Sector Asegurador

¿Por qué asegurarse hoy?

Todas las ediciones de Revista Siniestro se enfocan en dar a conocer las ventajas de tener un seguro y las diferentes situaciones en las que podríamos ocupar nuestra póliza. Francisco Carballido, promotor de la Desarrolladora Integral de Agentes, nos relató el siniestro que te compartimos en esta ocasión, a través del cual se resaltan varias razones que debemos tener en cuenta para asegurarnos hoy mismo y no dejar los procesos administrativos para mañana. Recuerda que nadie tiene el tiempo comprado.

Juan era dueño de un taller mecánico en el que trabajaban cinco personas. Él tenía como dependientes económicos a su esposa y sus dos pequeños hijos, así que firmó una solicitud para protegerlos con un producto ordinario de vida, cuya suma asegurada era de 100 mil dólares. Un jueves, su agente fue a visitarlo al taller para obtener su firma y explicarle tanto las ventajas como las coberturas de la póliza. Ese mismo día, el asesor escaneó los documentos y los envió a la promotoría que a su vez los entregó a la compañía de inmediato, para que esta aceptara o rechazara el posible seguro.

Puesto que las condiciones eran normales, la aseguradora aprobó la póliza el viernes y decidió emitirla el lunes siguiente. Por desgracia, durante ese fin de semana, mientras Juan estaba pagando la nómina a sus empleados, varias personas ingresaron al taller para asaltarlos y llevarse el dinero; como Juan se opuso, fue asesinado a balazos.

El lunes, el intermediario, sin conocer la trágica situación que acababa de suceder, se presentó en el domicilio del asegurado para entregarle la póliza. Al enterarse de la desagradable noticia, explicó a la viuda que días antes Juan había firmado la solicitud de un seguro de vida, cuya beneficiaria era ella, por lo que ahora debían presentar varios papeles para pedir la indemnización. Como era de esperarse, la compañía emitió el pago de la suma asegurada restando la parte proporcional de la prima anual, la cual era de 1100 dólares.

El promotor Francisco Carballido resalta dos puntos en este caso:

  1. La rapidez del agente y la promotoría. Al presentar en tiempo y forma las solicitudes o los papeles de los prospectos y los asegurados, para que la compañía realice el dictamen, es más probable que los posibles beneficiarios de la póliza queden protegidos.
  2. La decisión de asegurarse ya. La delincuencia y la pandemia nos dejan un margen muy pequeño para confiar las cosas al azar, por lo que debemos transferir nuestros riesgos a las personas y las compañías adecuadas, en el momento oportuno. Al prevenir situaciones que no queremos experimentar, tenemos la oportunidad de contar con un plan y un respaldo económico en caso de que se presenten. Un seguro de vida evita que nuestros seres queridos queden desamparados en los momentos más difíciles, cuando algún evento nos arrebata la existencia. La vida se va en un abrir y cerrar de ojos. Quizá mañana sea muy tarde para tomar la decisión y dar el paso.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s