Gastos Médicos Mayores

Conocimiento profundo de la póliza y asesoría constante, los pilares de un siniestro cobrado con éxito

La póliza del caso que te platicaremos se vendió de una forma muy normal, a través de referidos. Durante la asesoría, los clientes declararon que su primera hija nació en el extranjero, por lo que estaban muy familiarizados con el costo de la atención médica en otro país, y que tenían la intención de que, si más adelante decidían tener otros hijos, ellos también nacieran en el extranjero.

Después de conocer los intereses y el nivel socioeconómico del matrimonio, el asesor Pedro Flores, quien forma parte de la promotoría Luanda Consultores, recomendó un seguro de gastos médicos mayores con territorialidad internacional, el cual fue aceptado, por lo que inició el proceso de suscripción.

Aproximadamente a los ocho meses de contratada la póliza, la asegurada se comunicó con Pedro para comentarle que estaba embarazada y a punto de terminar el primer trimestre. Hasta ese momento el embarazo marchaba normal, sin complicación alguna.

Al mes siguiente (julio de 2019), cuando la póliza se encontraba en el noveno mes de vida, se presentó la primera complicación del embarazo, por lo que la asegurada tuvo que ser sometida a una intervención quirúrgica para contener al feto dentro del útero, pues las posibilidades de perder al bebé eran muchas.

Desafortunadamente la cirugía no funcionó, por lo que la asegurada tuvo que estar en reposo absoluto el resto del embarazo. Además, Seguros Monterrey New York Life rechazó la cobertura del procedimiento, puesto que aún no se cumplían los diez meses establecidos en las condiciones generales de la póliza.

Como los médicos recomendaron que el parto ocurriera en el extranjero, para que la bebé fuera atendida allá y tuviera mayores posibilidades de una recuperación pronta y satisfactoria, Pedro le aconsejó a la asegurada tramitar un apoyo de maternidad, que consistía en 5500 dólares, beneficio que se puede otorgar cuando la póliza ya cumplió más de 10 meses en vigor y el tiempo de gestación es superior a cinco meses. Una vez que se cumplieron ambas condiciones, la aseguradora transfirió al matrimonio los recursos económicos para apoyarlos con los gastos del parto.

El asesor también les proporcionó los teléfonos de los servicios de atención en el extranjero, así como la red de proveedores en convenio, para que, llegado el momento, supieran a dónde acudir o llamar.

En septiembre de 2019, a una edad gestacional muy prematura, nació la bebé en un hospital de El Paso, Texas, donde permaneció por tres meses con cuidados neonatales, hasta que en diciembre de ese mismo año mostró un perfecto estado de salud y fue dada de alta.

El asesor estuvo muy cercano al matrimonio y pendiente de sus necesidades. En algunas ocasiones, Pedro incluso se reunió con sus familiares en Ciudad Juárez y en la capital de Chihuahua, para garantizar la inclusión oportuna de la recién nacida en la póliza, cerciorarse de que el seguro se mantuviera vigente y pagado e informarse de cualquier novedad relacionada con la evolución del estado de salud de la bebé.

Los padres estaban un poco preocupados, pues el costo de la atención médica que recibió la menor, bajo la cobertura de complicaciones del recién nacido, ascendió a más de 1 millón 200 mil dólares, puesto que se trató de un parto pretérmino. Sin embargo, el trámite indemnizatorio fue relativamente sencillo gracias a su asesor, quien los ayudó a entregar los documentos necesarios para que los especialistas tuvieran el expediente completo y autorizaran el pago.

Como la atención se proporcionó en un hospital de la red de proveedores internacionales de la aseguradora, se aplicaron descuentos y convenios. Debido a esto, la cuenta se redujo y el costo final fue de 523 mil dólares (11.5 millones de pesos). La participación de los asegurados fue de 3150 dólares de deducible y 10 mil dólares de coaseguro.

Desde octubre de 2018 hasta marzo de 2021, la cantidad pagada por las primas de la madre y la menor asegurada es de 8374 dólares.

La promotora indica que en este siniestro el conocimiento y el acompañamiento del asesor fueron la clave para el óptimo uso de la póliza, la agilidad del proceso indemnizatorio y la generación de muchísima confianza. También comenta que la familia experimentó el respaldo que Seguros Monterrey New York Life da a sus clientes y asesores.

La intención de la promotoría Luanda Consultores es seguir capacitando a los asesores, para que se atrevan a proponer soluciones basadas en las necesidades reales de los clientes, lo que implica ayudarles a visualizar los riesgos futuros de acuerdo con su estilo de vida actual, sus antecedentes y los demás factores que involucra una adecuada identificación de necesidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s