Sector Asegurador

Perspectivas para el sector asegurador.

José Luis Gutiérrez Aguilar / jlgutierrez@assurisk.mx

Hablar en estos momentos sobre qué podemos esperar en los siguientes meses o más aún en el próximo año resulta una aventura difícil. Estamos en un escenario nunca antes visto, que nos tiene inmersos en un contexto de gran turbulencia y constantes sorpresas.

Cuando los factores económicos se desarrollan dentro de un ambiente como el actual, la toma de decisiones se hace más compleja y la medición de los riesgos, que permite delimitar un posible rumbo, resulta una tarea más propia de un adivino que de un experto financiero o un economista.

En suma, estamos viviendo un nivel de volatilidad de gran dimensión, puesto que todas las variables financieras parecen haber abandonado los patrones que permitían establecer ciertos rangos de predicción.

Pensábamos que durante 2020 el país crecería ligeramente, quizá un 0.9%, y que con ello el sector asegurador también lo haría. Sin embargo, desde el arranque del año, recibimos la sorpresa de una emergencia sanitaria que de forma inminente sumiría al país en una parálisis económica de proporciones que aún se desconocen. Esto se sumó a la tendencia observada desde 2019, por lo que la economía decreció un 2.4% durante el primer trimestre de 2020.

A finales de este mismo periodo, el sector asegurador reportó un crecimiento real del 5.3%. Los ramos que más crecieron fueron Accidentes y Enfermedades, con 17.8%; Vida, con 8.3%; Autos, con 4.1%, y Daños, con 6.5%. Cabe señalar que las cifras aún no recogen el efecto de la pandemia, el cual veremos en el transcurso de lo que resta del año.

Durante el primer trimestre, se presentó una disminución de la siniestralidad en comparación con el año anterior, de 71% a 62% sobre la prima directa. Esta medición es poco representativa de lo que podemos esperar del entorno actual. De hecho, se contemplan aumentos en los índices de siniestralidad en Gastos Médicos y Vida, ya que las reclamaciones han aumentado. A lo largo de los próximos meses, derivado de la crisis económica, también se espera un impacto en Daños, relacionado con un aumento de la inseguridad y posibles incrementos de los índices de siniestralidad en las coberturas de robo, transporte de mercancías y planes de piso, por mencionar algunas. Por el contrario, Automóviles, durante el segundo trimestre, registra menores niveles de frecuencia, un inusual comportamiento para este ramo.

Al cierre de marzo, el índice de solvencia fue tres veces mayor al requerimiento de capital, lo que permitirá enfrentar el pago de los siniestros de la pandemia.

En cuanto a la economía nacional, ¿qué podemos esperar? Se han formulado diversos escenarios para este año. Hay pronósticos de un desplome del -10.5%; el Banco de México estima una contracción de entre 4.6% y 8.8%, y las cifras oficiales (SHCP) prevén una caída del -3.9%. Además, se espera que la recuperación se presente en 2021, cuando el producto interno bruto (PIB) registre un 2.2% de crecimiento.

El sector, mientras tanto, estará muy enfocado en cuidar la continuidad operativa, para lo cual revisará que los presupuestos se enfoquen en lo esencial. Además, seguirá ocupándose de la atención de los siniestros, la vigilancia de los flujos de efectivo y la innovación en nuevas prácticas comerciales que apoyen la renovación y captación de carteras en la segunda parte del año.

Sin duda, harán la diferencia tanto la eliminación del manejo del papel como la implementación de la digitalización de punta a punta en los procesos de solicitud, emisión y cobranza de pólizas, y atención de siniestros.

El potencial de penetración del mercado está esperando que nuevas formas de acercamiento de las empresas y los intermediarios se hagan presentes con coberturas novedosas, valores agregados al producto (conexos), procesos ágiles y facilidades de pago, entre otras cosas.

El crecimiento de primas, al primer trimestre, registra un mejor desempeño que la economía, por lo que se espera que la tendencia permita cerrar el año con un crecimiento de entre 2.6% y 3.2%, según los pronósticos Fitch.

Crecerán en mayor proporción Gastos Médicos y Vida, mientras que Automóviles tendrá un menor desempeño debido al menor número de vehículos nuevos. Por otra parte, la austeridad de las empresas ocasionará crecimientos marginales en Daños y Beneficios para Empleados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s