Sector Asegurador

Panorama del mundo a nivel económico, político y social visto desde un reasegurador: Horst Agata

Nosotros nos enfrentamos a muchos desafíos que actualmente nos afectan. Yo diría que en estos momentos, a raíz del Covid-19, los más grandes, quizás pueden ser las tasas de interés bajas, la interrupción de negocios y la subida de los riesgos catastróficos por el cambio climático y la cibercriminalidad, porque estos son los riesgos más grandes que tienen los aseguradores; pero dentro del esquema de los riesgos, por ahí del número 10, está el riesgo de los movimientos sociales o el vil vandalismo.

La región está viviendo la peor contracción después de 120 años. Económicamente, la región está retrocediendo casi una década. Esto tiene su impacto en todos los sectores y también en el sector de seguros. La pandemia ha hecho más grande algunos problemas estructurales que existían antes y uno de esos problemas es la enorme desigualdad que existe en nuestro continente, el limitado espacio fiscal, la baja productividad, la alta informalidad que tenemos y también la falta de protección, salud y social.

Aquí lo interesante es que nos toca esta crisis cuando Latinoamérica ya había caído después del boom de los commodities de recursos naturales entre los años 2005 hasta 2013, con un producto interno bruto (PIB) de 4.0% promedio a un promedio de 0.5% entre los años 2014 hasta el año 2019; para el 2020, el año del Covid-19, se espera una caída del 7.7%, esto es una caída histórica, y si vemos los países, México es uno de los más afectados en América Latina con una caída del 9%; Perú va a tener una caída dramática, de casi el 13%.

Hablando más del tema social, que creo que es la base de la preocupación de los aseguradores, tenemos, incluyendo el 2020, siete años ya de bajo crecimiento y con un aumento en la pobreza y crecientes tensiones sociales. La caída del PIB del 7.7% provocó el cierre de 2.7 millones de empresas en América Latina, lo que provocó, a su vez, que aumentara la desocupación con agudas brechas laborales de género, lamentablemente gran parte de las personas desocupadas son mujeres. La pandemia profundizó estas desigualdades, así como los altos niveles de informalidad, la desprotección social y la baja productividad que hay en la región; y obviamente los números críticos llegaron a la luz sobre todo en salud, en educación y en cuidados.

Hay un retroceso de 12 años en pobreza y 20 años en pobreza extrema, algo que en lo personal a mí me duele mucho, porque uno de los temas de los que se hablaba en los últimos años era la inclusión, un tema donde trabajamos arduamente como sector porque queríamos llevar nuestros productos a algunas capas de la sociedad de los que normalmente nunca tienen contacto con el seguro, y obviamente estas cifras lo van a hacer mucho más difícil, porque esta gente tiene hoy en día otros problemas que comprar un seguro.

La región de Latinoamérica es la región en desarrollo más afectada por el Covid-19, porque aunque solo tenemos un 8.4% de la población mundial, estamos registrando el 30% de la totalidad de los muertos a nivel mundial. Y tenemos un gran problema, que también es el gran tema cuando hablamos del vandalismo: gran parte de nuestra gente vive en zonas urbanizadas, en desarrollo, el 81%; y el 35% de los habitantes en América Latina vive en una metrópoli de un millón de habitantes o más, donde obviamente existe mucho potencial para hacer grandes movimientos sociales. Esto es muy interesante, ya que reunir a gente en poco tiempo será mucho más fácil en nuestra región.

Lo positivo es que hubo 263 medidas de protección social, que al final sacaron 86 mil millones de dólares en los meses difíciles de marzo y diciembre del año pasado. Esto es muy bueno, pero al final cubres al 50% de la población, sin embargo, mucha gente no recibe nada, y algo que podemos destacar es que el porcentaje de la pobreza en América Latina ha subido año con año, y no solamente por el Covid-19; ocho de cada 10 latinoamericanos son vulnerables, por lo que se requiere avanzar en sistemas de protección social universales.

Dejando ya el tema social y dónde está el dilema, sobre todo en América Latina, y por qué pensamos que es un foco para estos movimientos sociales, si se tienen políticos que podrían fomentar esto. Y no estoy hablando de México, sino de toda la región, entonces ahora vamos al tema de seguros, donde me remitiré al Mapa de Riesgo, que cada año saca Aon Risk Portal, donde ellos publican los riesgos por cada país, y donde México tiene una calificación de riesgo medio por peligros como terrorismo y vandalismo, y ha habido frecuentes protestas en todo el país en los últimos años, y algunos han involucrado violencias, saqueos y daños maliciosos en propiedad pública y privada.

