Seguros

En 8 meses el CEI aplicó 14,534 exámenes Para acreditar en todo el país la capacidad técnica de los agentes

En entrevista para Revista Siniestro, el actuario Mauricio Arredondo, director general del Centro de Evaluación para Intermediarios de Seguros (CEI), declaró que durante el primer semestre de 2018 se aplicaron 14,534 exámenes para acreditar a agentes de seguros y fianzas en todo el país, y que esta cifra contrasta con la de 2017, cuando el número de evaluaciones fue de 22,126.

Además, señaló que el CEI tiene la finalidad de satisfacer los requerimientos de aplicación de exámenes para acreditar la capacidad técnica de los aspirantes o agentes personas físicas y apoderados agente persona moral, así como de los empleados o
apoderados de las personas morales a que se refiere la fracción II del artículo 103 de la Ley de Instituciones de Fianzas.
“El CEI”, dijo, “nació el 9 de febrero de 2004 como el fruto de los esfuerzos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), la Asociación Mexicana de Instituciones de Garantías (AMIG) y la Asociación Mexicana de Agentes de Seguros
y Fianzas (AMASFAC)”.
Mauricio señaló que, en promedio, el CEI aplica el 66% del total de los exámenes del sector asegurador y afianzador en 2 modalidades:
En sus instalaciones en la CDMX y en Guadalajara.
En aplicaciones asiduas, es decir, mediante la renta de aulas para grupos abiertos en Querétaro, Puebla, Chihuahua, Tijuana, Culiacán y Morelia, y también para grupos cerrados, a solicitud de compañías o agentes de seguros y de fianzas, en más de 30
ciudades, como Acapulco, Aguascalientes, Cancún, Chetumal, Coatzacoalcos, Córdoba, Durango, Hermosillo, Irapuato, León, La Paz, Mazatlán, Mérida, Mexicali, Los Mochis, Monterrey, Oaxaca, Poza Rica, Puerto Vallarta, San Luis Potosí, Tampico, Torreón, Veracruz, Villahermosa y Xalapa.
Así pues, se aplican alrededor de 1800 exámenes mensuales con el objetivo de autorizar y refrendar las cédulas de los agentes. Para autorización se han aplicado 10,214, en promedio 1,300 por mes, y para refrendo 3,855, es decir, 500 por mes. Es importante señalar que una persona puede presentar un examen o módulo más de una vez, lo cual se contabiliza en las cifras antes mencionadas.
Arredondo afirma que contar con este tipo de certificaciones para acreditar la autorización para intermediar seguros y fianzas es una preocupación legítima de todos los países, puesto que de esta manera se puede evitar que personas sin la preparación y el conocimiento correspondiente incurran en prácticas inadecuadas. En algunos países, esta función es exclusiva de las autoridades, pero existen casos donde se realiza a través de las compañías de seguros, las cuales, al considerar qué requisitos deben cumplir, contribuyen a generar credibilidad sobre su actividad y, por tanto, a la profesionalización del agente. Hay que tener claro que, para que un agente de seguros pueda ejercer, es necesario que exhiba su cédula, así como tiene que hacerlo
un abogado o un médico.
Mauricio considera que el agente de seguros debe ser visto como un asesor que ayuda a las personas para que elijan cuál es el mejor producto para cubrir sus necesidades, y las guía en el proceso de administración de riesgos. Además, dada la cercanía con sus clientes, debe ser considerado como promotor de una mayor educación  financiera y como facilitador de productos de seguros y fianzas, lo cual lo convierte en una pieza clave de la inclusión financiera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s