Vida & Retiro

¿Qué sucede con mi afore y mi patrón si llego a fallecer?

Iván Manuel Navarro Morales / Twitter @nmim4218

Estimado lector, seguramente en muchas ocasiones te has preguntado qué sucedería con tus recursos de afore en caso de fallecimiento y qué tiene que hacer tu familia y tus seres queridos para que les puedan pagar dichos recursos, o bien, qué prestaciones tu patrón debe pagar a tus beneficiarios legales en caso de muerte.

En primer término, es importante definir la causa de la muerte del asegurado y/o del trabajador; es vital valorar cómo sucedió, si fue en el trabajo y si este fue catalogado como accidente de trabajo o si acaso fue por causa de enfermedad general, y de ahí emanan la diferencia entre prestaciones y montos que debe pagar la afore y el patrón. Cabe mencionar que este tema ha sido muy recurrente en el último año derivado del sinfín de muertes generadas por la pandemia SARS-CoV-2 (Covid-19). Así mismo, te aclaro que las muertes derivadas por pandemia hasta hoy en día no son consideradas como accidente de trabajo, aun a pesar de que tengamos la certeza que una persona se contagió en su centro de trabajo. La razón a ello es simple: no existe prueba alguna en el mundo y/o pericial médica que pueda indicar con tal precisión que una persona se contagió en su trabajo o su casa, ya que es materialmente imposible poder dilucidar el momento exacto en que una persona contrajo la enfermedad; aunado a ello, en nuestra constitución política existe en principio que las sentencias y/o laudos deben ser emitidos a verdad sabida, lo que desde luego contrastaría con estos lineamientos el condenar por un hecho que no es plenamente probado.

Una vez aclarado lo anterior, debemos seguir los lineamientos que nos indica la Ley Federal del Trabajo y la misma Ley del Seguro Social para determinar quiénes son los herederos de los derechos laborales del trabajador, ordenamientos legales que detallan quiénes son los beneficiarios legales en caso de muerte, los cuales serían en este orden:

1.- Esposa o Concubina.

2.- Hijos menores de 16 años o hasta los 25 años siempre y cuando estén estudiando en el sistema educativo nacional.

3.- A falta de ellos, los padres que dependían económicamente del trabajador o bien a falta de todos ellos.

4.- La persona con la que el trabajador haya vivido con él y hubiera dependido económicamente del extinto.

Cabe hacer mención que de poco sirve que el trabajador señale a un beneficiario legal en su expediente ante afore, ya que los juzgados y las Juntas de Conciliación se apegan más al orden que establecen las referidas leyes de seguridad social.

Una vez definido quién es el beneficiario legal, exploremos la causa de la muerte. Si el accidente fue por motivo de trabajo, sea en la compañía (centro de trabajo), llámesele en trayecto (de casa al trabajo o de trabajo a casa, o bien en camino a la guardería, sea ida o vuelta) o incluso en comisión (laborando en lugar distinto por orden del empleador). En segunda instancia debemos checar si estaba inscrito en el IMSS, ya que si no estaba en el IMSS el patrón deberá pagar el importe de 5 mil días de salario, prima de antigüedad (aun a pesar de no haber cumplido más de 15 años), vacaciones, prima vacacional, horas extras y salarios no cobrados, fondos de ahorro y/o fondos mutualistas que se hayan pactado con el patrón. En caso de que el trabajador sí estuviera asegurado, exime al patrón de pagar la prestación de los 5 mil días de salario. Con respecto al tema de afore le pagarán al beneficiario el 100 por ciento de los saldos acumulados, siempre y cuando éste (el beneficiario legal) no tenga derecho a recibir pensión, pero si éste tiene pensión, y es por Ley 1973 le regresarán el rubro RETIRO 97, SAR 92 e INFONAVIT en su totalidad. En caso de ser Ley 1997 los fondos acumulados, salvo SAR, serán empleados para financiar la pensión. En este último caso es cuando no reciben los beneficiarios monto alguno.

Para aquellos trabajadores que fallecieron por causas de enfermedad general, llámense covid-19, cáncer, diabetes etc., tienen derecho sus beneficiarios a reclamar al patrón prima de antigüedad (aun a pesar de no haber cumplido más de 15 años), vacaciones, prima vacacional, horas extras y salario no cobrados, fondos de ahorro y/o fondos mutualistas que se hayan pactado con el patrón, así mismo tienen derecho al pago de una pensión por el IMSS en los mismos términos que el párrafo anterior, siempre y cuando tengan cuando menos 3 años cotizados y estén vigentes al momento del siniestro. Cabe aclarar que cuando un trabajador fallece como consecuencia de un accidente de trabajo, la Ley no le impone a los beneficiarios que el asegurado haya cumplido con determinada antigüedad, es decir, una persona con 18 años de edad que fallece por accidente de trabajo, sus familiares (esposa o hijos) pueden reclamar una pensión aunque no tenga ni una sola semana cotizada.  

Para poder acceder a estos recursos, solo los que son esposo(a) o los hijos menores de 16 años pueden obtener este recurso de forma directa a través de los trámites disponibles en afore e IMSS. Para los demás beneficiarios tienen que promover ineludiblemente un juicio ante las Juntas o Tribunales laborales denominado Juicio de designación de Beneficiarios para que les sean pagados estos recursos. En algunos casos los beneficiarios legales puedan cobrar estos recursos hasta 10 o 15 años después de la muerte del trabajador y algunos juicios pueden llevar hasta 4 años en algunas juntas de conciliación en donde la impartición de justicia pronta y expedida solo es letra bonita y muerta en nuestra legislación.    

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s