Sector Asegurador

Nuevas formas de suscripción

Antonio Luis Pérez-Verdia Alarcón

Exvicepresidente de Amasfac Querétaro, agente de seguros y licenciado en Administración de Empresas con especialidad de Finanzas

Imagínate que una persona te solicita un seguro de gastos médicos mayores individual que incluya consultas y exámenes preventivos, pero durante la entrevista te comenta que cambió de género y que, aunque su nombre de nacimiento es Adolfo, ahora se llama Esmeralda. ¿Qué información del cliente recabarías?, ¿cómo evaluarías la aversión al riesgo?, ¿de qué manera negociarías la póliza con la aseguradora?, ¿qué costo le darías al cliente, uno para género masculino o uno para femenino?, ¿qué coberturas del seguro se aplicarían?, y ¿qué otros temas tendrías que considerar? No es lo mismo un cambio de género que uno de nombre. Aquí te dejo algunas cuestiones que debes considerar al enfrentar un caso como el que te propongo.

En primer lugar, averigua si el cambio de género solo se dio en el nombre o involucró una intervención física, quirúrgica o biológica. En cualquiera de los dos casos, es probable que la aseguradora solicite un examen psicológico, lo cual no es un tema de discriminación, sino de evaluación de suscripción. Si hubo una operación, se necesita la carta clínica que describa, por ejemplo, los procedimientos o los tratamientos hormonales y el expediente integrado por cada médico involucrado, donde se informe el proceso de cambio desde el primer día y se determine tanto la condición física actual de la persona como los tratamientos necesarios en caso de que existan.

En segundo lugar, la regla 32.1.9 de la Circular Única de Seguros y Fianzas (CUSF) indica que, al vender un instrumento, los agentes y apoderados deben evaluar las necesidades potenciales del usuario, haciendo un análisis de su perfil y aversión al riesgo. Por tanto, te sugiero que en la entrevista de evaluación identifiques el grado de riesgo de la actividad de tu prospecto, de acuerdo con el cuadro 1.

Además de informarte sobre la actividad laboral del prospecto e identificar el riesgo que esta implica, te aconsejo realizar aquellas preguntas que te permitan completar el cuadro 2.

Finalmente, te recomiendo ratificar la fecha de nacimiento del prospecto, ya que la SCJN ha establecido que las personas pueden pedir la corrección de sus actas de nacimiento para asentar una edad menor o mayor a la de los registros oficiales. Para ello, los interesados solo deben demostrar que no tienen intenciones fraudulentas o de mala fe y que se han conducido en público y privado, por un periodo prudente, significativo, continuo, ininterrumpido y permanente, como si tuvieran esa edad, de manera que asocian su identidad con ella y su entorno social así los identifica. Este criterio responde a que la verdad personal o identidad se construye durante toda la vida y abarca aspectos que van más allá de la verdad biológica, por lo que es posible el cambio de género o de edad en el acta de nacimiento, sin la necesidad de presentar una orden judicial ni de probar algún tratamiento o procedimiento de cambio de sexo (puedes ver la noticia en https://rebrand.ly/ModActaEdadMXSCJN).

Ahora, ¿te sientes más capaz de atender y asegurar a quienes deciden cambiar su género?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s