Sector Asegurador

Unidad, trabajo en equipo, confianza, respaldo y desarrollo marcarán la presidencia de Juan Pablo de Velasco en la AMIG

Laura Edith Islas Yáñez / Directora General / Revista Siniestro

Entrevistamos a Juan Pablo de Velasco Cepeda, presidente de la Asociación Mexicana de Instituciones de Garantías (AMIG), quien es licenciado en Derecho y cuenta con más de 15 años de experiencia en fianzas y fideicomisos. Ha participado en diversas compañías del sector afianzador y asegurador mexicano; desde hace 6 años funge como director general de la Afianzadora Fiducia, y representa a la tercera generación de afianzadores en su familia.

¿Cómo recibes la presidencia de la AMIG?

Con entusiasmo y deseo de colaborar en la consecución de los objetivos propios del gremio. Desde luego, implica un gran reto y a la vez una enorme oportunidad, dado que nos encontramos en una coyuntura sin precedentes. La covid-19 sigue impactando en todos los ámbitos, lo que exige que nuestro sector y cada institución realicen su mejor esfuerzo para salir adelante y respalden la operación de las empresas para encauzar el desarrollo del país.

¿Cuáles serán los principales ejes de tu presidencia?

Entre las líneas de acción que se han considerado para este periodo, destacan tres:

  1. Unidad y trabajo en equipo. A grandes rasgos, la labor del presidente consiste en coordinar los esfuerzos del gremio para alcanzar un fin común. Armonizar los intereses de los asociados es una tarea continua que pone a prueba la unión de las instituciones y su capacidad para involucrarse en los diferentes proyectos o propuestas, ya que cada parte tiene sus propias necesidades. Al fortalecer el común denominador, se logrará que la asociación dé pasos firmes en su actuar.
  2. Confianza y respaldo. Buscaremos fortalecer el funcionamiento y la imagen de las garantías como instrumentos que, al avalar el cumplimiento de la obligación fiadora, aportan certeza, protección y seguridad, elementos esenciales en el desarrollo económico y social del país. También pretendemos transmitir adecuadamente el valor del sector como jugador clave en la infraestructura del país, que está detrás de la generación de muchos bienes y servicios. Ambos objetivos implican la mejora continua en materia regulatoria, la colaboración cercana con las autoridades y la observación de las necesidades tanto de los beneficiarios como de los fiados, buscando ante todo el equilibrio entre las partes involucradas.
  3. Desarrollo del sector. Consideramos importante que las garantías jueguen un papel fundamental en la protección de los intereses públicos y privados, ya que estamos convencidos de que son la herramienta idónea para respaldar debidamente el cumplimiento de las obligaciones que se asumen y mitigar cualquier posible menoscabo o perjuicio derivado de un incumplimiento.

¿Cuáles son los objetivos a perseguir en tu presidencia?

Obtener el reconocimiento de las garantías en todos los proyectos de la administración pública; fortalecer y desarrollar el mercado; mantener la colaboración tanto con autoridades reguladoras como con actores de la administración pública; fortalecer las relaciones con beneficiarios, fiados y diferentes participantes en el sector, y mantener tanto el estudio como el análisis de los temas y las normas relacionados con las figuras de garantía.

¿Hacia dónde van las fianzas en nuestro país?

Las fianzas han respaldado a México desde hace 125 años. Aunque surgieron en el ramo de fidelidad, actualmente han encontrado su nicho preponderante en el ramo administrativo, primero en el sector público y ahora con cada vez más fuerza en el sector privado. Así que la fianza deberá consolidarse en la contratación privada, sin dejar de ser el referente dentro de la administración pública de todos los niveles de gobierno.

Nuestros esfuerzos estarán encaminados no solo en ofrecer el instrumento que respalda por excelencia el cumplimiento de las obligaciones, sino también en generar un valor adicional en la toma de decisiones, puesto que las instituciones cuentan con los elementos necesarios para valorar adecuadamente a quien desee ser contratista o proveedor, lo que permite anticipar el éxito de los contratos.

¿Cómo podría impactar en el sector el posible nivel elevado de reclamaciones por covid-19?

Hasta el momento la cantidad de reclamaciones no ha sido grande. Sin embargo, estamos pendientes del tema y somos conscientes de los efectos colaterales que en materia económica ha detonado la emergencia.

El incremento de los costos de los contratos, la disminución del personal en las empresas y la suspensión o el cierre de actividades no esenciales, entre otros aspectos, pueden dar origen a diversos incumplimientos. Como esto no es provocado por alguna de las partes, sino por factores que escapan de su control, hay argumentos para liberar de responsabilidad a los involucrados. Por ende, la garantía y el fiador correrían la misma suerte.

¿El sector está preparado para enfrentar estas reclamaciones?

Está preparado para apoyar y brindar la asesoría necesaria para encontrar las mejores soluciones para todas las partes. Se han realizado diferentes acciones, muchas de ellas preventivas, como invitar a fiados y beneficiarios a revisar sus contratos y celebrar acuerdos, prórrogas o convenios que actualicen sus obligaciones y mitiguen las reclamaciones.

Sin embargo, de llegar al conflicto, desde luego que las instituciones se encuentran preparadas para dar respuesta según las leyes aplicables. Además, cuentan con la solidez y la solvencia para enfrentar sus obligaciones, ya que las revisiones de su capital, reservas, garantías de recuperación y esquemas de reafianzamiento arrojan que cumplen con los estándares necesarios para ello.

Como asociación, ¿cuál es su visión?

Ser el ente representativo e impulsor del desarrollo de la fianza, la caución, el seguro de crédito y el fideicomiso como las figuras de garantía por antonomasia, así como de la cultura sobre el alcance de las obligaciones legales y contractuales cuyo cumplimiento es respaldado por aquellas; consolidarnos como el vínculo de comunicación entre autoridades e instituciones autorizadas para operar dichas garantías, y permanecer como el organismo de consulta, asesoría y mediación objetiva e imparcial, al que pueden acudir con toda confianza las personas que participan, utilizan o desean emplear las garantías, para dar certidumbre al cumplimiento de obligaciones en pro del desarrollo de México. Hacia este ideal nos dirigimos cada día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s