Sector Asegurador

Estimación de los daños ocasionados por los sismos del 7 y 19 de septiembre del 2017

La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) emitió la estimación de los daños ocasionados por los sismos del 7 y el 19 de septiembre del año anterior.

Con corte al 31 de enero, se han solicitado 42 mil 843 indemnizaciones, es decir, 25 mil 163 millones de pesos.

Sismo del 7 de septiembre.

Se generó un total de 8,882 solicitudes de indemnización, con un valor de 9,373 millones de pesos (mdp). En la tabla se muestran los tres giros más afectados por este evento.

estimaciones

Sismo del 19 de septiembre

Se generó un total de 33,961 solicitudes de indemnización, con un valor de 15,790 mdp. En la tabla se muestran los tres giros más afectados por este evento.

estimaciones1

Tan sólo el 6.5% de los hogares mexicanos cuenta con un seguro por decisión propia, mientras que un 20% más tiene algún tipo de seguro a partir de un crédito hipotecario.

México ocupa el lugar 23 de los países con riesgo catastrófico alto por desastres naturales. Al menos el 41% del territorio y un 31% de la población están expuestos a huracanes, tormentas, terremotos y erupciones volcánicas. Se calcula que más del 66% de la nación se enfrenta al menos a un riesgo de peligro a diario.

Por su parte, el doctor Eduardo Reinoso, quien participa con el tema “Los sismos de septiembre del 2017: intensidad, daños y pérdidas” en la edición número XV (2018) de las Memorias de las Jornadas de Seguro y Reaseguro de Swiss Re, comenta que una falla es la fractura de la corteza terrestre acompañada por el deslizamiento de uno de los bordes y que, en los sismos de septiembre del 2017, las fallas no fueron las que provocaron los colapsos.

De acuerdo con su investigación, las fracturas en la CDMX y en otras ciudades se deben a la extracción de agua del subsuelo. Dicha acción daña la infraestructura, las líneas de vida (drenaje, agua y luz), las bardas, y las viviendas pequeñas que se localizan en los bordes de la exzona del lago. Por tanto, la solución inmediata para evitar tantas catástrofes es disminuir la extracción de agua.

Sismo-1

Además, añade que la mejor manera de prevenir es construir bien, ya que “los terremotos no son los que matan” sino el bajo nivel de cultura sísmica, que es casi inexistente.

En relación con esto, advierte que el reglamento de construcción, en su parte de responsabilidades, no funcionó, que más de la mitad de los edificios no cumplían con el mismo, y que las estructuras existentes no se pueden revisar por falta de documentos.

Expone que en las obras la calidad del concreto es pobre, y que en zonas de bajos recursos la mayor parte de las construcciones son hechas de adobe, un material muy vulnerable. Por si esto fuera poco, los edificios viejos han sufrido las alteraciones de sus dueños, y de esta manera la vulnerabilidad se modifica.

Finalmente, afirma que con la ingeniería actual, ni las escuelas ni los hospitales deberían resultar dañados.

provyn.png

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s