Seguros, Vida & Retiro

La mejor protección antes de tu partida, una póliza educacional.

Claudia Arizmendi es originaria de Hermosillo, Sonora; ocupa el cargo de directora ejecutiva en Aras Consultores, una empresa con cuatro décadas en el mercado de seguros; tiene una trayectoria de 25 años como promotora, y es socia de Aspro Gama México. Ella nos compartió un siniestro que involucró tres pólizas educacionales, cuya historia ha seguido de cerca.

El caso se derivó de un padre de familia que decidió comprar dos pólizas educacionales para sus hijas, por las cuales pagó tres mil dólares anuales, es decir, 60 mil pesos repartidos en 2500 pesos mensuales por cada una. Aunque la esposa nunca estuvo de acuerdo con la compra de los seguros, al nacer su otra niña, él contrató una tercera póliza, por 1200 dólares anuales, es decir, 24 mil pesos repartidos en 2 mil pesos mensuales.

Claudia recuerda que llamó a su cliente un viernes por la mañana y acordó reunirse con él el lunes para entregarle la tercera póliza y ver lo del pago de esta, pero eso no sucedió. El mismo día en que se comunicaron por teléfono, el cliente y su esposa decidieron ir a divertirse a un bar, junto con algunos amigos, y al salir del lugar se percataron de que se estaban robando el auto de una de sus amistades, por lo que él intervino para tratar de proteger el bien, pero los delincuentes lo mataron con disparos.

Dado que este incidente resonó en la ciudad, Claudia se enteró casi enseguida, por lo que beneficios-seguro-educativose puso en contacto con la esposa del fallecido y la apoyó con la entrega de la suma asegurada por muerte, equivalente a 150 mil dólares entre las tres pólizas, es decir, 3 millones de pesos. Con esta cantidad, la viuda montó un negocio, por lo que no necesitó que nadie la ayudara con la manutención de sus hijas. Posteriormente, se fueron entregando los montos asegurados por las pólizas educativas, que en total sumaron 60 mil dólares, es decir, 400 mil pesos para cada niña. Así fue como la familia logró continuar gracias a las pólizas con las que la viuda nunca estuvo de acuerdo, pues sin ellas su vida habría sido totalmente diferente.

Claudia se enorgullece de que, durante los años que lleva como agente, ha entregado varias sumas aseguradas con las que, en el 90% de los casos, ha cambiado la vida de las personas al permitirles seguir adelante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s