Vida & Retiro

¿Cómo se calculan las pensiones por riesgo de trabajo?

Todos estamos expuestos a los accidentes laborales, pero ¿te has preguntado a qué tienen derecho los trabajadores afiliados al IMSS cuando sufren uno de ellos?

Para empezar, debemos tener claro que los accidentes laborales que cubre la Ley del Seguro Social no solo son aquellos que suceden dentro de la empresa, sino también los que ocurren en los trayectos de la casa al centro de trabajo o, si se cuenta con el servicio, a la guardería del IMSS y en los traslados de estos sitios al hogar. La única condición para activar la protección es cumplir una sencilla regla: “Que exista un trayecto lógico de distancia y tiempo”.

Para comprender cómo opera dicha condición, imaginemos que una persona labora en la zona de San Juan de Aragón, dentro de la alcaldía Gustavo A. Madero, y vive en la Unidad Habitacional El Rosario, dentro de la alcaldía Azcapotzalco, y que el tiempo promedio de traslado entre estos puntos, durante las mañanas de los lunes, es de 35 a 65 minutos. Si esta persona tuviera un accidente en la alcaldía Iztapalapa, a 20 minutos de su hora de entrada a la empresa, el siniestro no sería reconocido como un accidente de trabajo, ya que es evidente que el lugar donde ocurrió no tiene relación con el lugar donde labora y que, aunque el percance sea real, la persona no tenía la intención de ir al centro de trabajo.

Los accidentes laborales cubiertos también incluyen aquellos siniestros que lleguen a suceder cuando el afiliado al IMSS salga a trabajar fuera de la empresa, lo que generalmente ocurre con vendedores de cambaceo, comisionistas o transportistas, o a realizar una encomienda solicitada por el patrón fuera de la entidad federativa en la que viva o desempeñe sus funciones.

Otro tipo de accidentes laborales cubiertos son las afectaciones por desgaste físico o enfermedad laboral, que se dan con el transcurso del tiempo, cuando un trabajador experimenta limitaciones y daños en su salud después de algunos años de labores, viéndose obligado a cesar su servicio. Ejemplo de ello son los mineros, quienes desarrollan silicosis o fibrosis pulmonar por la gran cantidad de polvo que respiran durante las excavaciones, y los trabajadores de la industria metalúrgica, textil y cementera, quienes sufren lesiones por mantener posiciones físicas forzadas y poco ergonómicas durante largas jornadas de trabajo o por soportar altos decibeles o cargas pesadas.

Las incapacidades del IMSS por riesgo de trabajo y por enfermedad general contrastan en demasía, ya que las primeras se pagan al 100% del salario registrado al momento del percance y las otras se pagan al 60%. En cualquier caso, el IMSS paga la incapacidad por un tiempo máximo de 52 semanas, que en casos excepcionales se extiende hasta 26 semanas más, y tras este periodo dictamina a través del Departamento de Salud en el Trabajo si la persona obtendrá una pensión, temporal o definitiva, o el alta para reanudar sus labores.

Como las pensiones por riesgo de trabajo tienen un deducible del 30%, para calcularlas se toma en cuenta el 70% del salario base registrado. Por ejemplo, si al momento de sufrir el accidente laboral, una persona ganaba 500 pesos diarios, el salario a considerar será de 350 pesos, y si el accidente solo ocasionó la pérdida del 50% de la capacidad para laborar, la base para el cálculo será de 175 pesos, en cuyo caso obtendrá una pensión mensual de poco más de 5000 pesos, casi la tercera parte de lo que ganaba. ¡Leíste bien! Resulta increíble, pero esta es la cierta, cruda y triste realidad que, en muchos casos, ni el mismo IMSS explica. La gente se da cuenta de ello hasta que ya tiene el problema enfrente. La lógica nos indica que la persona del ejemplo debería recibir al menos la mitad de lo que ganaba, pues ese es su porcentaje de incapacidad, pero no es así, ya que el IMSS aplica deducibles como cualquier aseguradora privada. Este es el escenario de las pensiones temporales de dos años, pero la situación no cambia mucho cuando se trata de pensiones definitivas, tema que abordaremos en otra ocasión. Hasta pronto.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s