Ajustes, Daños e Indemnizaciones

Asegúrate y cúbrete de manera suficiente contra los daños

Como sabes, el pasado 16 de agosto se suscitó una explosión en un edificio de la avenida Coyoacán, en la alcaldía Benito Juárez de la Ciudad de México. El siniestro dejó un saldo de una persona muerta, 29 heridos y 63 familias sin hogar, además de afectaciones a los inmuebles cercanos. Una de las posibles causas de este lamentable suceso es una mala instalación de gas para una secadora de ropa. Teniendo en mente esto, entrevistamos a los ajustadores de Equity, Felipe Elizondo y Alfredo Levy. Ellos nos ofrecieron algunas observaciones y recomendaciones para que los asegurados enfrenten de manera exitosa este tipo de siniestros.

¿Por qué es necesario contar con una suma asegurada adecuada?

Agentes y compañías deben comercializar pólizas de responsabilidad civil que cubran de manera suficiente los riesgos. Aunque las habituales sumas aseguradas sirven para pagar la mayoría de los siniestros, resultan insuficientes cuando los casos son graves. En estas situaciones, el asegurado enfrenta serios problemas para pagar, sobre todo si ha ocasionado la muerte de una o más personas y debe someterse a las leyes más severas del país.

En la CDMX, por ejemplo, se paga 6.3 millones de pesos (mdp) por ocasionar la muerte a una persona y, si no cambia la legislación correspondiente, para enero de 2022 la cantidad seguramente ascenderá a más de 7 mdp. Estos montos se obtienen al cuadruplicar el salario mínimo vigente más alto en la CDMX (4×315 pesos), como lo indica el artículo 1915 del Código Civil de esta entidad, y multiplicar este monto por 5000, como lo señala el artículo 502 de la Ley Federal del Trabajo.

Además, el responsable de un siniestro, sin importar que esté o no asegurado, debe preocuparse no solo por las muertes, sino también por los heridos, los daños materiales y los perjuicios. Así que la cuenta puede elevarse bastante.

Incluso si no hay muertes y la suma asegurada es de 5 o 10 mdp, el dueño de un local en un centro comercial, que haya afectado al resto del edificio, probablemente no podrá enfrentar los costos de la reparación del daño.

¿Cómo se calcularía la indemnización por la explosión ocurrida en la Av. Coyoacán y cuál sería el monto aproximado de esta?

Las cantidades son muy variables, pues tendríamos que conocer la gravedad de las lesiones y el valor de los contenidos, entre otros datos. Sin embargo, de manera simple y no exhaustiva, supongamos que cada herido representa un costo de 100 mil pesos y que cada familia gasta, durante 30 días, 1000 pesos por noche en hotel. Al sumar los 6.3 mdp de la muerte, los 2.9 mdp de las lesiones de 29 personas y los casi 2 mdp del hospedaje de 63 familias, se obtiene un total de más de 11 mdp. A este monto tendríamos que añadir los daños materiales, así que la cuenta seguiría creciendo.

Por eso insistimos en que se observe el entorno del cliente y realice un análisis de supuestos a partir de la pregunta clave “¿qué pasaría si…?”, para calcular de manera adecuada la suma asegurada, y sugerimos que esta cantidad sea de al menos 50 mdp para condominios.

En el caso de los condóminos, se puede contratar una póliza individual y una para todo el edificio. ¿Qué aconsejan en relación con esto?

Nosotros recomendamos contratar una suma asegurada alta, tanto para el edificio o centro comercial como para los contenidos, y una cobertura de responsabilidad civil cruzada para proteger a todos los condóminos y los contratistas que entren a laborar en la propiedad.

¿Qué es la responsabilidad civil cruzada?

Es la cobertura que considera al asegurado de una póliza como un tercero frente a los daños ocasionados por otro asegurado de la misma póliza. Cuando dos o más personas están cubiertas por el mismo seguro y no contratan la responsabilidad civil cruzada, no hay terceros a los cuales indemnizar en caso de que uno afecte al resto, pues nadie se puede reclamar a sí mismo los daños que se haya ocasionado. En cambio, si la cobertura fue contratada, no importa qué asegurado haya sido el responsable, pues todos los demás son indemnizados.

¿Quieren agregar algo?

Los siniestros deben servir para concientizar a la gente sobre los riesgos que existen y la importancia de contratar instrumentos de protección con coberturas y sumas aseguradas suficientes. A nivel nacional, menos del 7% de los propietarios de inmuebles tiene una póliza por iniciativa propia y menos de un 23% cuenta con un seguro por imposición de un crédito hipotecario. Es momento de cambiar esto. Si las personas cuentan al menos con un seguro individual básico, enfrentan las pérdidas en otras condiciones y no dependen de quien al final resulte responsable, es decir, de la capacidad de este para indemnizarlos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s