Procuremos Juntos Tu Bienestar

¿Percibes la buena vibra o la mala onda? Eleva tu energía y concreta tus proyectos

Por Rosario Cardoso Prado
Experta en Desarrollo Humano
cprosi@hotmail.com

 

Los seremos humanos somos materia y energía comprimida. A menudo decimos que alguien tiene buena vibra o es mala onda.

¿Te ha ocurrido que te encuentras con personas y, después de sostener una conversación con ellas, sin darte cuenta de cuándo o cómo, te sientes brutalmente agotado? Seguramente también hay quienes te hacen conectar con tu vitalidad tras una breve pero poderosa conversación. ¿Has sentido esto? Algunas actividades o relaciones parecen una especie de hoyo negro que drena nuestras fuerzas; otras, generadores potentes de energía positiva, vigor que transferimos y casi podemos palpar.

Hemos hablado en otras ocasiones de cómo descargar nuestras emociones y de qué hacer con nuestras subidas y bajadas, pero esta vez vamos a enfocarnos en cómo nuestro nivel de energía impacta en cómo nos sentimos.

Cuando sonreímos o mostramos la mejor versión de nosotros ante un equipo de trabajo, impactamos en las personas. Ésta es una manera de energizar. No se trata de dar felicidad o alegría a otros sino de transmitir la energía adecuada para que los demás alcancen con mayor facilidad ese estado y experimenten ese sentimiento.

Los seres humanos pasamos la vida en medio de fluctuaciones de ánimo. Hay días o semanas en los que nos sentimos felices, con ganas de cambiar el mundo, creativos y poderosos, pero también hay otros en los que nos sentimos tristes, agotados, vacíos, totalmente pesimistas y, por supuesto, cero creativos. Además, la falta de disposición viene acompañada de estrés, angustia, ansiedad e, incluso, en algunos casos, de cierta bipolaridad ante los sueños, actitud que se refleja en la facilidad con la que nos enamoramos y desenamoramos de nuestros proyectos.

Estas altas y bajas son consecuencia, en la mayoría de las veces, de una energía inestable. Por tanto, para sentirnos mejor, debemos aprender a regular ésta. El sólo conectar con este término nos permite tomar mayor control de nosotros mismos. Elevar la energía depende de cada uno. Se trata de una mera decisión.

Analiza los discursos y preguntas que generas en momentos de tristeza. Muchos de ellos son existenciales y sumamente profundos, y no tienen respuesta. Date cuenta de que te encierras en pensamientos negativos sin comprender que en realidad sólo tienes la pila baja. Así que la próxima vez que te sientas de esta forma enfócate en elevar tu energía preguntándote qué puedes hacer para sentirte mejor. Esto es más proactivo. De inmediato, notarás que hay un montón de opciones, como sacar a pasear a tu mascota, hacer un poco de ejercicio, leer un buen libro, contemplar una flor, meditar, escribir, ir al cine, tomar café con tu mejor amigo, escuchar música, bailar frente al espejo, tomar un té, bañarte con agua calientita, hacer una lista de gratitud, elaborar un collage de sueños o realizar alguna actividad altruista.

Existe una infinidad de alternativas. Aprendamos a canalizar la energía, porque ésta tiene un impacto directo en las emociones, que a su vez influyen en la productividad. No hay nada que nos quite más vitalidad que mirar una lista de proyectos inconclusos o sueños que se quedaron en el tintero. Por el contrario, nada nos da más vigor que un sueño concluido.

A menudo nos encontramos con un montón de coaches, libros y aplicaciones que nos dan consejos para administrar el tiempo y las tareas, pero la administración y el manejo de la energía tienen tanto impacto en el desarrollo personal y profesional como el tiempo, por lo que debemos darles la misma prioridad.

Mi propuesta para ti consiste en cuatro puntos: Observa cuál es el momento del día en el que sientes más energía y aprovéchalo. Ése es el tiempo productivo que debes invertir en crear o diseñar proyectos. Por el contrario, dedica el momento en que te sientes con la pila un poco más baja a reuniones, supervisiones o actividades que te demanden menos
impulso o creatividad.

Identifica las actividades que te dan o restan energía, haz una lista de ellas y balancea tu horario. Incluso puedes empezar el día con la actividad más intensa o que más pereza te produce.

Esto fortalecerá tu voluntad y te dará certeza ante el cumplimiento de tus metas. Entre más aprendas a concretar objetivos sencillos, te será más fácil cumplir los complejos. De esta manera verás, en poco tiempo, todo lo que eres capaz de hacer.

Preserva tu energía. Si tendrás una actividad de alto impacto, administra tus fuerzas. Concédete previamente espacios de silencio, respiración o meditación para que, cuando llegue el momento que requiere todo tu impulso, tu energía esté lo suficientemente elevada como para que logres tu objetivo.

Identifica qué personas te dan energía y quiénes te la quitan. Trata de mantenerte cerca de las que te hacen vibrar y tú también comparte tu energía con ellas. Aléjate de quienes te apagan. Recuerda que la mejor manera de potenciar nuestra energía es compartiéndola e invirtiéndola en proyectos que produzcan bienestar, alegría o algún otro efecto positivo en otros. Sentir que impactamos de forma favorable en la vida de alguien aumenta la energía, ya que, cuando compartimos ésta con los demás, regresa a nosotros multiplicada.

Así que, cuando convivas con alguien que vibra alto, regálale un umplido y hazle saber que su presencia es importante. Al hacer esto, seguramente le inyectarás una dosis de buena onda que, sin duda, le arrancará una sonrisa.

Ya lo sabes: pon tus dones y talentos al servicio de otros, ya que así no sólo los perfeccionarás sino que también segregarás un montón de endorfinas y te convertirás en una verdadera fuente de energía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s