Autos

Inundaciones y consejos para tus asegurados

Ing. Martín Torres Flores

Estimados colegas, últimamente se han presentado recurrentes inundaciones en distintas partes del país, derivadas de los temporales y los huracanes, que causan numerosos daños a los vehículos de nuestros asegurados. Dado que los clientes, por desconocimiento, tienden a agravar el perjuicio o reportarlo equivocadamente, causando que la compañía aseguradora tenga derecho a reducir o cancelar completamente la indemnización, hoy señalaremos los puntos que ellos deben observar para que, con base en la cláusula de “Obligaciones del asegurado”, no incurran en un agravamiento del daño y reporten correctamente el siniestro, de manera que no quede duda de lo ocurrido ni espacio para una interpretación que implique la pérdida del derecho a ser indemnizados.

Estos son los seis puntos que el asegurado debe tener en cuenta:

  1. Si el nivel del agua empieza a aumentar, no debe transitar por las vías afectadas.
  2. Tampoco intente sortear el camino subiéndose a un camellón o una banqueta.
  3. Si el nivel del agua no le permite salir del lugar, debe apagar inmediatamente la unidad y no debe intentar, por ningún motivo, prenderla de nuevo.
  4. No demore en reportar el caso a la aseguradora, para que ella envíe una grúa por la unidad y la lleve directamente a un taller especializado.
  5. Además de respetar las indicaciones anteriores, ni el reporte oral, dado a la compañía, ni la declaración escrita, entregada al ajustador, deben indicar que se incurrió en incumplimiento de alguna de ellas.
  6. Los daños por inundación a causa de la marea no están cubiertos, por lo que debe evitar dejar la unidad cerca del mar.

Por favor, colegas, avisen a sus clientes que los daños por inundación están amparados, por casi todas las compañías, en la cobertura limitada —se aplica deducible de robo—, para que ellos tomen las mismas precauciones descritas en los supuestos. Conviene verificar en cada caso las condiciones generales de la compañía.

Por supuesto que es necesario considerar otras circunstancias, como si se rebasa o no el deducible de daños materiales. Además, las averías visibles no son lo único que se debe valorar, ya que, dependiendo del tiempo que la unidad se encontró dentro del agua y el nivel al que fue cubierta, los daños eléctricos o electrónicos pueden ser muy considerables y difíciles de detectar a simple vista, pues suelen presentarse fallas en sensores, arnés o hasta computadora varios días después de que el asegurado recibió la unidad. Dado que este tipo de daños normalmente no es susceptible de reparación garantizada, en caso de que la unidad reciba el servicio de la aseguradora, se debe solicitar una carta de garantía.

Recuerden que, como siempre, estoy a sus órdenes para cualquier comentario al respecto o duda sobre un caso específico que quieran compartir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s