Seguros

Seguridad social, el derecho que jamás caduca

Iván Navarro Morales / Twitter: NMIM4218

Estimado lector, probablemente te has preguntado en algún momento si tu seguro de vida o de auto ha caducado, lo que sin duda te ha preocupado porque te imaginas el estado de indefensión en el que te encontrarías si tu póliza venció y te ocurre un siniestro. Por fortuna y por increíble que parezca, existe una protección que no caduca con el transcurso del tiempo, a la que se puede recurrir incluso si el evento dañino ocurrió hace mucho: el seguro social. Hoy te hablaré de algunas cuestiones en torno a esta protección, que son muy poco conocidas por los derechohabientes.

El derecho al seguro social y a sus múltiples beneficios es para todas aquellas personas que en algún momento fueron sujetas de aseguramiento, como empleados, obreros, socios de cooperativas y trabajadores independientes que pagaron de manera voluntaria su cuota. Todos ellos están cubiertos ante las eventualidades del día a día, como los accidentes laborales sufridos en el trayecto de la casa al trabajo o viceversa, y tienen derecho a una pensión por invalidez en caso de enfermedad o a una de cesantía o vejez si ya no pueden laborar debido a una edad avanzada. Por ley, estos derechos adquiridos se pueden exigir en cualquier momento.

Estamos acostumbrados a que tenemos un tiempo limitado (un año o dos, por ejemplo) para cobrar un seguro; sin embargo, en materia de seguridad social esto no es así, ya que los derechos correspondientes se consideran inextinguibles. Para aclarar esto, pensemos en dos supuestos:

  • Monse Torres es una trabajadora que sufrió un accidente laboral en 2009, por el cual perdió un ojo. Debido a causas ajenas a ella, no solicitó de inmediato el pago de pensión por riesgo de trabajo. Ahora, en 2022, se dispone a realizar los trámites necesarios para cobrar dicho beneficio. Aunque es muy probable que al principio su solicitud sea negada bajo el argumento de la caducidad y prescripción por el tiempo que dejó pasar, Monse puede conseguir que le paguen su pensión si logra acreditar que, cuando ocurrió el accidente, ella se encontraba vigente y que la pérdida del ojo sucedió cuando estaba realizando las funciones de su trabajo.
  • La señora Wendy Vital es una persona de más de 55 años de edad, que tiene cáncer desde hace 7 años y desde entonces ya no cotizó en el seguro social. A pesar de que ha pasado mucho tiempo desde que dejó de pagar sus aportaciones, ella puede reclamar su pensión por enfermedad si logra acreditar que, cuando se desarrolló el mal que la aqueja, contaba con más de cinco años de cotización y tenía su respectiva vigencia. Cabe mencionar que, a través de una prueba pericial médica, se puede determinar la fecha en que un padecimiento o una enfermedad comienza a desarrollarse.

En ambos escenarios y en prácticamente todos los que prevé el régimen de pensiones del IMSS, a través de la ley y las diversas tesis jurisprudenciales emitidas por la SCJN se establece que el derecho a gozar y disfrutar de los beneficios como derechohabiente del IMSS no caduca con el transcurso del tiempo. Quiero aclarar que en todos estos casos el IMSS debe pagar de manera retroactiva las mensualidades por el tiempo que dure el proceso para hacer efectivo este derecho, además del importe de las mensualidades correspondientes a un año antes de que se interpusiera la demanda.

Te recomiendo que, si no reclamaste tus derechos como asegurado del IMSS, te asesores para hacerlo, sin importar el tiempo que dejaste pasar. Los beneficios más buscados son las pensiones por cesantía, invalidez, viudez y vejez, de las que te hablaré en las próximas ediciones. Hasta luego.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s