Procuremos Juntos Tu Bienestar

¿Estresado y sin saber qué hacer?

Nos enorgullece presentar, Procuremos Juntos Tu Bienestar, una nueva sección enfocada en dar consejos de salud física, emocional y espiritual que nos permitan estar bien por dentro y por fuera.

Por: Rosario CARDOSO

Seguramente te ha pasado que te sientes rebasado por la lista inacabable de actividades a realizar y sólo observas cómo tus emociones suben y bajan cual montaña rusa hasta que sin darte cuenta comienzas a crear fatídicos futuros potenciales.

OTLM0Z0.jpgImagínate que tu mente es una especie de caballo que debes controlar o terminará por controlarte a ti y llevarte a un escabroso y oscuro lugar donde habita la ansiedad, la frustración, el miedo y la tristeza. Lo más conveniente es mirar a los ojos a ese caballo aparentemente incontrolable y disponerte de una vez por todas a domarlo. Sí, esto es posible, y te contaré cómo hacerlo a través de tres tips básicos.

Arráigate. El arraigo tiene que ver con estar presente en cualquiera que sea el sitio en el que te encuentres con todos los sentidos expandidos y los pies literalmente bien plantados en la tierra.

Cuando sientas que te escapas de la realidad y comienzas a emprender esos viajes mentales al futuro, sólo levántate, golpea los pies contra la tierra, suelta los brazos, sacude las manos como si tuvieras agua en ellas y conecta visualmente con ese espacio en el que te encuentras, es decir, observa cada detalle: la pared, los colores, los objetos, el aroma, las personas a tu alrededor, la temperatura… Así comenzarás a experimentar lo poderoso que es estar “aquí y ahora” y naturalmente tu sistema nervioso se relajará. Como bien decía el sabio Rumi: “Este momento, si estás atento, trae consigo todo lo que necesitas”.

Realiza cada actividad con atención plena.

Muchas veces las personas nos sentimos profundamente orgullosas de ser multitask, pero la realidad es que fragmentamos nuestro verdadero potencial al dividir nuestro enfoque y energía en un montón de actividades, muchas de las cuales incluso no agregan valor a lo que somos o queremos ser.

Vivir con atención plena es todo un arte, ya que implica desde observar cómo respiras y cómo caminas hasta sentir el agua mientras te bañas, mirar a alguien a los ojos y no a tu celular cuando te habla, comer despacio llevando lentamente la cuchara a tu boca y degustar con calma cada sabor y cada aroma. Realiza cada actividad sin prisas, trata de no funcionar en automático, disfruta del camino a tu trabajo y condúcete con absoluta consciencia para que ya no llegues a un sitio sin saber siquiera cómo.Woman hands yoga meditations and making a zen symbol with her ha

Practica esto y te darás cuenta de que, cuando estás realmente presente, cocreas realidades superpositivas.

Respira. Cuando respiramos, no solamente oxigenamos nuestro cerebro y conectamos con nuestra vitalidad, sino que también relajamos nuestro sistema nervioso central y hacemos espacio a lo nuevo a partir del cuerpo.

Recuerda que nuestro cuerpo es energía comprimida, que tenemos una vibración y que cuando respiramos con consciencia modificamos nuestra frecuencia.

Es empoderador hacernos responsables poco a poco de nuestras emociones, darles movimiento y transformarlas a partir del cuerpo y la consciencia plena, ya que, como bien se dice por ahí: “Pequeños cambios generan grandes acciones”.

¡Inténtalo! Todo es aquí y ahora.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s