porque pensaba que volvería a lo que hacía antes cuando se reprivatizara la banca. Al final, Rolando se involucró tanto en el desarrollo de la compañía que no abandonó los seguros, aunque la reprivatización ocurrió casi una década después. Además, él fue creciendo dentro del gremio, pues, por ejemplo, ha sido vicepresidente de la AMIS en tres ocasiones, incluyendo la administración actual, y presidente de la misma dos veces.

Entre los momentos importantes que ha vivido Seguros Atlas, Rolando resalta:

  • 1941. Nace la aseguradora gracias a la iniciativa de un grupo de inversionistas encabezados por Aarón Sáenz.
  • 1946. La compañía ayuda a fundar Seguros El Potosí al convertirse en accionista.
  • 1954. La empresa entra al ramo de accidentes y enfermedades.
  • 1984. Seguros Atlas vuelve a ser una compañía completamente privada al retomarse la participación que conservaba el Estado en ella.
  • 1994. Al entrar en vigor el Tratado de Libre Comercio, la aseguradora se asocia con una compañía extranjera que aportaba el 30% del capital, para prevenir cualquier desafío futuro e incrementar los recursos.
  • 2007. Aunque la sociedad produjo muy buenos resultados al principio, la compañía extranjera empezó a experimentar muchos cambios, por lo que se adquirió su participación en Seguros Atlas.

Ayer y hoy del sector asegurador mexicano

De acuerdo con Rolando, la evolución del sector asegurador ha sido total y drástica. Cuando surgió la AMIS en el México posrevolucionario, unos años antes que Seguros Atlas, esta industria y los bancos nacionales eran incipientes, por lo que parecía un club de menos de diez instituciones. Ahora la AMIS forma parte del Consejo Coordinador Empresarial, pues es uno de los organismos más importantes del sector privado e integra a más de 80 organizaciones.

Mientras que, cuando todo iniciaba, las primas no representaban ni el 0.5% del PIB, hoy representan alrededor del 2.5%. El sector asegurador ha crecido el doble de lo que ha aumentado el PIB en los últimos años. Este desarrollo, a pesar de ser acelerado, está muy por debajo del registrado en otros países. El potencial de crecimiento del sector ha atraído el capital extranjero desde hace mucho tiempo y ha provocado adquisiciones de aseguradoras mexicanas o apertura de compañías. Algunas instituciones han perdido su nombre al fusionarse y pocas, como La Latinoamericana y Atlas, lo han conservado.

La competencia ha impulsado la creación de mejores productos, el perfeccionamiento de la atención adecuada, la minuciosa selección del personal y la actualización constante, entre otras cosas, lo cual es bueno para el consumidor.

Incansable penetración del seguro en México

Para Rolando, la labor de generar conciencia y lograr una mayor penetración del seguro nunca acaba, pues la meta siempre es ir más allá, pero es innegable el avance que se ha logrado en la cultura de prevención. Él identifica dos factores clave que promueven u obstaculizan la adquisición de una póliza, dependiendo de si están presentes al mismo tiempo o no: la educación y la economía. Si alguien quiere protegerse, pero no tiene dinero, buscará cubrir sus necesidades básicas de subsistencia y no comprará un seguro; si cuenta con los recursos, pero no con el interés, tampoco gastará en una protección, y si no posee ninguno de los dos aspectos, ni hablar.

Por eso el sector asegurador mexicano trabaja de manera constante en la divulgación de las bondades del seguro; la concientización de la población en relación con los riesgos; la identificación de necesidades; el diseño de productos; el fortalecimiento económico de las compañías; la inclusión en los seguros; la capacitación constante de los participantes, y la profesionalización del agente.

Fortalezas de Seguros Atlas

Alrededor de 32 aseguradoras competían cuando Rolando asumió la dirección de Seguros Atlas, de las cuales esta compañía ocupaba el lugar 22 o 24. De las actuales 73, la institución se encuentra entre las 13 primeras. Esta empresa es la tercera aseguradora nacional en tamaño y ocupa muy buenos puestos en los ramos de daños, accidentes y enfermedades, autos y vida.

