Vida & Retiro

¿Una persona en concubinato tiene derecho a pedir una pensión por viudez en el IMSS?

Iván Navarro Morales / Twitter: NMIM4218

Estimado lector, en diversos artículos anteriores —si no los has leído, te invito a consultarlos— abordamos la importancia de vigilar nuestras aportaciones en materia de seguridad social (régimen obligatorio de la Ley del IMSS) y el impacto de estas cotizaciones cuando se presenta un siniestro, como una enfermedad, un accidente o incluso la muerte. En esta ocasión, responderé a una pregunta que escucho con mucha frecuencia en el despacho: ¿la persona en concubinato, en caso de muerte de su pareja asegurada o pensionada, tiene derecho a reclamar la pensión que prevé la Ley del Seguro Social?

Antes de contestar, debes tener claro que la persona en concubinato es aquella que convive, cohabita y tiene una relación marital con otra, sin que haya un contrato de por medio en el Registro Civil. Este tipo de unión también está previsto para los miembros de la comunidad LGTB que estén dados de alta en el IMSS, puesto que así lo han establecido diversos criterios emitidos por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

De acuerdo con la ley, la persona en concubinato tiene el legítimo derecho de solicitar una pensión por viudez, aunque no haya contraído matrimonio; sin embargo, para ello debe cubrir algunos requisitos. En primer lugar, quien falleció debió estar pensionado por cesantía, vejez o invalidez o cotizar cuando menos 150 semanas, equivalentes a tres años, en el régimen de seguridad social de 1973 o 1997. En segundo lugar, la persona solicitante debe acreditar mediante un juicio civil o laboral de designación de beneficiarios que es la única y legítima beneficiaria legal, por lo que deberá presentar todos los elementos probatorios posibles para acreditar la convivencia y dependencia: testigos, pólizas y cartas en donde esté señalada como beneficiaria, comprobantes de domicilio de ambos, carta designataria sindical y carné del IMSS, entre otros.

Además, la persona interesada debe recordar cinco puntos antes de comenzar con el proceso legal para solicitar la pensión:

  1. Si su pareja se casó y jamás se divorció, no podrá acreditar el concubinato, ya que el matrimonio no caduca con el transcurso del tiempo.
  2. Si procreó hijos con su pareja, no necesitará comprobar una convivencia de más de cinco años.
  3. Si dos o más concubinas solicitan la prestación, ninguna de ellas tendrá derecho a ella. Aunque suene burdo, esta situación suele presentarse con mucha frecuencia. Solo los hijos de todas ellas podrán reclamar una pensión de orfandad si cumplen los requisitos legales (tener hasta 16 años o hasta 25 si están estudiando en el Sistema Educativo Nacional).
  4. En ambos regímenes del IMSS (1973 o 1997), se establece que las pensiones por viudez no pueden ser inferiores a un salario mínimo (aproximadamente 5272 pesos mensuales).
  5. Si su pareja falleció por un accidente de trabajo, se elimina el requisito de tener 150 semanas cotizadas y comprobar la conservación de derechos, ya que bastará con demostrar que la muerte estuvo relacionada con el trabajo, pues no es el beneficiario legal, sino el patrón quien debe acreditar que el trabajador estaba asegurado. En muchos casos no se solicita la pensión de viudez porque la empresa o el patrón no tenía asegurado al trabajador; sin embargo, esto tiene solución, por lo que hablaremos de ello en otra ocasión.

Nos vemos en la próxima edición.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s