Autos

Lo que debes saber. Ramo de Automóviles en 2021

Adriana Oropeza Flores / Directora Editorial, Revista Siniestro

En 2020 se agotó el tiempo para cumplir las metas del Decenio de Acción para la Seguridad Vial, el cual fue propuesto por la Asamblea General de las Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud (OMS). En un nuevo intento por cumplir los objetivos planteados, se determinó extender el programa por diez años más y replantear el reto de la seguridad vial. Ahora se habla no solo de reducir el número de muertes por accidentes viales, sino también de incluir conceptos de movilidad durante el periodo de 2021 a 2030.

Durante el Decenio que acaba de terminar, México avanzó en materia de movilidad y seguridad, sobre todo en lo que respecta a sensibilizar a la población. Hoy ya se admite que el orden del tránsito vehicular es relevante y que los accidentes viales son un problema de seguridad pública tan importante como las enfermedades de morbilidad.

Carlos Jiménez, titular del área de Autos y Daños de la AMIS, nos ayudó a entender mejor las implicaciones de este tema y su trasfondo. Él comentó que hace unos meses se aprobó, con el 100% de votos a favor, una iniciativa para reformar el art. 73 de la Constitución, que permitirá a las cámaras legislativas crear la Ley General de Movilidad y Seguridad Vial, cuya aplicación deberá homologarse en todos los municipios y estados. Ya hay borradores de iniciativas de esta ley. Una proviene de la sociedad civil. El movimiento más fuerte ha sido el social, lo que demuestra el nivel de concientización de la población. El siguiente paso es dar seguimiento a las iniciativas.

También indicó que la AMIS y la Semovi están trabajando en conjunto para definir las características que se deben cumplir para mejorar la protección a víctimas de accidentes viales, y posteriormente modificar la Ley General de Movilidad de la Ciudad de México. Por ello, durante la pandemia, se ha trabajado en el Reglamento de Tránsito, para que las pólizas de protección a víctimas, usadas por el transporte público, sean expedidas exclusivamente por las instituciones de seguros autorizadas por la CNSF.

Debemos recordar que muchas rutas de transporte público tenían una especie de “caja de ahorro” en lugar de un seguro y enfrentaban los siniestros con los fondos reunidos, que casi siempre eran insuficientes para resarcir a las víctimas de accidentes viales por las pérdidas ocasionadas. Con la reforma, los conductores y vehículos de las rutas de la CDMX tendrán una póliza expedida por una aseguradora, lo que significa que las sumas serán suficientes para cubrir los daños que estos pudieran causar.

Carlos también señaló que el seguro obligatorio en nuestro país es el segundo punto a abordar después de la modificación de la ley antes mencionada, por lo que el gobierno de la CDMX está muy interesado en fiscalizarlo y convertir a la capital mexicana en pionera de este ámbito y ejemplo a seguir por los demás estados.

La AMIS, además de asesorar a la Semovi, provee la tecnología para validar si un vehículo tiene o no una póliza vigente, auténtica y bien emitida. A través del proyecto Registro de Vehículos en Circulación Asegurados (Reveca), desarrollado por la AMIS, es posible revisar si una póliza tiene, por ejemplo, una suma asegurada autorizada. Al permitir verificar este y muchos otros elementos de seguridad, el sistema ayuda a disminuir la cantidad de pólizas apócrifas. En la actualidad, se está analizando la posibilidad de que la póliza se presente como un código QR, para que, al escanearlo en Reveca, se conozcan las coberturas, las sumas y el resto de la información asociada al seguro.

Nuestro sector promueve la fiscalización del seguro de autos, pues se cree que esta es la única manera de proteger a las víctimas; aporta tecnología para que tanto la CDMX como los demás estados lo lleven a cabo, y trabaja en la digitalización de la vida de la póliza de seguros. Además, de acuerdo con Carlos, el gobierno de la CDMX se acercó a la AMIS para desarrollar juntos la plataforma digital de registro de multas, seguimiento, pagos y licencias.

Él comenta que el ramo de Autos fue uno de los más afectados por la pandemia, pero el sector supo responder al reto, por lo que está produciendo herramientas para actualizarse, agilizar los procesos y no depender por completo del contacto humano.

Finalmente, Carlos afirma que la pandemia vino a demostrar que la tecnología no se debe desaprovechar, pues hoy más que nunca debemos tenerla de nuestro lado, así que los procesos deben digitalizarse ya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s