Visión Empresarial Y Seguros

Tecnología que ayuda a preservar cartera

Desde Barcelona, España, Román Mestre platicó con nosotros sobre su trayectoria. Él se considera una persona con suerte. Después de los treinta años inició su carrera como director general de una escuela de corredores y agentes de seguros en Barcelona, la más grande de España. Desde entonces comenzó a amar la profesión de agente de seguros y se dio cuenta de las cosas que se pueden mejorar tanto en la economía como en las empresas.

Comenzó a desarrollar sus competencias tecnológicas cuando trabajó en una compañía vinculada a la prevención de riesgos. Más tarde, pertenecer a la Copaprose le permitió viajar por diferentes países y observar cómo las necesidades de cada nación son muy similares.

En la actualidad, trabaja en un proyecto de inteligencia artificial, a través del cual desarrolla algoritmos para ayudar a los productores de seguros y llevar a la práctica, en cada negocio, la teoría de la digitalización.

Para él, una insurtech es una compañía con un alma tecnológica que pretende transformar algo del mercado, el negocio o la cadena de valor actual. Para ello genera innovaciones en el cómo y el por qué e impulsa la evolución del negocio a través de un proceso tan natural como en su momento lo fue la incorporación del teléfono, el fax y otras herramientas innovadoras.

Las insurtech están muy de moda porque te ayudan a vender y conseguir recursos, financiación y capitalización; sin embargo, es importante tener cuidado porque hay muchas empresas que insisten en llamarse así, aunque sus propuestas realmente no transformen el negocio.

Román y sus colaboradores han desarrollado un algoritmo que predice la caída de cartera de un agente de seguros, de manera que con un grado de acierto muy elevado es capaz de identificar qué pólizas no serán renovadas al cumplirse el plazo de vencimiento, ya sea dentro de un mes u once.

Este algoritmo se basa en analizar qué factores provocan o favorecen la renovación y reconocer por qué es probable que el cliente esté pensando en cambiar de póliza o continuar con su agente de seguros. Román ha automatizado aquello que muchos intermediarios han hecho por mera intuición y asegura: “No se trata de una tecnología demasiado complicada, sino de la voluntad y las ganas de materializarla”.

El cliente evoluciona y quiere cosas nuevas, pero también automáticas, fáciles de utilizar, rápidas y útiles para su trabajo. En teoría es fácil, pero en la práctica poner en marcha el sistema de un día para otro no lo es.

Esta tecnología aún no ha llegado a México, pero Román comenta que no tiene prisa, porque primero quiere consolidar el modelo y corregir todos los errores que surjan. Se espera que el algoritmo esté disponible a finales de año en España.

La inteligencia artificial puede llegar a transformar criterios y opiniones, pero él no quiere utilizarla para mentirle al cliente. Su intención es que el corredor o agente de seguros afine sus prácticas y brinde un mejor servicio y atención.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s