Fianzas

Legislación de seguros para agentes

La importancia del agente de seguros radica principalmente en conocer en total detalle el producto de la aseguradora, analizar las ventajas y desventajas, pero sobre todo, identificar el plan de aseguramiento que mejor convenga a la necesidad de protección del prospecto cliente, toda vez que es el profesionista quien recibe la capacitación por parte de la compañía aseguradora para que la venta de la póliza del seguro cumpla con el objetivo de proteger al asegurado y que cuando ocurra el momento de la verdad, esto es, el siniestro, la protección/cobertura que compró el asegurado satisfaga ese imprevisto.


Lamentablemente en el pasado y al día de hoy (en menor proporción) prácticas indebidas de los agentes de seguros tergiversaron la razón de ser de estos profesionistas, situación por la que las aseguradoras se han visto obligadas a reforzar su capacitación, ser más exigentes en las políticas de selección de agentes, revisar a detalle las prácticas comerciales, profesionalizar a la fuerza de ventas y han instalado medidas de prevención de riesgo a través de políticas de ética y cumplimiento para que estas situaciones/ quejas de los asegurados, por engaños o acciones indebidas de los agentes, sean las menos en las compañías.

También debemos reconocer que las asociaciones de agentes de seguros, han buscado la profesionalización de sus agremiados, capacitándolos en diversas materias, es decir, manteniéndolos actualizados en el quehacer diario y sobre todo limpiar la imagen del asesor, promoviendo una sana cultura del seguro.

Lo anterior parte de la profesionaliza egislación de seguros para agentes ción de un asesor en seguros, además de conocer los productos que comercializa y su responsabilidad de ofrecer la propuesta que mejor se apegue a la necesidad del cliente, es conocer la legislación que regula su labor de asesoría resultando las más relevantes las siguientes:

• Ley de Instituciones de Seguros y de Fianzas.
• Ley sobre el Contrato de Seguro.
• Reglamento de Agentes de Seguros y de Fianzas.
• Circular Única de Seguros.
• Código Civil.

 

De las legislaciones antes citadas, es evidente que lo que se busca cuidar es que la relación entre los asegurados, los agentes de seguro y aseguradoras, se den en los mejores términos, lo más apegadas a las buenas prácticas comerciales y conforme a derecho, a fin de no provocar desventajas o perjuicios para cualquiera de los involucrados.

En este orden de ideas, existe una institución denominada Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF), quien se encarga no nada más de otorgar las autorizaciones para que un agente pueda actuar, conocidas como cédulas, incluso obliga al agente de seguros/ intermediario, a que cuente -entre otros requisitos- con una póliza de errores u omisiones, la cual como su nombre lo indica es un seguro / garantía que protege tanto al asegurado como al asesor de seguros por una falla u omisión involuntaria que se haya generado durante el proceso de la venta de la póliza.

En otras palabras, los requisitos que se deben observar para la póliza de errores u omisiones, conforme al Reglamento de Agentes de Seguros y de Fianzas, en su artículo 23 es lo siguiente:

Contratar y mantener vigente un seguro de responsabilidad civil por errores y omisiones, por los montos, términos y bajo las condiciones que la CNSF establezca, para garantizar el cumplimiento de las responsabilidades en que pueda incurrir frente al público usuario, en razón de las actividades de intermediación que realicen.

Deberán acreditar ante la CNSF, la contratación o renovación de la póliza, según sea el caso.

La CNSF podrá eximir de este cumplimiento a los agentes, que intermedien exclusivamente operaciones, ramos y subramos que, por su naturaleza o características, considere que no requiere de esta protección.

 

Asimismo, la Circular Única de Seguros y Fianzas en el Título 32, Capítulo 32.10. del Seguro de Responsabilidad Civil por errores u omisiones señala lo siguiente: 32.10.3. Agentes Persona Moral.

El contrato de seguro de responsabilidad civil por errores u omisiones deberá cubrir los riesgos relacionados con su actividad de Intermediación de Seguros o de Fianzas y la suma asegurada será la cantidad que resulte mayor entre: El equivalente al 5% del total de las primas intermediadas por éste, con respecto a todas las Instituciones para las que realizó actividades de intermediación de seguros o fianzas, durante el año calendario inmediato anterior y, El equivalente en M.N. de 150 mil UDI, considerando el valor de la UDI al 31 de diciembre del año inmediato anterior.

32.10.7. Agentes Persona Física. El contrato de seguro de responsabilidad civil por errores u omisiones deberá cubrir los riesgos relacionados con su actividad de Intermediación de Seguros o de Fianzas y la suma asegurada será la cantidad que resulte mayor entre: El equivalente al 5% del total de las primas intermediadas por éste, con respecto a todas las Instituciones para las que realizó actividades de intermediación de seguros o fianzas, durante el año calendario inmediato anterior y, El equivalente en M.N. de 25 mil UDI, considerando el valor de la UDI al 31 de diciembre del año inmediato anterior.

Por lo expuesto, podemos concluir que, en esta profesión como en cualquier otra, no debemos olvidar que si bien existen malas prácticas también existen asesores empeñados en ofrecer el mejor servicio y limpiar, a través de su gestión, la mala imagen que se tuviera de ellos y debemos reconocer que el sector asegurador se ha empeñado en mejorar y profesionalizar cada vez más a su fuerza de ventas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s