Gastos Médicos Mayores

Sistema privado de salud

En la 30 Convención de Aseguradores, Sofía Belmar moderó el panel integrado por Guillermo Torre, Director General, Rector de Tec Salud y Vicepresidente de Investigación TEC; Fátima Masse, Directora de Sociedad Incluyente, IMCO, y el Senador Américo Villarreal, Presidente de la Comisión de Salud del Senado de la República.

Sofía señaló que es fundamental buscar un mayor volumen de pacientes para poder atenderse en el sector privado. Que se debe impactar en la necesidad de la población más vulnerable y que hoy sean “ejércitos de batas blancas” que ayuden a conservar la salud de los mexicanos. También hizo un llamado a trabajar con una agenda conjunta, con sentido humano que hoy no sólo preocupa al sector asegurador, sino al mundo entero.

Sofía Belmar dijo que “uno de los retos mayores que tenemos para garantizar el acceso a la salud de todos los mexicanos es asegurar justamente la viabilidad financiera del sistema de salud, y que las familias cuenten con una estrategia de financiamiento para enfrentar estas contigencias. El gasto directo que las familias realizan para la atención de salud asciende al 43% del total del gasto de salud. De acuerdo con un artículo publicado en la revista Salud Pública de México del Instituto Nacional de la Salud Pública se estima que cada año 560 mil familias sufren un quebranto económico al enfrentar los costos de enfermedades graves”.

Al preguntarle al Senador Américo Villarreal, ¿cuál es el papel de la salud privada en el reto de atender las necesidades de salud del país y qué diferencias tiene el sistema privado con respecto al sistema público en México?, señaló que el reto está en negociar, en proponer, en la creatividad y la reingeniería, “un práctico ejemplo de esto, que quiero compartir con ustedes, es la grata noticia del 13 de abril del 2020 en que el sector Salud suscribió un convenio con hospitales privados para hacer frente a la pandemia de Covid-19, la iniciativa permitía liberar espacios y atender hasta 12 mil 500 pacientes del sector público en atención por coronavirus, 146 hospitales privados se adhirieron y en 27 entidades de la República brindan este servicio de segundo nivel, como en partos, embarazos, cesáreas, apéndices, etc”.

Respecto al gasto de bolsillo, Fátima Masse, aseguró que “México es un país que tiene el mayor gasto de bolsillo en comparación con los países de la OCDE, nos sigue Letonia, Grecia, Chile, pero estamos muy por encima de lo que desembolsan las familias incluso en nuestra región y esto es muy preocupante. La gente confía en el sector privado, tiene una mejor perfección de los servicios privados que los públicos y probablemente tiene que ver con los largos tiempos de espera, un cierto nivel de desabasto e incluso un mejor trato. El reto está en cómo combinamos los servicios privados y los servicios públicos, porque se ha hecho una promesa, se ha hecho una apuesta por un acceso universal a los servicios de salud, que no van acompañados con el presupuesto necesario. Y en segundo lugar en pensar si estamos en un contexto en donde queremos ahorrar dinero público, pues la mejor manera es invertir estos recursos de manera eficiente y esto solamente lo podemos hacer si tenemos indicadores de calidad que permitan identificar cómo es el impacto de esa inversión. Hay que identificar, además, sinergias entre el sector privado y el sector público que nos ayuden a que los pacientes estén mejor”.

Acerca de los retos del sistema privado para ofrecer un servicio que no solamente sea de calidad, sino que también sea accesible a la población, Guillermo Torre afirmó que “el problema más grave que tiene el sector privado es de alta complejidad, el volumen de personas que se atiende en el sector privado, a gran escala es muy pequeño. El gasto de bolsillo es grande porque probablemente el servicio que tiene no es suficiente o bien tiene la necesidad de comprar medicamentos. Es difícil ofrecer alta calidad y ofrecer un servicio, cuando no tienes volumen: los hospitales que pretenden, o como el nuestro, que pretendemos tener atención de tercer nivel, necesitamos de una masa crítica para tener calidad, precios justos y poder dar un servicio eficiente. Yo creo que el sistema público necesita cierta renovación, pero también el sector privado, tal y como existe en México, tampoco tiene mucho futuro, hay que hacer una renovación importante para que sean más justos y equitativos. Eficiencia y transparencia son las respuestas para ambos sectores”.

Finalmente poner en el centro al paciente es fundamental en México, no hay nadie que esté vigilando sus intereses y es una figura que debe existir. Invertir en servicios que no tienen una fuente de financiamiento gubernamental y generar una posibilidad de crear nuevos esquemas de afiliación que sean un poco más económicos. Trabajar el sector privado y las compañías de seguros en realmente dar un mayor volumen a aquellas instituciones que sean más eficientes, que den mejor servicio y calidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s