Sector Asegurador

Vacaciona tranquilo, deja tu hogar seguro

Lic. Raúl Rodolfo Paz Godoy

Se acerca el periodo vacacional de verano y, aunque los meses de pandemia ya no nos dejan distinguir los días laborables de aquellos que no lo son, muchas veces es necesario hacer una pausa en el ritmo diario y buscar un escape de la rutina, visitando algún lugar. Salir de casa para vacacionar es algo muy agradable, pero no debemos olvidar que al ausentarnos nuestro patrimonio queda a merced de la delincuencia y la suerte.

Si bien es cierto que existen muchas medidas de prevención, como alarmas vecinales, comités de vigilancia, sensores de movimiento y circuitos cerrados, nunca está de más contar con una póliza de seguro para el hogar, que cubra no solo un robo, sino también alguna falla que se presente en casa durante nuestra ausencia, como fugas de gas o rotura de tuberías de agua, que pudiesen causar daños a terceros y poner en riesgo nuestro patrimonio y tranquilidad.

La mayoría de las pólizas de hogar cubren nuestras actividades familiares durante viajes de placer dentro de la república mexicana, en caso de que alguna acción u omisión no intencional de nuestra parte provoque daños a terceros en sus bienes o personas. Esta cobertura ampara no solo al titular de la póliza, sino también a sus acompañantes: cónyuge, hijos menores de edad, personal doméstico y, en destinos pet friendly, mascotas.

Actualmente existe un sinfín de opciones de aseguramiento en el mercado (productos y compañías), para todo tipo de presupuestos. Por eso, siempre es recomendable acercarnos a un asesor de seguros para que nos ayude a diseñar una póliza que se adapte a las necesidades de nuestro hogar.

Además de adquirir un instrumento de protección, debemos atender las siguientes recomendaciones antes de salir de viaje:

  • Cerrar las llaves de paso de gas y agua.
  • Desconectar todos los aparatos eléctricos.
  • Guardar objetos valiosos y documentos importantes con algún familiar o en cajas de seguridad externas.
  • Revisar y, en su caso, reparar chapas y cerraduras de puertas y ventanas.
  • Compartir los planes de ausencia solo con personas de absoluta confianza.
  • Colocar el teléfono de casa en el modo de silencio o de desvío de llamadas.
  • Solicitar a algún vecino que recoja la correspondencia.

Por supuesto que ninguna de las acciones antes mencionadas nos garantiza un blindaje absoluto para la casa durante nuestra ausencia; sin embargo, nuestro objetivo siempre debe ser minimizar al máximo los posibles riesgos.

Ahora sí, solo me resta desearles un buen viaje y unas felices y seguras vacaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s