Seguros

SOS, mi exempleado se robó mi cartera de clientes

Fernando Ruíz Guirado

Director General, Ormuz Soluciones Legales

¿Cómo proteges la información de tus asegurados? ¿Estás tomando las medidas necesarias? ¿Prefieres prevenir o lamentar?

La historia que te contaremos es más común y frecuente de lo que pensamos. Así que asegúrate de aprender la moraleja si todavía no lo has hecho.

Lupita, la asistente de Pedro, un agente de seguros que es amigo nuestro, tenía más de cinco años trabajando con él y se encargaba, entre otras cosas, de hablar a los clientes para renovar o cobrar su seguro.

Cierto día, Lupita decide conseguir un mejor trabajo y encuentra uno con mejores prestaciones y mejor sueldo, así que renuncia y se va con otro agente de seguros. Todo parecía muy normal hasta que Pedro descubrió una terrible sorpresa: la ex asistente no sólo se fue sino que se llevó los datos de los asegurados.

A ella se le hizo fácil hablar con “sus antiguos clientes” y decirles: “Hola, soy Lupita, ya no trabajo con Pedro, pero ahora puedo conseguirte un mejor precio en tus seguros y la opción de pago a meses sin intereses”. La mujer tenía una intención clara, pero ¿comprendía los efectos de su decisión?

Debes saber que una situación de este tipo trae serias consecuencias legales y económicas. Es importante que tanto tú como tu personal sean conscientes de que el robo de información es un delito y de que existe una autoridad especial, el INAI, que regula la protección de los datos personales. Por ello te recomendamos contar con:

  1. Contratos de confidencialidad. Estos documentos te servirán como medida de prevención, ya que harán que tu personal lo piense dos veces antes de hacer un mal uso de la información a la que tiene acceso, y constituirán elementos de defensa en caso de que se presente un incumplimiento.
  2. Medidas de seguridad. Implementa mecanismos para proteger los datos de tus asegurados. Esto te ayudará a evitar pérdidas económicas, molestias con tus clientes y problemas legales. Existen medidas de seguridad físicas, técnicas y administrativas.

Muchos agentes de seguros y de fianzas consideran que, para cumplir con la protección de datos personales, es suficiente contar con el aviso de privacidad. Sin embargo, la ley va más allá de eso, debido a que todos los días nos enfrentamos a situaciones de robo o suplantación de identidad.

Así pues, invitamos a todos los agentes a que sean más conscientes sobre el uso de la información que obtienen de sus asegurados, ya que en muchas ocasiones se trata de datos sensibles, como certificados de salud, información patrimonial, estados de cuenta y números de tarjetas de crédito, que requieren de la mayor seguridad posible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s