Ajustes, Daños e Indemnizaciones

Tras 3 millones de pesos en daños por Hanna, póliza salva mueblería

Laura Edith Islas Yáñez / Directora General / Revista Siniestro

El 1 de agosto, la tormenta tropical Hanna llegó al noreste de Nuevo León, por lo que vientos y lluvias importantes provocaron no solo la caída de postes y árboles, sino también daños en varios negocios. En ocasiones así, las personas que adquirieron una póliza pueden comprobar las bondades de esta. Normalmente, el seguro se compra esperando no usarlo y se emplea cuando no hay más remedio. En entrevista, Francisco Yturria, un agente de seguros con apenas 30 años de edad, cuya familia en Monterrey tiene una amplia trayectoria de compromiso y servicio con sus clientes, nos compartió dos breves casos relacionados con Hanna:

  1. En la madrugada, recibió la llamada de uno de sus asegurados, quien le comentó que debido a un deslave se había caído una barda de su casa. No estaba en sus manos auxiliar al cliente con este problema, pero no por ello dejó de recomendar al asegurado que se comunicara con Protección Civil para recibir el apoyo necesario. Paco señala que, ante la adversidad, las personas buscan a quién recurrir para obtener ayuda y que es un gusto que se apoyen en su agente de seguros.
  2. Durante ese mismo día, el techo de una mueblería se tronó, provocando a su vez daños en los contenidos del inmueble. Cuando el asegurado llamó a Paco para explicarle la situación, él lo tranquilizó diciendo: “Para eso está tu seguro. Estás amparado por la cobertura de riesgos hidrometeorológicos”. De inmediato se avisó a la aseguradora. El ajustador asignado señaló que la caída del techo representaba una merma de 600 mil pesos y los contenidos dañados significaban una pérdida de 3 millones de pesos. Cabe mencionar que el cliente había comprado este producto solo por cumplir con un trámite y que de hecho solicitó el más barato posible: el costo anual es de 6 mil 500 pesos y tanto el deducible como el coaseguro son del 10%. Al cierre de esta edición, se terminaba de redactar la carta de acuerdo para pagar el siniestro al cliente. En contenidos dado que pidió la cobertura más barata, esta topada a 30 mil pesos. En este caso, el monto total recuperado, será  aproximadamente de 600 mil pesos.

Paco, quien pertenece a la Amasfac Sección Monterrey, comenta que un seguro te da tranquilidad y que los clientes deben atender las indicaciones de sus asesores en caso de siniestro, como llamar a la aseguradora. También advierte que es común encontrar clientes que pagan una cobertura y, en el momento de la reclamación, pretenden recibir más de lo convenido. Finalmente, asegura que lo mejor es dejar clientes gratamente satisfechos, como el de esta mueblería, quien hubiera perdido todo por un fenómeno natural imposible de controlar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s