Seguros

Sin pago de deducible ni coaseguro. Al levantar el siniestro, ya sabía el costo final.

César Iván Morales Flores, de 40 años de edad, y su esposa habían pensado en contratar una póliza de gastos médicos con Mutuus Salud Inteligente, pero no se decidían. Ellos conocían la compañía por un anuncio en el radio, pero no la tuvieron tan presente hasta que César tuvo un accidente en la oficina, donde se cortó el dedo pulgar de la mano derecha. En aquella ocasión, acudieron de inmediato al Hospital Sedna, que está muy cerca de su lugar de trabajo, y desembolsaron 1800 pesos por la atención.

Después de esta experiencia, Iván escuchó de su esposa: “Creo que esto es una llamada de atención, pues somos independientes y no contamos con ningún tipo de servicio, así que debemos comprar ya un seguro de gastos médicos”. Ese mismo día, ella buscó la información del producto, llamó a Mutuus, envió todos los documentos necesarios y compró el seguro. Esto ocurrió en julio de este año.

En septiembre, Iván empezó a sentir un dolor muy fuerte en el abdomen. Para atender el malestar, tenía tres opciones: un consultorio del Dr. Simi, un hospital cercano a su casa y la aplicación con la que podía hacer uso de su póliza. Así que pulsó el botón de emergencia de la herramienta de Mutuus, donde inmediatamente atendieron su llamado de auxilio.

Él recuerda que el tiempo pasaba y el dolor era cada vez más intenso. Mutuus se comunicó con él para indicarle que acudiera al Hospital Ángeles México con el nombre del doctor con el que debía llegar, también le informaron que solo pagaría el 50% de los estudios de diagnóstico.

Después de la revisión, el doctor diagnosticó apendicitis, pero había que corroborar esto con algunos estudios, entre ellos una tomografía.

Una vez que se comprobó la apendicitis y la necesidad de la cirugía, se requirió la aprobación de esta por parte de Mutuus. 

Al sábado siguiente, Iván fue dado de alta. La cuenta fue de 118 mil pesos, de los cuales la familia solo pagó 9 mil por los estudios de diagnóstico. Mutuus había cumplido, ya que no tuvieron que pagar ni deducible ni coaseguro.

Iván declara que, aun cuando leyó las condiciones generales del producto, el lenguaje no es tan claro para alguien que no conoce de seguros; sin embargo, se siente satisfecho por la atención que recibió. Por otra parte, su esposa también se muestra complacida con la decisión que tomaron y con los beneficios, pues, además de emplear la póliza para cubrir aquella cirugía, ha utilizado el servicio dental que incluye el producto, el cual no tiene ningún costo extra.

Ellos señalan: “Ahora, cuando vamos de viaje y nos ofrecen una cobertura, la compramos sin pensarlo mucho, pues sabemos que la tranquilidad va de la mano de la prevención”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s