Gastos Médicos Mayores

Grata sorpresa al pagar la cuenta final del hospital esperaba a una asegurada.

Laura Edith Islas Yáñez / Directora general

Cuando entró la 4T, la familia de Andrea Arroyo se quedó sin protección. Como los seguros habían sido cancelados y ella conocía el valor de contar con ellos, buscó opciones y finalmente decidió contratar nuevas pólizas con Sura Seguros, asesorada por Carlos Peña, su agente.

El producto adquirido para su papá, quien cuenta con 73 años de edad, tuvo un costo anual de 75 mil y contaba con una suma asegurada de 50 millones, un deducible de 10 mil, un coaseguro del 10% y un tope de coaseguro de 30 mil. Todas estas cantidades en pesos.

Andrea recuerda que, como su papá presentó temperatura y dolor de cuerpo, la familia pensó que se trataba de covid-19, así que buscaron un hospital que lo recibiera. Acudieron al HMG de Coyoacán, donde pagaron 20 mil pesos por una revisión y un estudio de covid-19. Allí, una tomografía y una radiografía de pulmón revelaron que tenía un quiste en el hígado.

Una vez que regresaron a casa y observaron que el señor seguía mal, decidieron llamar a otro médico, un gastroenterólogo, a quien le explicaron lo que estaba sucediendo. Él los citó en el Hospital Metropolitano, donde, tras revisar al paciente y analizar la radiografía, confirmó el quiste en el hígado. Después de una prueba de covid-19, el papá fue ingresado al hospital, donde fue operado.

Antes de la cirugía que se realizó un viernes, el señor estuvo en terapia intensiva y nadie tenía autorización para visitarlo, porque hasta el sábado se obtuvo el resultado negativo para covid-19. Después del procedimiento quirúrgico, comenzó a recibir visitas en el horario de cuidados intensivos y luego pasó a terapia intermedia. Él estuvo hospitalizado durante 18 días, al cabo de los cuales consiguió el alta y regresó a casa, donde la familia lo sigue cuidando para que se recupere por completo.

Andrea comenta que la familia decidió revisar los gastos médicos a diario, porque tenía en mente una experiencia que tuvieron con su mamá, es decir, una cuenta fue muy alta incluso con seguro. Gracias a ello, notaron que un día les estaban cobrando cuatro cajas de guantes, cada una a 800 pesos, por lo que reclamaron y compraron por su cuenta el equipo. Ellos consiguieron esas mismas prendas en 250 pesos por caja.

“Revisamos la cuenta como si nosotros la fuéramos a pagar en su totalidad, aun cuando la póliza amparaba a mi papá con 50 millones de pesos. Para nosotros fue una grata sorpresa que, después de que mi papá estuvo internado 18 días, el costo total fue de 960 mil pesos y nosotros solo tuvimos que pagar 7500 de deducible y 7500 de insumos que no estaban cubiertos por la póliza. El médico, dado que se trató de una urgencia, se ajustó al tabulador. Además, nuestro agente siempre se mostró atento y nos asesoró para que tuviéramos claros los costos”, explicó finalmente Andrea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s