Visión Empresarial Y Seguros

¿Qué sucederá ahora que desaparecieron los fideicomisos del Fonden?

Adriana Oropeza Flores / Directora Editorial / Revista Siniestro

  • México ocupa el lugar número 23 a nivel mundial en riesgo catastrófico alto.
  • El 45% del territorio nacional está expuesto a inundaciones y el 40% está clasificado como zona sísmica.
  • Más de 77 millones de personas están expuestas a riesgos catastróficos.

Tanto la Cámara de Diputados como la de Senadores aprobaron en lo general y en lo particular la propuesta de eliminación de los fideicomisos de prevención y de reconstrucción del Fonden. La desaparición de estos nos obliga a reflexionar sobre cuestiones técnicas, financieras y políticas. El actuario Carlos Jiménez, titular de Autos y Daños en la AMIS, nos platicó la postura de la asociación en torno al tema y nos explicó qué consecuencias tendrá la aprobación de la reforma. Descubre aquí lo que sucedió.

El Fondo de Desastres Naturales (Fonden) es un mecanismo de gestión integral de riesgos que apoya a los estados afectados por algún desastre natural, para que cuenten con recursos económicos que permitan su reconstrucción oportuna. Antes de la modificación, estaba conformado por dos fideicomisos, en los que se acumulaba anualmente el 0.4% del presupuesto de egresos del gobierno federal, y funcionaba como un instrumento de ahorro para enfrentar desastres o prevenir mayores complicaciones.

Carlos asegura que el Fonden era el resultado de muchos años de aprendizaje, perfeccionamiento y mejora continua en la gestión de riesgos, en particular, de bienes públicos. Sus orígenes se remontan a un programa del Presupuesto de Egresos de la Federación, correspondiente a 1996. En 1999, se emitieron sus primeras reglas de operación.

Durante muchos años, el Fonden fue uno de los instrumentos de financiamiento de riesgos más reconocidos a nivel internacional por ser tan vanguardista y completo, así como por su aplicación y uso. Debido a ello, se había convertido en un marco de referencia y un modelo digno de imitarse en otros países.

En términos generales, el Fonden anticipaba dos etapas, prevención y reacción. Para la primera de ellas se destinaba el Fondo para la Prevención de Desastres Naturales (Fopreden); para la segunda, el Programa Fonden para la Reconstrucción. De esta manera se cubría el antes y el después de una catástrofe.

“La desaparición de los fideicomisos del Fonden podría dar como resultado algo completamente antinatural para el proceso de administración de riesgos”, asegura Carlos.

El Fonden no solo establecía acciones a seguir antes y después de una catástrofe, sino también condicionaba la reconstrucción a la prevención, mediante reglas de operación para tener acceso a los recursos.

Si un estado o municipio quería acceder a la ayuda del fideicomiso debía asegurar que implementaba medidas preventivas suficientes. Para ello, tenía que construir su Estrategia de Gestión Integral de Riesgos (EGIR), la cual debía declarar zonas de riesgo o vulnerables y medidas de prevención establecidas. Si demostraba que contaba con los requisitos preventivos, recibía un presupuesto. Un comité técnico especializado se encargaba de analizar y autorizar los proyectos de reconstrucción, mientras que Banobras administraba los fideicomisos. Si las acciones preventivas no eran suficientes, el presupuesto otorgado disminuía, así que existía una conexión entre la prevención y la reacción.

Hoy, la aprobación de la iniciativa transforma radicalmente el Fonden, ya que elimina los fideicomisos asociados a él y lo obliga a sobrevivir con una partida presupuestal anual que aún no sabemos si será fija o no. Por tanto, no hay certeza del presupuesto que se asignará. Además, el tema es delicado porque los recursos que no se ocupen regresarán al presupuesto federal. Una ventaja de los fideicomisos eliminados era que, si no se erogaba el presupuesto, se acumulaba para enfrentar futuros compromisos adquiridos por el Fonden.

Sabemos que las afectaciones hidrometeorológicas no son las mismas cada año. Por eso es importante contar con un monto acumulable. El Fonden contemplaba una prevención a mediano y largo plazo, ya que compensaba los años que registraban mayores afectaciones con aquellos que presentaban menos desastres naturales.

Bien dice Carlos: “Las catástrofes seguirán sucediendo y la reconstrucción tras estas no se puede postergar. Si el gobierno no tiene el presupuesto adecuado para hacer frente a estos riesgos, terminará por generar desviaciones de recursos de otras partidas presupuestales, lo que podría generar inestabilidad en las finanzas públicas. Por tanto, la desaparición de los fideicomisos del Fonden representa un riesgo muy importante que se debe analizar”.

La ausencia de estos mecanismos podría provocar que todas las pérdidas causadas por una catástrofe sean asumidas por los presupuestos de los estados, lo que pone en peligro la estabilidad financiera de los gobiernos estatales.

La mejor manera de reactivar la economía después de un desastre natural es la reacción oportuna, algo que permitían los fideicomisos del Fonden. El sistema que se ha aprobado podría alargar el proceso para acceder al presupuesto, lo que afecta el tiempo de reacción, atrasa la reactivación económica e impacta en la calidad de vida de la población. Carlos comenta que la mala reacción a una catástrofe es un detonador de pobreza.

El sector asegurador, como experto en gestión de riesgos, debe hacer lo que pueda para consolidar la cultura de prevención y aseguramiento, puesto que los estados serán más vulnerables y tendrán mayor responsabilidad si el gobierno federal disminuye los apoyos federales que les da. Por ello, se requiere un cambio en la manera de colaborar con los estados, que involucra facilitarles herramientas de transferencia de riesgos, las cuales deben ser flexibles tanto técnica como estratégicamente, porque solo así los motivaremos a adquirir coberturas de aseguramiento que no dependan de la federación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s