RiskAdvisory registró cuatro ataques terroristas y anarquistas y tres ecos extremistas en 2019, la mayoría de los cuales tuvieron como objetivo propiedad comercial, los Walmart, los Superama, estos ocurrieron en las principales ciudades, incluida la capital y tuvieron que ver con los hechos que se desataron a raíz del famoso “gasolinazo”. Pero aun así, en el mapa en total, que incluso es público y se puede consultar en https://www.riskmaps.aon.co.uk/ a México no lo tienen en el ranking. Obviamente el país más peligroso en América Latina es Venezuela… Bolivia, Cuba, pero gran parte del continente es riesgo medio.

Hay cuatro cualidades esenciales que debes de tener en cuenta cuando trabajas en el sector tanto asegurador, como reasegurador. Primero tienes que entender las exposiciones que corres. Cuando tú ofreces una póliza de incendio y tienes una cobertura de vandalismo dentro de la póliza de incendio, pues tienes que ser consciente que hoy en día podrías tener un siniestro, por algo vendes la cobertura. Si vendes esa cobertura tienes que tener bien claro y hacer un cálculo conservador de la carga de siniestros que tú podrías tener. Y no solamente tienes que cobrar por los siniestros, sino también por los gastos que tienes, porque tienes que pagar a los empleados, los edificios, y si no logras esto, pues tendrías que rechazar el riesgo.

Y, bueno, hoy en día, si tú quieres tener un resultado positivo debes de tener en claro que ya no vas a ganar por los intereses financieros, porque las tasas de interés en Europa y Japón donde se encuentran muchos (re)aseguradores son negativas, los gastos están subiendo, tanto los salarios para los empleados, los alquileres, entonces únicamente puedes sacar la diferencia en una buena suscripción

Hablando del riesgo de vandalismo, ¿cómo se puede aceptar un riesgo así? primero debe haber un gran número de unidades homogéneas, debes tener una pérdida accidental y no intencionada, siendo esto difícil porque muchas veces estas marchas son claramente intencionadas, y definir una pérdida determinable y medible también es muy difícil, porque nadie sabe qué va a pasar hoy en el Zócalo cuando tienes ahí a tres millones de personas y no sabes qué daños pueden hacer, no tenemos esa experiencia, y ahí va la probabilidad de una pérdida calculable, pues es casi imposible, y la prima, muchas veces esto es una antiselección, porque solamente quieren pagar la prima los que realmente están en riesgo, porque, obviamente, si tienes una sucursal de un banco en un pueblito, ellos no tienen el mismo riesgo, pero la sucursal del banco que está en el Zócalo sí tiene un riesgo, y así ocurre también con las tiendas.

Esto es un tema muy claro, y es también la razón por la que hoy en día estamos viendo, dentro de AMIS, un poco qué hacemos con la cobertura. Y se está trabajando sobre el famoso endoso del vandalismo, en donde se cubren huelgas, alborotos populares, vandalismo, saqueo, y daños por actos de personas mal intencionadas. Y creo que hay diferentes niveles de riesgo, por ejemplo, oficinas que son más expuestas que otras, como las oficinas de las embajadas, las oficinas de las fuerzas armadas o de los gobiernos, los monumentos, el metrobús, los bancos, son riesgos que son altamente expuestos. Los los hoteles son menos expuestos, quizá las televisoras, entonces estas calificaciones se están trabajando; y también hay zonas más expuestas que otras, por ejemplo, la zona de la capital es una de las más afectadas en este momento, la zona del Zócalo, de Reforma; después viene la zona de los zócalos de Monterrey y Guadalajara, cuyo riesgo es menor, y esto lo tienes que tomar en cuenta cuando tú haces una tarifa; y aparte, según la zona, dejas participar al asegurado en la pérdida, lo que se llama el deducible, y eso también es un tema en donde estamos trabajando, según el giro y el nivel de riesgo, va a haber un deducible que tendrá que pagar el asegurado, pero definitivamente ya no se va a cubrir en forma ilimitada, porque nuestra idea no es eso, no podemos dar coberturas ilimitadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s