Sector Asegurador

¿Cómo innovar y conceptualizar tu marca personal sin morir en el intento?

Jorge Aarón Bonifacio Flores / Corrector, redactor y traductor / celerisfugatemporum@gmail.com

El pasado 23 de marzo, quienes formamos parte de Revista Siniestro compartimos con seguidores, colaboradores y amigos nuestra felicidad y satisfacción por el VI Aniversario de esta publicación mensual que preparamos para ti. Como mantener la distancia física no significa aislarnos socialmente y la nueva normalidad nos exige ser diferentes, festejamos con una videoconferencia de Jorge Cuevas, “El kamasutra de la innovación para agentes de seguros y fianzas”. En ella, el experto en disrupción y creatividad abordó de forma lúdica y reflexiva ideas clave para reinventar la profesión del intermediario.

Cambio e innovación

El cambio se presenta como una ola que monta un surfista mientras alguien se aleja de ella corriendo. Jorge explicó que la transformación y la innovación siempre han existido, pero estos procesos son mucho más acelerados en la actualidad y nuestro cerebro no suele estar preparado para asimilarlos tan rápido. Él comentó que el historiador israelí Yuval Noah Harari dice que en la última década se presentaron más cambios disruptivos que en los 5000 años anteriores. Antes aprender un oficio era suficiente, pero ahora se requiere reaprenderlo de manera constante y enriquecerlo para permanecer.

Construcción y destrucción

No solo debemos estar dispuestos a crear, sino también a demoler nuestras creaciones, ya que es necesario salir de la zona de confort para mejorar e innovar. Como ejemplo de esta premisa, Jorge comentó que, después de tres años de trabajo para escribir el libro El kamasutra de la innovación, tiró el resultado a la basura para comenzar de nuevo, pues “la casa ya no iba con el plan”. Él indicó que “a veces lo que más nos cuesta es soltar el éxito para crear un nuevo camino”.

Flexibilidad mental

Jorge afirma que, “si el mundo está moviéndose tan rápido, quien está rígido lo sufre, pero quien se suelta lo puede disfrutar”. Por eso nos invita a tener una mente flexible que sea capaz de adaptarse, evolucionar y crear olas.

Concepto de marca personal

Generar una ola significa crear tu propio concepto, no solo incorporar tecnología o adelantarte a lo que viene. Para ello, debes cuestionarte qué tipo de agente eres y qué valor agregado ofreces. Jorge resalta que no se trata de hacer lo mismo que los demás, sino de encontrar tu singularidad, lo que aportas a un mercado cambiante que necesita cosas diferentes a las de hace una década.

Durante nuestro evento, Jorge retó a los asistentes a definir en un renglón su concepto como agentes. Además, con el propósito de ayudarlos a identificar su singularidad, preparó un juego. La dinámica consistió en responder, antes de que acabara el tiempo límite, cada una de las preguntas de opción múltiple que él hacía. Las respuestas correctas sumaban puntos, según la rapidez con la que se había contestado. Para motivarnos, Jorge ofreció uno de sus libros a quien obtuviera el mayor puntaje. En la tabla 1 puedes ver las preguntas que se plantearon, las respuestas disponibles y la cantidad de participantes que eligió cada una de ellas.

Jorge explicó que desarrollar habilidades tecnológicas no es suficiente para un agente, ya que la clave radica en desarrollar tanto la empatía para acompañar y asesorar a su cliente como la creatividad para conceptualizar, es decir, producir ideas. Para subir a la ola se debe aprender a usar la tecnología, pero para dar el siguiente paso y hacer una diferencia es necesario generar nuestro concepto de marca personal.

El proceso de conceptualización no consiste en “vomitar información”, ya que exige que nos detengamos a pensar y construir ideas que comuniquen de manera correcta y fácil lo que queremos expresar. Por eso, para encontrar el concepto de nuestra profesión, debemos englobar de manera sencilla la complejidad de la propuesta de valor que ofrecemos. No se trata de decir poco o nada con muchas palabras, sino de lo contrario.

La propuesta de valor, expresada a través del concepto de marca personal, debe combinar nuestro talento y las necesidades de los clientes objetivo, lo que solo se logra si tenemos claro qué hacemos, cuál es nuestra singularidad, cómo podemos ayudar a otros y cuáles son las prioridades. De aquí la importancia de saber distinguir entre la figura y el fondo, entre lo superficial y lo que está sosteniendo todo. Al final de la primera parte de la videoconferencia, Jorge planteó tres preguntas para que cada agente avanzara en la generación de su concepto de marca personal (ver tabla 2). En este caso no hay respuestas correctas o incorrectas, pero sí hay opciones.

En nuestra siguiente edición, te hablaremos sobre los cuatro arquetipos para reinventarte, los cuales fueron el tema de la segunda parte de la videoconferencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s