Visión Empresarial Y Seguros

Seguimiento a un año. Cliente bajo asegurado en Hotel de Oaxaca.

En nuestra edición número 34 publicamos el siniestro de un hotel en Oaxaca, cuyo dueño decidió disminuir la suma asegurada que su agente le había recomendado, lo cual lamentó meses más tarde.

Antes de ver qué ha sucedido con este caso, recordemos algunos datos clave de este siniestro:

Don Ricardo Gómez es dueño de un hotel en Oaxaca.

Su agente, Nicolás González, sugiere una suma asegurada de 32 millones de pesos, con la que en caso de siniestro se podría reconstruir el hotel.

El interesado decide que la cantidad asegurada sea de 21 millones de pesos, porque considera que no hay mucho peligro.

Los primeros pisos del hotel sufren daños por el sismo del 7 de septiembre, por lo que son apuntalados.

El sismo del día 23 termina por dañar el resto del edificio, así que se concluye la pérdida total del inmueble.

Platicamos con Nicolás, quien nos actualizó y comentó que en un principio, cuando realizaron la reclamación, el cliente no estaba tan satisfecho, ya que, además de que la suma asegurada era menor al total de la pérdida, debía pagar los deducibles correspondientes a los 2 eventos.

En el contrato de seguros se especifica que, si 2 o más siniestros ocurren dentro de las 72 horas posteriores al primero, se considera uno solo, pero en este caso el segundo ocurrió casi 15 días después.

En cuanto a la póliza, recordemos un fragmento de la nota publicada en aquella ocasión: “Ricardo tiene 4 años asegurándose con una póliza múltiple empresarial de Allianz México, S.A., Compañía de Seguros.

Paga 67 mil pesos anuales por ella y cuenta con una suma asegurada de 21 millones de pesos, un deducible del 2% sobre esta cantidad y un coaseguro del 10% sobre la pérdida”.

Allianz pagó la cantidad de 21 millones de pesos de suma asegurada a los casi 20 días de que fue entregada la carpeta de papeles requeridos. Este dinero se ha ocupado en la demolición del edificio, la remoción de escombros y la reparación de algunos de los daños por las pérdidas consecuenciales.

Hoy en día, el predio se encuentra vacío y en espera de la nueva construcción, cuyo proyecto original fue modificado pero sigue en pie.

Nicolás asegura que su cliente ha decidido que en esta ocasión, en cuanto la obra esté terminada, la protegerá con una suma asegurada adecuada y que la pérdida en caso de desastre, sea menor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s