Sector Asegurador

Consejo legal en materia de seguros: el recibo o la constancia de entrega

Lic. Carlos González Navarijo / gleznavarijo@hotmail.com / asjurseg.net

Al ocurrir un siniestro, sin importar el ramo, la institución aseguradora que haya asumido el riesgo mediante el contrato de seguro, de acuerdo con lo dispuesto por el artículo 69 de la Ley Sobre el Contrato de Seguro, tiene derecho a “exigir al asegurado o beneficiario toda clase de informaciones sobre los hechos relacionados con el siniestro y por los cuales puedan determinarse las circunstancias de su realización y las consecuencias del mismo”.

El precepto legal citado faculta a la institución aseguradora para exigir “toda clase de informaciones”, lo cual incluye la documentación relacionada con las causas del siniestro y la acreditación del montodel daño sufrido. Si el asegurado o beneficiario no coopera, se aplicará el artículo 70: “Las obligaciones de la empresa quedarán extinguidas si demuestra que el asegurado, el beneficiario o los representantes de ambos, con el fin de hacerla incurrir en error, disimulan o declaran inexactamente hechos que excluirían o podrían restringir dichas obligaciones. Lo mismo se observará en caso de que, con igual propósito, no le remitan en tiempo la documentación de que trata el artículo anterior”.

Existen aseguradoras que se concretan a transcribir el artículo 69, pero otras describen el tipo de documentación requerido según el ramo del seguro, como se muestra en el cuadro 1.

En caso de que la institución aseguradora decline el pago de la reclamación y el asegurado o beneficiario considere que debe exigirlo a través de un procedimiento jurisdiccional, debe contar con un recibo o constancia de entrega, sellado y firmado, de la documentación que entregó al momento de formular su reclamación.

El artículo 1242 del Código de Comercio señala: “Los documentos privados se presentarán en originales, y cuando formen parte de un libro, expediente o legajo se exhibirán para que se compulse la parte que señalen los interesados”. Esto significa que los documentos que se ofrezcan en juicio deben ser originales. Por tanto, las copias no tienen valor legal.

Usualmente los documentos entregados a la aseguradora no son devueltos, pero cuando hay necesidad de recuperarlos y se ha tenido el cuidado de recabar la mencionada constancia de entrega, se facilita el proceso por conducto del juez que conozca de la controversia, al cual hay que acreditar tanto la entrega de documentos con el correspondiente recibo como el escrito mediante el cual se solicitó la devolución de estos (ver cuadro 2).

Al solicitar la intervención del juez, es muy importante invocar el artículo 89 del Código Federal de Procedimientos Civiles, que señala: “Cuando una de las partes se oponga a la inspección o reconocimiento ordenados por el tribunal, para conocer sus condiciones físicas o mentales, o no conteste las preguntas que le dirija, deben tenerse por ciertas las afirmaciones de la contraparte, salvo prueba en contrario. Lo mismo se hará́ si una de las partes no exhibe, a la inspección del tribunal, la cosa o documento que tiene en su poder o de que puede disponer”.

Es necesario puntualizar que las instituciones de seguros no tienen derecho a solicitar información o documentación que no tenga relación con las causas del siniestro. También es importante recordar que para la recuperación de los documentos entregados es indispensable contar con el recibo de entrega.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s