Vida & Retiro

Con Alejandra Altúzar como directora general, Álamo Agente de Seguros crece cuatro veces

Alejandra Altúzar González cuenta con una maestría en Administración y es directora general de Álamo Agente de Seguros desde hace 10 años. La entrevistamos en sus oficinas de Morelia para conocer la historia detrás del éxito.


Laura Islas.
¿Cómo inicias tu carrera en seguros?

Alejandra Altúzar. Yo nací en este mundo. Mi papá fue agente de seguros y trabajó en la Aseguradora Hidalgo. Él empezó en la parte de seguros, luego estuvo en reaseguros y en 1984 tuvo la posibilidad de independizarse y dirigir su propia promotoría. Para ello le ofrecieron Michoacán, Puebla y Guanajuato.

Elegimos el primero de estos tres estados porque nos gustó desde una vez que venimos de vacaciones. En ese tiempo, yo ayudaba a formar las carpetas donde se concentraban las pólizas, la tabla de edades y las tarifas, y se asignaba el precio correspondiente a cada cliente.

Estudié Administración de Empresas, por lo que pensaba poner mi negocio y mientras tanto trabajaba en una agencia de viajes; sin embargo, todas mis tareas escolares tenían que ver con la promotoría, así que a los 23 años decidí empezar a laborar de manera formal con mi papá.

Primero estuve en la parte de Cobranza, luego en Administración y más tarde trabajé con los retenedores.

Siempre que llegaba había un tema por resolver, pero el trabajo titánico comenzó mientras ya estaba en la parte administrativa, ya que fue entonces cuando mi papá (Javier Altúzar, q.e.p.d.) enfermó de cáncer y estábamos en la transición de ser una persona física a una persona moral.

Álamo Agente de Seguros crece cuatro veces

LI. ¿Cómo tomó el personal tu llegada a la dirección general?

AA. No fue nada sencillo. Como hija del señor Altúzar y como mujer pensé: “¿Qué voy a hacer si la gente no me responde?”. Además, también era consciente de que ante un problema no podría pedir ayuda a mi papá porque él estaba enfermo. Así que mi primera decisión fue conservar mi lugar aunque ya fuera la directora general, es decir, seguir operando desde la administración. A diez años de este evento, he hecho crecer la empresa cuatro veces. Esto se refleja en las 90 personas que se encargan de las tareas administrativas de la compañía, en los 170 agentes de seguros con los que contamos y en la presencia que tenemos en Colima, Jalisco, Michoacán y Nayarit.

LI. Para ti, ¿cuáles son las tres cosas que te han llevado al éxito?

AA. Una de ellas es que siempre me he esforzado en poner el ejemplo. Por eso acompañaba a los agentes cuando iban a vender una póliza y trabaja igual que ellos para que vieran que no tenía problema con realizar la misma actividad. Otra es que tomo decisiones en función del beneficio para los agentes y los clientes. La última es que, después de los difíciles tres primeros años —2011, 2012 y 2013—, aprendimos a trabajar en los procesos, el liderazgo, el establecimiento de las prioridades de las empresas y sobre todo el mejoramiento y la diferenciación del servicio.

LI. ¿Qué diferencias podemos encontrar en el servicio que ofrece Álamo?

AA. Por una parte, el acompañamiento constante y la resolución de problemas. Es cierto que muchas veces se tiene que decir “no” al cliente, pero lo ideal es hacer esto de la mejor manera, es decir, presentando alternativas para que éste nunca se vaya con las manos vacías de Álamo.

Por otro lado, la calidad de nuestra gente. Después de asumir la dirección de la promotoría cuando tenía 45 agentes y continuar trabajando en ella ahora que cuenta con 170, puedo decir que lo más importante que observo en ellos es la vocación de servicio y la pasión por la gente. Quien no tiene estas dos características, además de tolerancia a la frustración y capacidad para no darse por vencido, difícilmente puede alcanzar el éxito en este medio. Por si esto fuera poco, tenemos 14 oficinas de servicio.

LI. ¿Cómo defines servicio?

AA. Como aquello que se puede proporcionar a la persona que confió en uno,
algo que el cliente está esperando y que va en función de sus necesidades, y como
una solución satisfactoria que ofrecemos.

LI. ¿Para ti qué es un siniestro?

AA. El momento de la verdad, porque es cuando tienes que cumplir la promesa que hiciste a un cliente y demostrar que eres de fiar. Por eso, en Álamo, donde atendemos cerca de 20 mil personas al año, tenemos la meta de que todas se vayan satisfechas.
LI. ¿Cómo ves el futuro de Álamo?

AA. Caracterizado por el crecimiento, ya que nuestro objetivo principal es duplicar o triplicar los resultados para que más familias mexicanas cuenten con el beneficio de una póliza. Quiero que Álamo sea un referente de los seguros en México. No me interesa que ocupemos el lugar número uno, pero sí que la gente nos reconozca porque hicimos un cambio en la comunidad. Para nosotros lo más importante es cambiar para bien la vida de los beneficiarios.

LI. ¿Recuerdas de manera especial algún siniestro?

AA. Sí, una maestra tuvo un problema con su vista y necesitaba cobrar la suma asegurada por invalidez. Tuvimos varios problemas porque no se reunían los documentos para cobrar el beneficio, pero al final entregamos el cheque. Cierto día llegó a mi oficina, se sentó y me dijo: “Sé por lo que estás pasando —tenía muy poco tiempo de que mi papá había fallecido—; mi familia y yo queremos agradecerte todo lo que hiciste por nosotros”. Ayudar a las personas para que enfrenten de una manera más sencilla un momento difícil en su vida es lo más importante.

Para ello, trabajamos todos los días.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s