Vida & Retiro

Cinco pólizas aseguraron el futuro de sus dos hijos

Adriana Oropeza Flores / Directora Editorial, Revista Siniestro

Debido a un accidente automovilístico ocurrido en 2010, Luis Ricardo Escobar Ortega, agente de Seguros Monterrey New York Life, acudió con un médico de la red para su revisión. Durante el tiempo que duró su recuperación, se desarrolló una muy buena relación entre los dos, por lo que Luis le ofreció asesorarlo en los temas relacionados con las pólizas de seguros que ya tenía contratadas, dos SeguBecas.

Ricardo revisó las pólizas y le recomendó aumentar las sumas aseguradas, mientras se efectuaban las modificaciones necesarias, el asesorado recordó que también contaba con una póliza de ahorro, cuya suma asegurada era, como en los otros casos, pequeña. Así que Ricardo le ofreció un plan de ahorro y otro de retiro. La oferta fue aceptada, por lo que a partir de entonces el médico contaba con cinco pólizas que eran pagadas semestralmente y que, en conjunto, representaban un gasto anual aproximado de 200 mil pesos.

Ricardo nos comenta que entre las sumas aseguradas de las tres primeras pólizas de su cliente se juntaban alrededor de 170 mil dólares, mientras que entre los dos planes que él le vendió se reunían 300 mil dólares.

Cada vez que se acercaba el momento de realizar el pago semestral, Ricardo se comunicaba con el doctor para recordárselo y evitar que tuviera algún problema. En una de esas llamadas telefónicas, la secretaria de su asegurado le comentó que este había sufrido un accidente en días pasados, y que estaba internado, pues su estado era grave. Al poco tiempo, el médico desgraciadamente falleció.

“Quiero que mis hijos tengan acceso a la universidad y un buen nivel de vida”, había expresado con afecto el amigo de Ricardo en alguna ocasión; sus hijos al momento de fallecer tenían tan solo 13 y 15 años.

Dado que el médico estaba divorciado y había dejado como beneficiaria a su hermana, Ricardo se reunió con ella para asesorarla. La mujer manifestó que por fortuna no necesitaba el dinero y que, además, esos recursos no eran suyos, sino de sus sobrinos. Ante esta respuesta, él sugirió que contratara productos de inversión, a lo que la beneficiaria accedió con la condición de que sus sobrinos no se enteraran de ese capital hasta que fueran mayores de edad y pudieran decidir libremente en qué ocuparlo. Así fue como la hermana de su amigo fallecido contrató tres pólizas de inversión, una de las cuales concentra la mayor parte del dinero.

En junio del año pasado, el hijo mayor cumplió la mayoría de edad y estaba por ingresar a la universidad, así que se le explicó todo sobre el capital disponible; sin embargo, dado que, cuando falleció su papá, él estaba en la preparatoria del Tec de Monterrey, donde existe un seguro por orfandad, que cubre la carrera universitaria del alumno cuyo padre o tutor desgraciadamente fallezca durante el tiempo en que forme parte del alumnado de la institución, él no necesitaba hacer uso de los recursos. En lugar de gastar lo invertido, este muchacho de apenas 18 años decidió contratar dos pólizas de ahorro. Todo indica que su hermana, al cumplir la mayoría de edad, seguirá su ejemplo y hará lo mismo.

Aunque de una de las pólizas actuales, que contaba con 976 mil udis, se han retirado dos años de anualidades, resta una muy buena cantidad en ella, 800 mil udis.

Después de contarnos este caso, Ricardo nos platicó que sus papás también eran agentes de seguros y que, aunque cuando él entró en esta carrera no sabía muy bien de qué se trataba, después de trabajar en ella y conocerla, se dio cuenta de que se quería dedicar a esta actividad toda su vida. Por eso, a todas aquellas personas que no están seguros de a qué se quieren dedicar o qué quieren estudiar, recomienda que primero trabajen en diversos sectores para que encuentren su pasión y que, una vez que la descubran, elijan su carrera, porque, de acuerdo con él, “hay que cambiar la fórmula, es decir, probar antes de elegir”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s