Si tomamos en cuenta las cifras, resulta interesante saber qué llevó a Seguros Atlas de la crisis a la prosperidad y del peligro de extinción a la longeva permanencia. A propósito de ello, Rolando identifica varios cambios, algunos de ellos forzados y otros planeados:

  • Relaciones comerciales con agentes independientes. Para contrarrestar la dependencia de la aseguradora al banco que ya no le proveía negocios, se incorporó una fuerza de ventas importante y autónoma. Así fue como se desarrolló la cultura de crecimiento de la mano de los intermediarios independientes.
  • Personal calificado y comprometido. Para avanzar y llegar hasta el punto actual, se contrató gente joven con las actitudes apropiadas y los conocimientos, las capacidades y los estudios suficientes, provenientes de todas las carreras.
  • Capacitación constante. Se estableció la formación continua como factor clave de éxito. Cursos internos y externos, dentro y fuera del país, han llevado a otro nivel al sólido equipo de actuarios, abogados, contadores, mercadólogos y demás talentos.
  • Expansión productiva. Al inicio, fue imposible evitar el recorte de personal, ya que la situación de la aseguradora era extremadamente difícil. Sin embargo, la recuperación paulatina y el posterior crecimiento sostenido han permitido que Seguros Atlas tenga 1500 corazones trabajando con un mismo objetivo, seis veces la cantidad de colaboradores que tenía en 1984, y cubriendo 55 oficinas a nivel nacional.
  • Participación activa en la AMIS. Formar parte de la asociación no solo ha brindado a Seguros Atlas la satisfacción de ayudar a desarrollar el sector, sino también una experiencia invaluable que la ha beneficiado.
  • Experiencias con empresas internacionales. La aseguradora siempre ha reconocido la importancia de acercarse a las compañías extranjeras con más experiencia para ver cómo evoluciona el mundo del seguro y crear relaciones comerciales con ellas.
  • Trabajo. La compañía Seguros Atlas, por supuesto, nunca se ha detenido, pues desde su fundación ha honrado a la gente que ha depositado su confianza en ella, a través de esfuerzos continuos y perseverancia.
  • Competencia inteligente e innovación. Seguros Atlas es una de las pocas compañías multirramo en México. La competencia impulsa a la aseguradora a actualizarse, perfeccionar la atención y mejorar productos o diseñar nuevos, pues no se queda en una simple guerra de tarifas. En la actualidad, por ejemplo, la digitalización, la optimización de procesos, la reducción de tiempos y la oferta de productos específicos, como Atlas por Kilómetro, forman parte de esta competencia y de las áreas de oportunidad para la innovación.

Agentes, los ojos reveladores de Seguros Atlas dentro del sector

Para Seguros Atlas los agentes son vitales, pues son su razón de ser. Más del 90% de las ventas de la aseguradora se da a través del canal tradicional representado por ellos. Rolando resalta que la compañía se debe a los intermediarios porque nada avanza si estos no confían en ella. Los más de mil socios activos que integran la fuerza de ventas de la empresa son quienes cuidan y asesoran al cliente. La mayoría de ellos está ampliamente capacitada, cuenta con carrera y es innovadora.

La razón de establecer relaciones comerciales con agentes independientes es conocer la actualidad del sector y medir la competitividad de Seguros Atlas, puesto que no son exclusivos de una compañía y ofrecen una retroalimentación.

Compromiso atemporal de Seguros Atlas

Ante el futuro promisorio y desafiante del sector asegurador mexicano, Seguros Atlas nos recuerda que no pretende ser la compañía más grande en tamaño o la empresa número uno en ventas, sino la mejor. Por eso seguirá luchando para mantenerse como nacional, permanecer al menos otros 80 años y proteger los intereses tanto humanos como materiales de los mexicanos a través de soluciones hechas a nuestra medida.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s