Gastos Médicos Mayores, Seguros

Atienden 2 siniestros de miles de pesos por coronavirus: uno de 150 y otro de casi 800

Mientras que en la CDMX se empezaban a tomar medidas para enfrentar la pandemia, nosotros buscábamos entrevistar a agentes que ya hubieran dado asesoría a clientes con algún tipo de coronavirus. El 6 de abril, logramos contactar a Fernando de la Torre, promotor de BTG Consultores de Riesgo, y al doctor Santiago Cravioto, quienes dieron testimonio de dos siniestros causados por una cepa anterior del virus. Agradecemos a Ulises Flores y a Mónica Estrada, miembros de la Amasfac, por el apoyo otorgado para llevar a cabo esta entrevista.

El doctor Cravioto indica que “los coronavirus son una gran familia de virus que causan enfermedades respiratorias, desde un resfriado común hasta una neumonía mortal”. De acuerdo con él, aunque existe una gran variedad de coronavirus, la mayoría solo afecta a los animales y, de los identificados hasta el momento, únicamente siete tipos causan enfermedades en seres humanos.

V11A0017El doctor señala que “cuatro de las siete infecciones por coronavirus humano están relacionadas con una enfermedad leve del tracto respiratorio superior, que causa síntomas de resfriado común”. Así que el problema se concentra en los efectos de las otras tres cepas, ya que suelen ser mucho más graves.

De acuerdo con el artículo Coronavirus y síndromes respiratorios agudos (COVID-19, MERS y SARS), publicado por Brenda L. Tesini, los coronavirus que causan infecciones respiratorias graves se transmiten de animales a seres humanos, por lo que son considerados patógenos zoonóticos.

Esta autora nos informa que el SARS-CoV-2, un virus que se ha extendido ampliamente por todo el mundo, causa la Covid-19, una enfermedad respiratoria aguda que puede ser grave.

Además, Brenda explica que las primeras infecciones por la Covid-19 se relacionan con un mercado de animales vivos en Wuhan, China. Esto sugiere que el virus se transmitió, en primer lugar, de animales, que se venden como alimentos exóticos, a seres humanos. Entre personas, el mecanismo de propagación del nuevo coronavirus son las gotitas transportadas por el aire, que proceden de la tos o los estornudos de un infectado, y el contacto con superficies contaminadas. Por eso se recomienda no tocarse la boca, la nariz o los ojos con las manos, así como el lavado constante de estas. El 11 de marzo, la OMS declaró la pandemia por el coronavirus.

Fernando nos reveló que, en los casos que atendió, se determinaron los protocolos a seguir y los cuestionarios que debían contestar las personas antes de ir a un centro de salud para realizarse la prueba de la Covid-19. Él advierte que acudir a un lugar de detección, sin atender un protocolo, nos pone en riesgo, porque, aunque el resultado sea negativo, existe la posibilidad de que nos contagiemos allí, y pone en riesgo a los demás, ya que podríamos estar incubando la enfermedad y transmitir el virus a otros, aunque no presentemos síntomas, pues estos tardan en manifestarse.

La afectada fue una mujer que presentó dificultad respiratoria, por lo que sí se le recomendó ir al hospital y se le indicó a cuál de acuerdo con el nivel hospitalario de la póliza.

Ella llegó a Urgencias, donde se determinó hospitalizarla y practicarle los estudios pertinentes. Una vez que se obtuvo el resultado positivo para coronavirus, la paciente, que cada vez empeoraba más, llegó a cuidados intensivos y requirió un ventilador (respirador). Después, recibió atención de varias especialidades, por lo que endocrinólogos, médicos internistas y neumólogos, entre otros, intervinieron en el proceso. Gracias al tratamiento administrado, la paciente fue mejorando, así que pasó a terapia intermedia y posteriormente a piso. Después de estar hospitalizada durante tres semanas y media, fue dada de alta.

Fernando comenta que el siniestro tuvo un costo total de 800 mil pesos, de los cuales 80 mil correspondieron a los honorarios médicos; el precio de la póliza fue de 12 mil pesos anuales, y el cliente pagó 6 mil pesos de deducible y un coaseguro del 10%, es decir, un total de 85 mil 400 pesos.

El segundo caso, fue más sencillo, ya que se trató de una póliza individual, cuya beneficiaria, al presentar síntomas, contestó el cuestionario. Se tomó la decisión de pedirle que acudiera a realizarse la prueba, y el resultado fue positivo para coronavirus. Ella estuvo hospitalizada por dos semanas, tras las cuales fue dada de alta y continuó con su recuperación en casa.

Fernando menciona que la póliza tuvo un precio de 50 mil pesos anuales, y que el costo total del siniestro fue de 150 mil pesos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s