Gastos Médicos Mayores

Tras enfermarse de covid-19 y recuperarse, se dio cuenta que debía ajustar sus pólizas de gastos médicos y vida

Laura Edith Islas Yáñez / Directora General / Revista Siniestro

Carlos Sinta tiene 43 años de edad y es originario de Coatzacoalcos, Veracruz. Ha sido agente de seguros desde hace mucho, sin embargo, antes de 2007, dejaba que se cancelaran sus propias pólizas. Decidió pagarlas puntualmente después de que su hija mayor sufrió un accidente. Agradecemos a Homero Monreal por ponernos en contacto con él.

Carlos Sinta, una vez aplicado el descuento de la comisión por ser agente, paga 11 mil pesos anuales por su póliza. Él señala que nunca pensó que se contagiaría de coronavirus. A propósito de ello declara: “Yo estaba muy escéptico e incluso pensaba que era una mentira lo de los contagios, pero, aun así, usaba cubrebocas cuando salía de casa para trabajar un par de horas en la oficina, así que no sé realmente dónde me contagié”.

El 27 de abril, Carlos contestó una llamada, a través de la cual le informaron que un familiar estaba contagiado y que no lo recibían en el IMSS, por lo que le pedían apoyo. Sin embargo, no fue posible que los ayudara porque ese mismo día empezó a toser de una forma anormal. “Nunca había tenido tos seca, así que entré en pánico”, refiere.

El martes 28, la tos seca volvió a presentarse y se mantuvo un par de horas. Para el miércoles 29, se manifestaron la temperatura y el dolor de cuerpo, así que el cuadro no pintaba nada bien. El jueves 30 de abril, visitó al médico de la familia, quien envió a Carlos y su esposa a realizarse la prueba.

El estudio fue programado para el miércoles 6 de mayo. Para entonces, él ya llevaba una semana enfermo. El médico general le recetó algunos medicamentos, pero no evolucionaba y los resultados de la prueba tardarían entre cuatro y cinco días. Carlos recuerda que el efecto del medicamento solo duraba una hora y que después su temperatura subía nuevamente y un dolor de cabeza intenso se manifestaba. Por ello decidió cambiar de médico e ir con un internista, quien le realizó una radiografía, notó un ligero daño en los pulmones y le prescribió anticoagulantes.

Los síntomas cada día eran más severos. Empezó a sentir una presión en el pecho y le faltaba el aire, así que requirió un tanque de oxígeno. Además, se cansaba mucho y sus movimientos eran muy lentos. Cuando informó al médico internista sobre su situación, este le señaló que debía ser hospitalizado. De aquí que Carlos acudió al IMSS de Coatzacoalcos, donde, después de esperar una hora, solo se presentó una doctora para verlo y darle paracetamol.

Close up of a chemist working on scientific research in a laboratory.

Como te imaginarás, hay una pregunta obligada que debíamos hacer a nuestro entrevistado: ¿por qué, si tenía una póliza de seguro, no la usó desde el primer momento? Él señala que no quería dejar a su esposa sola en Coatzacoalcos y que su única opción era ir a Veracruz u otra ciudad.

El viernes 8 de mayo, el estado de salud de Carlos era muy vulnerable. Por eso comenzó a revisar su póliza y suma asegurada. Él pensaba que, si sus vecinos cercanos habían muerto a pesar de ser más jóvenes y quizá más sanos, su destino era morir.

Por fin llamó a Seguros Inbursa y les expuso su situación. El personal de la aseguradora le pidió tiempo para revisar si en Veracruz contaban con un espacio. Al cabo de una hora se confirmó que había un lugar en Cuidados Intensivos de Star Médica y que sería reservado para él. Entonces, Carlos y su esposa empezaron a buscar una ambulancia para ir a Veracruz, donde se encuentra el hospital, pero fue inútil porque nadie lo quería trasladar.

Como ya habían pasado cinco horas y Carlos no llegaba, una doctora lo llamó para preguntarle por qué todavía no se presentaba. Él explicó que no había ninguna ambulancia disponible. Por ello, después de unos minutos, se le brindó la ayuda necesaria. Una ambulancia se dirigió rumbo a su domicilio y llegó durante la madrugada del 9 de mayo. El paciente fue subido a la ambulancia y encapsulado.

“No soy una persona precisamente delgada. Peso entre 95 y 100 kilogramos. Mi traslado fue incómodo. Cuando ya casi llegábamos a Veracruz, el oxígeno se estaba acabando, así que el conductor aceleró. Me preocupaba que mi esposa manejara atrás de nosotros, porque esa carretera es muy peligrosa”, revela.

Una vez que ingresó en el hospital, le realizaron estudios y tomografías. Él seguía pensando en la muerte, pero el personal no dejaba de darle ánimos e insistir en que cambiara su mentalidad. Carlos y seis personas más contagiadas de covid-19 se encontraban en Terapia Intensiva.

El lunes 11 de mayo, experimentó una mejoría. Dos días después, fue subido a piso, desde donde se asomaba por la ventana para ver a su esposa, ya que ella estaba en un hotel y su habitación coincidía con la suya.

“Mientras estaba en el hospital, llegaron los resultados de las pruebas. Tanto mi esposa como yo estábamos contagiados, pero ella era asintomática y solo estuvo bajo vigilancia médica por vía telefónica. Su póliza no entró en operación, ya que no rebasó el deducible. El 18 de mayo salí del hospital. Continué aislado por una semana. Ahora soy monitoreado por teléfono, consumo vitaminas y no puedo realizar ejercicio ni ningún esfuerzo, pues aún me agotó. Así me mantendré hasta recuperarme al 100%”, explica.

El costo del siniestro fue de 300 mil pesos y el pago que realizó por concepto de deducible y coaseguro fue de 35 mil pesos.

Después de esta experiencia, Carlos considera que debe revisar y ajustar sus sumas aseguradas en las pólizas de vida y gastos médicos, porque, si hubiera muerto, las cantidades para su familia habrían sido insuficientes. Él desea tener la seguridad de que, si llega a faltar, sus seres queridos vivirán tranquilos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s