Fianzas

Ildefonso Sánchez, casi 5 décadas en fianzas.

Ildefonso Sánchez Pérez, director general de Sánchez Coppe y Asociados, S.C., tuvo su primer contacto con el sector afianzador en mayo de 1969, por lo que prácticamente tiene 50 años de trayectoria en fianzas y 30 con su despacho. Él ingresó a Fianzas Atlas a los 17 años; desde ahí fue escalando posiciones y aprendiendo, hasta que ocupó el cargo de subdirector de operaciones y decidió salir y fundar su empresa.

Revista Siniestro tuvo la oportunidad de hablar con él acerca de varios temas. A continuación te compartimos nuestra charla.

Revista Siniestro. ¿Cuál es el papel del agente de fianzas?

Ildefonso. Estoy convencido de que debe involucrarse en el proceso desde la emisión, los trámites previos, hasta que la fianza queda cancelada. El agente de fianzas no puede ser un levanta pedidos, como los conocemos desde hace 50 años, sino que debe ser una persona profesional que revisa, analiza, asesora, está pendiente, da seguimiento y se involucra por completo en un caso, si se llega a presentar una reclamación, hasta que el problema queda resuelto. Ése debe ser el papel del agente, debe agregar valor en el enlace entre la afianzadora, el fiado y el beneficiario.

RS. Si no existieran las fianzas, ¿a qué problemática nos enfrentaríamos?

inversion-renovableIldefonso. No sé cómo responder a esto porque estamos muy acostumbrados a que desde hace muchos años existen las fianzas, probablemente tenemos evidencia de dos mil años de su existencia. Entonces, pensemos de otra forma la pregunta:

¿cómo funcionaría un mundo sin garantías?

Quizá de ninguna forma, porque sólo, si conociéramos a una persona y confiáramos en que ella aceptaría la obligación, podría funcionar, pero no conocemos a todos y además incluso nuestros conocidos pueden fallarnos.

RS. ¿Por qué te dedicaste a trabajar en fianzas?

Ildefonso. Primero porque necesitaba trabajar y luego porque me empezó a gustar lo que hacía y comencé a sentirme importante.

Aunque era estudiante, la necesidad me había llevado a trabajar desde los 15 años en una fábrica de medias, como mensajero, pero a los 17 años un vecino me dijo que había una compañía de fianzas en la que necesitaban a alguien. Entonces me puse mi saco y mi corbata, y fui a entrevistarme con un señor que ya murió hace muchos años,

Carlos Carpinteiro, que era el jefe de expedición de Fianzas Atlas. Él me entrevistó y luego por ahí se asomó Jorge Orozco, que ya era el gerente general, y me contrataron.

Ingresé a la afianzadora el 2 de mayo de 1969 como auxiliar de expedición.

Después conocí a Bernardo Ramos, quien murió hace unos años y era uno de los decanos de la Nacional Compañía de Seguros y lo que ahora se conoce como director de agencia. Platiqué con él y le dije que quería renunciar y comenzar a dedicarme a la venta, así que empezó a enseñarme sobre seguros y me dio asilo en su oficina durante dos años.

Así fue como inicié. Más tarde fundé Sánchez Coppe y Asociados, y nos mudamos a la calle de Descartes. La primera persona que contraté ahí fue un mensajero, que ya no está con nosotros. Así es como las cosas suceden: vas creando y vas cambiando.

Aquí, en esta casa, ya tenemos 20 años y hoy mis hijos también están participando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s