Procuremos Juntos Tu Bienestar

¿Por qué es importante practicar la gratitud?

Por: Rosario CARDOSO PRADO
Experta en Desarrollo Humano
cprosi@hotmail.com

En esta ocasión queremos platicar contigo sobre una palabra mágica que encierra un poder inimaginable y que dicha con profundidad y con toda la intención no sólo eleva nuestra frecuencia sino que también nos abre un montón de puertas y oportunidades: gracias.

Al ser agradecidos generamos bendiciones, ya que atraemos circunstancias y personas que nos conectan con nuestros anhelos más profundos y cocreamos así una realidad más próxima a nuestros deseos.

Hoy vamos a listar algunos de los beneficios que tiene la práctica constante de la gratitud. Sé que muchas veces hacemos y decimos las cosas de una manera muy mecánica, así que estoy segura de que te sorprenderás cuando leas todo lo que ocurre al decir “gracias”.

Sentir y expresar gratitud no sólo nos ayuda a cultivar bienestar emocional sino también a mejorar de forma importante nuestra salud física. En la actualidad, existe un sinfín de investigaciones en torno a los efectos positivos generados en nuestro cerebro a través de esta práctica, entre los cuales destacan:

  • Buen funcionamiento cerebral. El hipotálamo se activa cuando sentimos agradecimiento o realizamos alguna actividad altruista.
  • Bienestar adictivo. Los actos de bondad y agradecimiento liberan grandes cantidades de dopamina, una recompensa natural que nos incita a seguir cultivando gratitud.
  • Alivio de dolor. Al liberar dopamina, un neurotransmisor que tiene un efecto analgésico, procesamos de mejor forma el dolor físico y emocional.
  • Felicidad. El agradecimiento dispara grandes cantidades de serotonina, la hormona de la felicidad, por lo que inhibe la tristeza y la depresión.
  • Mejora importante del sueño. Si por las noches sientes que te invade la ansiedad o la angustia, pregúntate qué te falta exactamente en ese momento. Verás que en ese instante no te hace falta nada. Luego elabora una lista mental de todas las cosas por las que estás agradecido. Esta acción es relajante.
  • Control de estrés. Experimentar gratitud disminuye el cortisol, la hormona del estrés. Siempre nos hace sentir mejor mirar el vaso medio lleno que medio vacío.

¿Te lo habías imaginado? Sorprendente, ¿no?

Prueba llevar un diario donde cada día escribas tres cosas por las cuales experimentes gratitud. Permite que la lista crezca. Allí donde está nuestro corazón y consciencia, nos manifestamos; allí donde te enfocas, multiplicas. Verás cómo al cultivar la gratitud tus miedos disminuyen.

El reto es agradecer no únicamente cuando te sientas feliz, ya que esto es lo más sencillo, sino también cuando experimentes incomodidad y dolor. Recuerda que todo el tiempo estamos aprendiendo algo y que en un montón de ocasiones los mejores regalos vienen mal envueltos. En la mayoría de las veces, cuando las cosas no resultan como queremos, nos encontramos con algo insospechadamente mejor. Así que baja tus barreras y deja de intentar definir el qué, el cómo, el cuándo, el dónde y el quién. Mejor agradece de antemano y permite que la vida te sorprenda; tú encárgate únicamente de dar lo mejor y arrojar el resultado.

Los seres humanos tendemos a anclarnos a nuestros deseos de una manera muy poco receptiva a alguna otra alternativa. Entonces lo que termina por ocurrir es que nos enfocamos en el futuro y dejamos de vivir y agradecer el presente con todos sus regalos. Por supuesto que esto únicamente genera resistencias y bloquea eso nuevo que quiere llegar.

Agradecer en todo momento nos vuelve resilientes, porque al ser fácil agradecer cuando todo marcha bien será más sencillo practicar gratitud cuando todo esté mal, lo que permite dar la vuelta a una situación adversa. Así que hagamos un esfuerzo por recordar todos y cada uno de los motivos que tenemos para dar gracias. Si no somos capaces de agradecer las cosas sencillas y cotidianas, ¿cómo estaremos listos para recibir más?

Ejercitar la gratitud genera una especie de impulso para manifestar grandes cosas y nos abre las puertas de la abundancia. Sólo aprendamos a honrar lo que es y lo que no fue. Ponte a la altura de la vida. Hay mucho para ti.

Tú, ¿por qué estás agradecido hoy?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s